Internacional
Viernes 07 septiembre de 2018 | Publicado a las 09:05 · Actualizado a las 10:19
Bolsonaro en el hospital tras ser apu√Īalado: "Nunca le hice mal a nadie"
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro permanece este viernes en un hospital de Minas Gerais, al d√≠a siguiente de haber recibido una pu√Īalada que pudo costarle la vida pero que podr√≠a acercarlo a la presidencia de Brasil.

“Un mensaje para esos bandidos (…): acaban de elegir al nuevo presidente y ser√° en la primera vuelta”, declar√≥ uno de sus hijos, Fl√°vio Bolsonaro, tras visitar poco despu√©s de medianoche a su padre en la Santa Casa de Misericordia de Juiz de Fora.

Bolsonaro, líder en las encuestas para la primera vuelta del 7 de octubre, fue ingresado el jueves con un cuadro vital comprometido: hemorragia interna, tres perforaciones en el intestino delgado, una lesión grave en el intestino grueso y otra en una vena del abdomen.

Tras ser intervenido, su estado era “estable por el momento”, indic√≥ el √ļltimo parte m√©dico.

Bolsonaro fue trasladado este viernes desde Juiz de Fora a Sao Paulo, informó una portavoz del hospital de esa localidad de Minas Gerais (sudeste).

“El paciente Jair Messias Bolsonaro sali√≥ hace poco de la Santa Casa de Juiz de Fora. Va al hospital Albert Einstein”, de Sao Paulo, para proseguir su tratamiento, precis√≥ la portavoz hacia las 08:30 de la ma√Īana.

“El traslado se llev√≥ a cabo sin ning√ļn riesgo para la vida del diputado”, dijo por su lado a la prensa la doctora Eunice Dantas.

El excapit√°n del Ej√©rcito y diputado, de 63 a√Īos, fue atacado cuando sus seguidores lo llevaban en andas durante una caminata de campa√Īa.

El presunto autor, detenido r√°pidamente, fue identificado como Ad√©lio Bispo de Oliveira, un exmilitante del partido de izquierda PSOL, que explic√≥ a la polic√≠a haber actuado en cumplimiento de “una misi√≥n divina, una misi√≥n de Dios”.

En un impresionante video filmado y difundido por un senador aliado inmediatamente después de la operación, Bolsonaro cuenta la manera en que vivió el atentado, agradece a Dios y a sus médicos y lamenta no poder asistir al desfile militar que este viernes se llevará a cabo en Río de Janeiro por el Día de la Independencia.

“Pero estaremos con el coraz√≥n y la mente, teniendo siempre a Brasil encima de todos y a Dios encima de todos”, afirma, usando la consigna de su campa√Īa electoral.

“Dios me preparaba para un momento as√≠ porque uno corres riesgos, de vez en cuando la gente duda ¬ŅSer√° que el ser humano es tan malo? Nunca le hice mal a nadie”, dice en el registro Bolsonaro, que alguna vez se burl√≥ de las mujeres que fueron violadas durante la dictadura militar de Brasil (1964-1985).

El video se hizo viral velozmente y galvaniz√≥ a sus partidarios en las redes sociales. El hashtag #For√ßaBolsonaro segu√≠a la ma√Īana del viernes al frente de los trending topics de Twitter.

Un pu√Īado de simpatizantes de Bolsonaro permaneci√≥ frente al hospital hasta altas horas de la noche. Uno de ellos, Caio Bellote, de 28 a√Īos, duda de que se trate del ataque de un hombre aislado: “Creemos que fue una acci√≥n partidaria, premeditada, de militantes pol√≠ticos”, afirm√≥.

Dios, armas y mercados

Bolsonaro se lanz√≥ a la campa√Īa de las elecciones m√°s polarizadas e inciertas de la historia reciente de Brasil como candidato del peque√Īo Partido Social Liberal (PSL).

Su ret√≥rica de mano dura contra la criminalidad y de liberalizaci√≥n del porte de armas reforz√≥ su n√ļcleo de incondicionales en un pa√≠s con m√°s de 60.000 asesinatos por a√Īo.

Y sus cr√≠ticas contra la corrupci√≥n le convirtieron en campe√≥n de la exasperaci√≥n de millones de brasile√Īos pasmados por la amplitud de la corrupci√≥n revelada por la Operaci√≥n Lava Jato, que afect√≥ a todos los partidos que dominaron la vida pol√≠tica desde el fin del r√©gimen militar (1964-85).

Bolsonaro, tradicionalmente identificado con posiciones nacionalistas, se recicl√≥ adem√°s en los √ļltimos meses en el ultraliberalismo, bajo la asesor√≠a del economista Paulo Guedes, un “Chicago Boy”.

Su figura y la del expresidente de izquierda Luiz In√°cio Lula da Silva polarizaban la campa√Īa. Pero Lula, actualmente encarcelado por corrupci√≥n, fue excluido el 31 de agosto de la contienda por la justicia electoral.

Hasta ese momento, Bolsonaro estaba segundo en los sondeos, pero con la mitad de la intención de votos del exlíder sindical.

Ahora qued√≥ primero, con 22%, 10 puntos m√°s que sus m√°s inmediatos seguidores, el centro-izquierdista Ciro Gomes y la ecologista Marina Silva, que lo derrotar√≠an sin embargo en una segunda vuelta, seg√ļn una encuesta Ibope divulgada el mi√©rcoles.

Pero este atentado puede redistribuir las cartas.

Bolsonaro tendrá por ejemplo una presencia mediática que compensará ampliamente, al menos por unos días, los pocos segundos de propaganda televisiva gratuita que le confiere el actual sistema de atribución.

Sus adversarios ya retiraron los anuncios que lo atacaban directamente por sus tradicionales declaraciones racistas, misóginas u homófobas.

En el video grabado en el hospital, Bolsonaro dijo que sab√≠a que podr√≠a ser v√≠ctima de un ataque, pero se muestra sorprendido: “Nunca le hice mal a nadie”, declara.

“Este incidente aumenta las posibilidades electorales de Bolsonaro. Estaba perdiendo votos, de repente se convierte en una v√≠ctima casi tan grande como Lula”, dijo a la agencia financiera Bloomberg el analista Richard Back, de XP Investments.

Pero la irrupción de la violencia también podría perjudicar a un líder identificado con la polarización del país.

“Hay que considerar la posibilidad de que el episodio radicalice a√ļn m√°s la disputa, lo que asustar√≠a a los electores indecisos y los llevar√≠a a buscar candidatos moderados”, dijo a la AFP el analista Thiago Vidal, de la consultora Prospectiva.

Tendencias Ahora