Internacional
Tras meses de preparativos, Uruguay se alista para recibir a refugiados sirios
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una fuerte expectativa, muchas ganas y también algo de ansiedad. Después de meses de preparativos, eso es lo que sienten quienes recibirán a los primeros refugiados sirios que llegarán el jueves a Uruguay, a quienes deberán ayudar en el proceso de adaptación.

“Ya est√° todo pronto” en la casa de los hermanos Maristas de Uruguay que recibir√° a las primeras cinco familias de refugiados que llegar√°n a Montevideo el jueves al mediod√≠a, cont√≥ a la AFP Hussein Al Fleig Al Ali, que vivir√° con ellos para ayudarlos en su adaptaci√≥n al pa√≠s.

“Solo falta que lleven la comida ma√Īana (jueves) temprano, luego es ir a esperarlos”, se√Īal√≥ este sirio de 22 a√Īos que lleg√≥ a Uruguay hace tres meses huyendo de la guerra en su pa√≠s y desde entonces trabaja como traductor para la oficina de Derechos Humanos de la Presidencia uruguaya, a cargo del programa de reasentamiento promovido por el presidente Jos√© Mujica.

“Me siento nervioso y ansioso, porque falta menos de un d√≠a. Trabajamos m√°s de tres meses, ahora va a ocurrir”, confes√≥ quien ya se instal√≥ el martes en la amplia casa que los Maristas ofrecieron al gobierno uruguayo para alojar a las familias durante los primeros dos meses.

Seg√ļn el plan, elaborado por el gobierno en coordinaci√≥n con Acnur (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), en ese periodo se buscar√° que empiecen a aprender el idioma, se interioricen con las costumbres del pa√≠s y los mayores de edad se capaciten para que puedan incorporarse al mercado laboral.

Los 42 sirios partieron el martes de L√≠bano, en su primer viaje en avi√≥n, acompa√Īado de m√©dicos, tres traductores, representantes de la Canciller√≠a uruguaya y el secretario de Derechos Humanos de Uruguay, Javier Miranda.

“Muchas ganas” de que lleguen

En el colegio privado Jes√ļs Mar√≠a, tambi√©n esperan a los sirios con ansiedad.

Hace dos meses y medio que est√°n trabajando en un plan de alfabetizaci√≥n para la adquisici√≥n del lenguaje b√°sico en espa√Īol, que desarrollar√°n a lo largo de las ocho semanas que estar√°n las familias en el hogar de los Maristas.

El plan es organizar cuatro grupos -ni√Īos peque√Īos, escolares, adolescentes y adultos- y cinco maestras dedicar√°n tres horas diarias a la tarea.

“La idea es que puedan incorporar un lenguaje b√°sico que les d√© autonom√≠a, sobre todo en el caso de los ni√Īos que posteriormente tendr√°n que insertarse en el sistema escolar”, cont√≥ el mi√©rcoles a la AFP el director general del colegio, Rafael Ibarz√°bal.

“Tenemos muchas ganas de empezar y conocer a quienes vienen, sobre todo las maestras y coordinadoras. Ha llevado mucho tiempo de proyecci√≥n y preparaci√≥n. Es un desaf√≠o tambi√©n, desde el lado de la solidaridad y desde el profesional”, sostuvo.

Al igual que en el caso de los hermanos Maristas, el colegio se sum√≥ al programa en forma voluntaria cuando se enter√≥ del plan de Mujica. “Lo que hicimos fue levantar la mano y decir aqu√≠ estamos, porque esta realidad nos conecta con el origen de nuestra instituci√≥n”, explic√≥ el director.

No formar colonias

En la oficina de la secretar√≠a de Derechos Humanos hay desde hace semanas una planilla con la organizaci√≥n diaria en el hogar Marista. Clases de lengua, recreaci√≥n, comidas, tiempo libre… todo est√° agendado para tratar de aprovechar al m√°ximo el tiempo en el que se espera que las familias se familiaricen con el pa√≠s.

Para la segunda etapa, el gobierno ya consigui√≥ viviendas y trabajo para la mayor√≠a y planea seguir brind√°ndoles asistencia durante dos a√Īos.

“La propuesta del programa no es formar una colonia siria”, sino que se instalen en distintas localidades, de a dos o tres familias, cont√≥ en una entrevista reciente con la AFP el secretario de Derechos Humanos, Javier Miranda.

El plan de reasentamiento costar√° al gobierno uruguayo entre 2,5 y 3 millones de d√≥lares en los pr√≥ximos dos a√Īos.

Si todo sale bien, otras siete familias -unos 80 sirios- arribar√°n en febrero de 2015.

En el barrio el hogar Marista, muchos respaldan la iniciativa, de la que la mayor√≠a se enter√≥ por televisi√≥n. “Todo el mundo tiene que colaborar con esa gente”, dice V√≠ctor Agostini, guardia de seguridad de 45 a√Īos. “Son pacifistas, como todos nosotros”.

URL CORTA: http://rbb.cl/aunt
Tendencias Ahora