Cultura
Patricio Jara ajusta el filtro Antipop
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Patricio Jara busca llegar a la ra√≠z, a la identidad y la b√ļsqueda profunda de personajes que no se encuentran, que no encajan con la ‚Äúrealidad‚ÄĚ. Personajes que hacen lo que quieren, que perseveran pero est√°n en el margen, con un desarraigo latente, con una precariedad acechando y con familias nunca consolidadas, y vinculados al norte del pa√≠s (no en vano es de Antofagasta).

Antipop, Alfaguara (c)

Antipop, Alfaguara (c)

As√≠ es en El sangrador y en Geolog√≠a de un planeta desierto, como en Antipop, su √ļltima novela donde hace gala, nuevamente, de un gran conocimiento sobre m√ļsica Rock y t√©cnicos.

Jara nos sumerge en el mundo de alguien que ama la m√ļsica rock (Antipop) que arma un estudio de grabaci√≥n con equipos de los 70 y se esfuerza por lograr alta fidelidad con la mejor tecnolog√≠a con la que grabaron grandes grupos a nivel internacional.

De fondo, un padre alem√°n llegado de ni√Īo justo despu√©s de la Segunda Guerra Mundial y una madre descendiente de alemanes del sur, que se trasladan al norte y que luego se separan. El peso del nazismo y su consiguiente discriminaci√≥n.

Muere del padre, entonces al protagonista le llega una herencia inesperada, compra equipos usados de extraordinaria calidad que encuentra por casualidad y se traslada para instalare en Santiago.

En ese contexto, Patricio Jara nos sumerge en el mundo de la m√ļsica y, en especial, en el de la b√ļsqueda profunda de lo que uno es, de la fidelidad a esa b√ļsqueda y la marginalidad y la precariedad que eso -muchas veces- puede implicar: no seguir al rebano ni querer tener un rebano.

Patricio Jara escribe de manera precisa, sin palabras o formas rebuscadas, un relato simple que transmite -con profunda humanidad- una manera de enfrentar la vida que reflejan la b√ļsqueda de un sentido de vida.

En Antipop -como en las novelas ya mencionadas- hay un cierta melancol√≠a, como un estar fuera o en el borde de la ‚Äúrealidad‚ÄĚ -como ser ‚ÄúAntipop‚ÄĚ en una cultura masiva y consumista- en la que los encuentros son fortuitos, las casualidades existen, pero el √©xito es ajeno.

Leer a Patricio Jara es un placer por muchas razones: buena escritura, no tener p√°ginas ni p√°rrafos de m√°s (algo tan com√ļn con esta moda de libros gruesos), adentrarnos con pasi√≥n en mundos ajenos y por la humanidad que logra plasmar. Antipop entrega todo eso.

Tendencias Ahora