Tecnología
Martes 02 octubre de 2018 | Publicado a las 09:01
Las esperanzas que da la inmunoterapia en la lucha contra el c√°ncer
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅLa inmunoterapia reemplazar√° un d√≠a la quimioterapia en la lucha contra el c√°ncer? Calificada por algunos de revoluci√≥n y coronada este lunes con el Premio Nobel de Medicina, esta t√©cnica consiste en reforzar las defensas del cuerpo frente a la enfermedad.

El galardón fue atribuido a dos inmunólogos, el estadounidense James P. Allison y el japonés Tasuku Honjo, por haber descubierto cómo provocar una respuesta del organismo contra el cáncer, neutralizando algunas moléculas que le impiden defenderse.

La inmunoterapia “est√° en pleno auge, es quiz√°s la v√≠a m√°s importante descubierta recientemente para tratar el c√°ncer”, afirma a la AFP el investigador franc√©s Pierre Golstein.

“Es una revoluci√≥n equivalente a la llegada de los antibi√≥ticos”, se entusiasma Eric Vivier, investigador y director cient√≠fico de Innate Pharma, empresa de biotecnolog√≠a francesa especializada en la investigaci√≥n de este tratamiento.

Esta técnica solo se halla en sus inicios y no funciona con todos los pacientes. Pero las expectativas son tales que la industria farmacéutica está invirtiendo masivamente.

Hasta el pasado julio, hab√≠a 800 ensayos cl√≠nicos en curso en el mundo y m√°s de 30 medicamentos en desarrollo, seg√ļn un recuento de la American Cancer Society.

Para defenderse contra lo que es extra√Īo en nuestro organismo, el cuerpo se apoya en unos gl√≥bulos blancos llamados linfocitos T.

Pero estas c√©lulas llevan en su superficie unas mol√©culas llamadas “inhibidoras”, que pueden frenar la eficacia de su acci√≥n si la persona sufre c√°ncer.

La inmunoterapia consiste en neutralizar estas moléculas inhibidoras (dos de ellas llamadas CTLA-4 y PD-1), utilizando proteínas llamadas anticuerpos. El objetivo: levantar estos frenos y permitir a los linfocitos defender el organismo contra el cáncer.

La CTLA-4 fue hallada por Pierre Golstein y su equipo en 1987. “Pero son los laureados del Nobel quienes desarrollaron los anticuerpos correspondientes”, explica Vivier.

“Estos medicamentos transformaron las perspectivas de numerosos pacientes a quienes no les quedaba ninguna otra opci√≥n”, subraya el profesor Charles Swanton, de la asociaci√≥n brit√°nica Cancer Research UK.

¬ŅExceso de entusiasmo?

Desde 2011, la FDA y la EMA, las autoridades sanitarias estadounidense y europea, “aprobaron la administraci√≥n de medicamentos de anticuerpos para el melanoma metast√°sico, el c√°ncer de pulm√≥n avanzado, el c√°ncer de ri√Ī√≥n metast√°sico y para c√°nceres de otorrinolaringolog√≠a y de la vejiga”, enumera la profesora Laurence Zivogel, inmuno-onc√≥loga del Instituto Gustave Roussy, cerca de Par√≠s, primer centro de lucha contra el c√°ncer en Europa.

Aunque, pese a las esperanzas que despiertan, estos tratamientos “no son completamente inofensivos”, seg√ļn el profesor Golstein.

“Las c√©lulas del sistema inmunitario que se activan pueden causar ciertas manifestaciones auto-inmunes, cut√°neas o contra algunos √≥rganos endocrinos”, agrega, precisando que estos efectos indeseables pueden ser controlados.

M√°s all√° del c√°ncer, la inmunoterapia “provoc√≥ una revoluci√≥n en el hecho de plantearse la utilizaci√≥n del sistema inmunitario para combatir otras enfermedades”, seg√ļn el profesor Dan Davis, inmun√≥logo de la universidad de Manchester (Inglaterra).

“Creo que por ahora solo vemos la punta del iceberg y que hay otros muchos medicamentos en el horizonte”, conf√≠a.

Pero esta revolución es a veces interpretada con un exceso de entusiasmo por los pacientes. En Estados Unidos, algunos enfermos piden a sus médicos ser tratados de entrada con inmunoterapia en vez de quimioterapia, radioterapia o cirugía, incluso cuando los tratamientos convencionales son eficaces.

“Lo que me preocupa es que este entusiasmo nos lleve a ignorar otros √°mbitos prometedores en la medicina de precisi√≥n, la radioterapia o la cirug√≠a”, afirma a la AFP el director m√©dico del American Cancer Society, Otis Brawley.

El profesor Allison, uno de los laureados con el Nobel, dijo este lunes en Nueva York que la inmunoterapia no “reemplazar√° el resto”. “Formar√° parte de la terapia propuesta a casi todos los pacientes dentro de unos 5 a√Īos”.

Destac√≥ que la financiaci√≥n no deber√≠a √ļnicamente versar sobre el desarrollo de medicamentos. “Hay que continuar financiando la investigaci√≥n fundamental, es ah√≠ donde surgen las ideas”.

Tendencias Ahora