Internacional
Un Brasil dividido acude a las urnas para elegir presidente con leve ventaja para Rousseff
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Brasil comenz√≥ a votar este domingo para escoger a su presidente en los comicios m√°s ajustados de su historia reciente, con la presidenta Dilma Rousseff levemente por delante de Aecio Neves tras una dur√≠sima campa√Īa cargada de drama, sorpresas y golpes bajos.

De un lado del ring, Rousseff, de 66 a√Īos, una “dama de hierro” de izquierda, exguerrillera durante la dictadura, que promete continuar y ampliar los programas sociales impulsados por su partido y que benefician a un cuarto de los 202 millones de brasile√Īos.

Del otro, un socialdem√≥crata de la √©lite brasile√Īa, exdiputado, exsenador y exgobernador con fama de playboy, que encarna el cambio y promete poner freno a la corrupci√≥n, dar un giro liberal para que el pa√≠s vuelva a crecer, controlar la elevada inflaci√≥n y “mejorar” los programas sociales.

Un total de 142,8 millones de brasile√Īos est√°n habilitados para votar en este inmenso pa√≠s 17 veces del tama√Īo de Espa√Īa, para decidir entre los dos finalistas de la primera vuelta electoral del 5 de octubre.

Rousseff cuenta con un 52% de intenci√≥n de voto contra el 48% para Neves, seg√ļn el sondeo del instituto Datafolha realizado el viernes y el s√°bado. Separados por s√≥lo cuatro puntos, el m√°ximo del margen de error, ambos est√°n en empate t√©cnico.

El instituto Ibope da a la mandataria una ventaja mayor, de seis puntos, con un 53% contra 47% para su rival.

Todos votan

Rousseff votó este domingo en una escuela de Porto Alegre, la ciudad donde creció. Llegó sonriente, vestida de rojo -el color del gobernante Partido de los Trabajadores (PT)-, y bebió el mate típico del sur de Brasil y del extremo sur de América.

Su contendiente, de camisa azul -el color de los ‘tucanos’ del Partido de la Socialdemocracia Brasile√Īa (PSDB)-, sufrag√≥ en Belo Horizonte, acompa√Īado por su esposa, con quien hizo la se√Īal de la victoria para las c√°maras.

“Hoy tenemos dos proyectos para escoger. El nuestro har√° que Brasil contin√ļe creciendo con m√°s salud y educaci√≥n”, asegur√≥ la presidenta en su cuenta de Twitter. Tambi√©n en esa red social Neves se mostr√≥ optimista. “Lleg√≥ la hora de la gran decisi√≥n. Muchas gracias, el cambio ya comenz√≥”, escribi√≥.

En Higien√≥polis, un sector acomodado de Sao Paulo (sureste), la preferencia la tiene Neves. “Voto por Aecio porque creo que es importante la alternancia de poder. Adem√°s Brasil necesita reactivar la econom√≠a”, dijo Roberto Carlos da Silva, un m√©dico de 34 a√Īos.

Aunque tambi√©n hab√≠an ‘dilmistas’. “Sigo creyendo en el PT. Brasil redujo la pobreza y creo que a√ļn necesita a Dilma”, consider√≥ la profesora Rita Azevedo, de 51 a√Īos.

En un pueblito en las monta√Īas de Angra dos Reis, al sur del estado de Rio de Janeiro, el cacique guaran√≠ Joao da Silva Vera Mirim, de 102 a√Īos, tambi√©n llega a sufragar.

“Casi no se acuerdan de los ind√≠genas que ya estaban aqu√≠ hace 500 a√Īos (…) Nadie recuerda lo que sufrimos, lo que estamos pasando. Apoy√© a Dilma y a Lula y a√ļn estoy esperando respuesta. Necesitamos salud”, dijo el cacique a la AFP.

“Piedra por piedra”

La gobernante ha prometido que investigar√° “piedra por piedra” el esc√°ndalo de corrupci√≥n en Petrobras, otra vez en primer plano tras una nueva denuncia que se√Īala que la mandataria y su padrino pol√≠tico, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), estaban al tanto del desv√≠o de millones de d√≥lares de la petrolera estatal para financiar al PT y partidos aliados.

La presidenta y Lula niegan tajantemente las acusaciones a√ļn no probadas, y anunciaron que demandar√°n por “terrorismo electoral” a la revista opositora Veja, donde se public√≥ el testimonio de uno de los acusados en el caso.

El basti√≥n electoral del PT est√° en el noreste, mayoritariamente negro y pobre, la zona m√°s beneficiada de sus subsidios a familias pobres, programas impulsados desde 2003 por Lula y que sacaron a 40 millones de brasile√Īos de la pobreza. El sur, la parte m√°s rica del pa√≠s, se inclina principalmente por Neves.

Los sondeos indican que la elección será definida por la clase media intermedia -la que gana entre dos y cinco salarios mínimos- en varios estados del sureste del país, y que está dividida 50-50.

“Llego vivo” al balotaje pese a los ataques del PT, dijo Neves el s√°bado, tras denunciar la “campa√Īa s√≥rdida” del oficialismo.

Rousseff le ha acusado de nepotismo cuando era gobernador de Minas Gerais y ha insinuado que es agresivo con las mujeres y que conduce bajo los efectos del alcohol o drogas.

Neves, a su vez, acusa a la mandataria de mentirosa, de “connivencia” con la corrupci√≥n y de “incompetencia” para controlar la inflaci√≥n y hacer crecer la s√©ptima econom√≠a mundial, en recesi√≥n t√©cnica en el primer semestre.

Tendencias Ahora