Tecnología
Lunes 14 enero de 2019 | Publicado a las 16:40 · Actualizado a las 08:50
Nuevo eclipse total de Luna tendrá lugar el 20 de enero: será el último hasta el 2021
Por Bernardita Villa
La información es de Agence France-Presse
visitas

Los habitantes de América, de gran parte de Europa y del oeste de África podrán observar un eclipse total de Luna el 20 o 21 de enero (según su ubicación), que será el último de este tipo hasta 2021.

Para América del Norte y del Sur, el eclipse total ocurrirá al principio de la noche del 20 o entrada la madrugada, mientras que para Europa y África se verá poco antes de la salida del Sol el 21. Más hacia el este del planeta el fenómeno será poco visible debido a que ya será de día.

La Luna llena estará en la sombra de la Tierra entre las 03:34 horas y las 06:51 horas GMT (entre las 00:34 y 03:51 horas en Chile).

El eclipse será total durante una hora a partir de las 04:41 GMT (01:41 horas en Chile), según las tablas de horarios elaboradas por la Nasa.

La fase total del eclipse será 45 minutos más corta que la del gran eclipse de julio de 2018, que seguirá siendo entonces la más larga del siglo XXI.

Durante el eclipse total, el satélite natural de la Tierra no estará completamente invisible sino que se verá rojo. Ello debido a que los rayos del Sol no le llegarán directamente, y en cambio una pequeña parte de rayos rojos se filtrarán a través de la atmósfera terrestre y se refractará sobre la Luna.

“Es la última oportunidad por un buen tiempo de ver un eclipse total de Luna”, dijo a la agencia de noticias AFP Bruce Betts, científico en jefe de la Planetary Society, una organización astronómica estadounidense.

El próximo eclipse total será en mayo de 2021, aunque habrá otros parciales que tendrán lugar antes.

Los eclipses totales de Luna pueden ocurrir dos o tres veces por año y se producen cuando la Tierra se sitúa exactamente entre el Sol y la Luna. Es necesario que el cielo esté despejado para observarlo, pues a menudo las nubes estropean el espectáculo.

Los aficionados a la astronomía podrán comparar las pequeñas variaciones del tono rojo de la Luna esta vez. “Todo depende de lo que haya en la atmósfera. Así como las puestas de sol cambian de color entre un día y otro, los eclipses varían de acuerdo con las partículas en la atmósfera, o si hay una erupción volcánica, por ejemplo”, dice Bruce Betts.

No se necesita telescopio para disfrutar del eclipse. Para ver los cráteres de la Luna, el planetólogo recuerda que un simple par de binoculares puede ser suficiente.

Tendencias Ahora