Blogs
Un peque√Īo Le√≥n que muri√≥ por el ego√≠smo y la superstici√≥n de los chilenos
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

No busquemos explicaciones sobrenaturales. Dios no tiene nada que ver en esto. La vida no es justa ni injusta: sólo es. Nos lanza situaciones y nuestra labor es lidiar con ellas lo mejor que podamos.

En el caso del peque√Īo Le√≥n, que no alcanz√≥ a tener la vida que le correspond√≠a, no fue porque “Dios lo llam√≥ al cielo” ni ninguna de esas cosas bonitas que se dicen en los velorios para conformarnos en que los hechos est√°n m√°s all√° de nuestro alcance y responsabilidad.

Lamentablemente, Le√≥n habr√≠a tenido muchas m√°s probabilidades de sobrevivir de no ser por el ego√≠smo y la superstici√≥n de quienes se niegan a ser donantes por “razones” que van desde las creencias religiosas, hasta una supuesta mafia del tr√°fico de √≥rganos, pasando por el simple rechazo a que parte de un ser querido siga viviendo en el cuerpo de alguien que lo necesita.

Prefieren que se pudran. Que se los coman los gusanos.

De hecho, me sorprendi√≥ saber que mientras en Chile tenemos una tasa de 7 donantes por cada mill√≥n de habitantes, en Espa√Īa esta alcanza los 40 por mill√≥n. Incluso el peque√Īo Uruguay tiene 50 donantes por mill√≥n.

Gran ejemplo entonces el de la familia de Le√≥n, que de pasar a necesitar un coraz√≥n, acab√≥ siendo √©l donante de los suyos, para regalar vida a otros ni√Īos como √©l.

Lo que León tenía en realidad era un fallo cardíaco. El fallo en el corazón es el que hoy tienen millones de chilenos.

Christian F. Leal Reyes | Facebook
Periodista
Director de BioBioChile

Tendencias Ahora