Internacional
Rousseff enfrentará juicio de destitución tras voto a favor del Senado de Brasil
Publicado por: Francisca Rivas La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Senado de Brasil aprob√≥ someter a la presidenta Dilma Rousseff a un juicio de destituci√≥n, una medida que dej√≥ su mandato a una votaci√≥n de terminar abruptamente y bajarle el tel√≥n a m√°s de 13 a√Īos de la izquierda en el poder.

En la madrugada del miércoles y tras más de 15 horas de debate, los senadores dieron un fuerte respaldo al impeachment de Rousseff, que fue suspendida el 12 de mayo acusada de haber violado la Constitución al autorizar gastos a espaldas del Congreso.

Los cargos, considerados “cr√≠menes de responsabilidad” que son castigados con la p√©rdida de la presidencia, tuvieron 59 votos a favor y 21 en contra, un resultado holgado que preanuncia un escenario dif√≠cil para la primera mujer que lleg√≥ a la presidencia de Brasil, seg√ļn confiaron senadores a la AFP.

La posición en favor del impeachment obtuvo cuatro votos más que cuando el proceso fue admitido para su análisis.

“Es culpable por acci√≥n u omisi√≥n”, dijo durante su discurso Miguel Reale, uno de los juristas que suscribi√≥ el pedido de impeachment y que habl√≥ en representaci√≥n de la parte acusadora.

La defensa, en manos del exministro de Justicia Jos√© Eduardo Cardozo, pidi√≥ la absoluci√≥n de la presidenta y cuestion√≥ el potencial castigo de la p√©rdida del mandato: “Un presidente de la Rep√ļblica solo puede ser separado de su cargo si hay un atentado contra la Constituci√≥n. Debe ser un crimen mayor”.

Cardozo dijo “estar del lado correcto de la historia”.

Juegos e impeachment

Con los Juegos Ol√≠mpicos de Rio-2016 capturando la atenci√≥n de los brasile√Īos que por primera vez tienen a la √©lite del deporte mundial en sus tierras, la sesi√≥n tuvo un tono intenso y plet√≥rico de met√°foras vinculadas a la competencia.

Cuando a√ļn resonaban los discursos y antes de la votaci√≥n, la leyenda de la nataci√≥n mundial Michael Phelps gan√≥ dos medallas de oro y subi√≥ su colecci√≥n personal a 21.

Rousseff denuncia ser v√≠ctima de un “golpe parlamentario” y ahora solo dispone de una oportunidad m√°s, la fase final del juicio, para evitar su debacle y la del Partido de los Trabajadores fundado por su padrino pol√≠tico Luiz In√°cio Lula da Silva hace m√°s de treinta a√Īos.

En el Palacio de Planalto, los hombres de Temer afirman que ya no habrá cambios en los votos para el juicio, que requiere de una mayoría especial de dos tercios (54) de los 81 senadores para sellar la destitución.

Esa instancia empezará el 25 de agosto, cuatro días después de la ceremonia de clausura de los Juegos, y se extenderá por cinco días.

En caso de ser sentenciada, Rousseff quedar√° inhabilitada para ejercer cargos p√ļblicos por ocho a√Īos.

“Lamento que el Senado est√© escribiendo una de las p√°ginas m√°s tristes de su historia, hiriendo de muerte a la democracia”, dijo lac√≥nicamente el senador Jorge Viana, del partido fundado por el expresidente Luiz In√°cio Lula da Silva.

Del otro lado, el senador socialdem√≥crata Aecio Neves, rival de Rousseff en las elecciones de 2014, dijo: “Hoy estamos defendiendo la Constituci√≥n. Aquellos que cometen cr√≠menes tienen que ser responsabilizados (…) Las condiciones para el alejamiento de Dilma Rousseff est√°n consolidadas”.

Capítulo final

Rousseff, una exguerrillera marxista de 68 a√Īos, sostiene que su vice, Michel Temer, orquest√≥ el “golpe” en su contra.

A sus 75 a√Īos, este abogado constitucionalista decidi√≥ abandonar la coalici√≥n que hab√≠a formado su partido de centro-derecha PMDB para liderar un frente en favor de la destituci√≥n que le asegure la presidencia hasta el 31 de diciembre del 2018, cuando deb√≠a terminar el mandato de su exaliada.

Llamado “presidente en ejercicio” o “presidente interino”, Temer ya pidi√≥ acelerar el proceso de impeachment porque la gente “necesita saber qui√©n es el presidente” y planea asistir a la cumbre del G20 en China, a inicios de setiembre, sin tener que cargar adjetivos adicionales a su cargo.

El gobierno de Rousseff, que inició su segundo mandato consecutivo el 1 de enero de 2015 y debe entregar el poder el 1 de enero de 2019, se astilló por una recesión económica feroz y las acusaciones de corrupción que lo vincularon a una inmensa red de sobornos en la estatal Petrobras.

Recluida en la residencia presidencial, la mandataria suspendida dijo que publicar√° una carta donde se comprometer√° a convocar un plebiscito para que los ciudadanos decidan si quieren adelantar elecciones en caso de que consiga derrotar al impeachment.

“Vamos a convocar una elecci√≥n general para dar una salida a la crisis pol√≠tica. Eso es coraje, osad√≠a. Sacar a una presidenta no lo es (…) Hip√≥critas, hip√≥critas, hip√≥critas”, dijo la senadora Gleisi Hoffmann, una de las espadas del PT en el Senado.

Entre la bater√≠a de √ļltimo minuto para defender el mandato de Rousseff, el equipo legal de la mandataria analiza recurrir ante la corte suprema por fallas en el proceso y legisladores del PT dijeron que hab√≠an realizado una presentaci√≥n ante la OEA denunciando la situaci√≥n en Brasil.

Si pierde el poder, la primera mujer en presidir Brasil se convertir√° en el segundo jefe de Estado en caer a manos del Congreso en 24 a√Īos. El anterior fue el hoy senador Fernando Collor.

Tendencias Ahora