Notas
¬ŅPor qu√© las penas de amor afectan el apetito?
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una ruptura amorosa no s√≥lo es sin√≥nimo de sufrimiento, cambio y adaptaci√≥n, tambi√©n significa -la mayor√≠a de las veces- perder o ganar algunos kilos. Y es que muchas personas sienten que su apetito disminuye o aumenta significativamente cuando pasan por una pena de amor. Pero, ¬Ņpor qu√© ocurre esto?

Las especialistas del sitio YourTango, Marina Pearson -psicoterapeuta y fundadora de Divorce Shift, una organización conocida por apoyar a las mujeres a superar la angustia del divorcio o ruptura amorosa- y Debra Smouse -terapeuta emocional y escritora-, explican lo que pasa en nuestro cuerpo cuando vivimos un dolor emocional significativo.

“Teniendo en cuenta que el cuerpo y la mente est√°n conectados, tiene sentido que si est√°s alterado tu cuerpo se ver√° afectado”, dice Pearson, quien explica lo que sucede a nivel qu√≠mico cuando tenemos pensamientos estresantes.

“Lo primero que el cuerpo hace es crear m√°s adrenalina, que fluye en el cuerpo, lo que aumenta nuestros niveles de cortisol. Demasiado cortisol de forma continua en el organismo puede conducir a elevaciones sostenidas de az√ļcar en la sangre, p√©rdida sustancial de calcio de los huesos, depresi√≥n importante de la respuesta inmune, presi√≥n arterial alta, p√©rdida de masa muscular, aumento de la acumulaci√≥n de grasa, e incluso p√©rdida de la funci√≥n cognitiva. En resumen, afecta a nuestro sistema inmunol√≥gico, y como nuestro sistema inmunol√≥gico se encuentra en el intestino, ¬Ņhay alguna duda de que el apetito se ve afectado por una ruptura?”, se√Īala la especialista.

Por otro lado, Smouse a√Īade que aunque algunas personas recurren a alimentos altos en az√ļcar como consuelo, otros se sienten muy mal cuando tratan de comer. “Es como si existiera una conexi√≥n entre el est√≥mago y el coraz√≥n, y cualquier alimento que cruza nuestros labios nos provoca dolor f√≠sico. No podemos tragar, nos obligamos a comer algo, e inmediatamente vuelve a subir (sensaci√≥n de reflujo)” y muchas veces para evitar esta sensaci√≥n, la persona se abstiene de comer.

“Cuando nuestros corazones est√°n sufriendo, es l√≥gico que nuestros cuerpos, tambi√©n” a√Īade Pearson.

Si bien perder algunos kilos pueden hacernos sentir bien, Smouse advierte que esto puede ser peligroso. Por ejemplo, cuenta que una de sus pacientes, a quien identific√≥ como Ann, “se volvi√≥ casi esquel√©tica despu√©s de su divorcio” y que pese a que despu√©s se le someti√≥ a un tratamiento para ganar un poco de peso, la mujer ya presentaba un trastorno alimenticio.

“Ella estaba convencida de que su marido ten√≠a una aventura con otra mujer porque √©sta era flaca, por lo que lo que empez√≥ como una reacci√≥n por la ansiedad de la separaci√≥n con el tiempo se convirti√≥ en su forma de demostrar a su ex que pod√≠a ser delgada, y por lo tanto deseable”, explic√≥ Smouse.

Una de las mejores maneras de recuperarse tras un quiebre amoroso es cuidando de s√≠ mismo, tanto emocional como f√≠sicamente, aconseja la terapeuta, indicando que bajar de peso puede ser parte de esa recuperaci√≥n, pero, “morirse de hambre no es cuidar de ti mismo, incluso si tienes kilos de m√°s”.

¬ŅC√≥mo podemos seguir adelante y adoptar un comportamiento alimenticio saludable tras terminar una relaci√≥n?

Pearson sugiere alejarse de los pensamientos aterrorizantes, que aunque puedan parecer reales no lo son. Una vez que superes tus demonios emocionales y mentales -dejaste de creer que nunca encontrar√°s el amor o que no te sanar√°s- Smouse recomienda disfrutar del autocuidado.

“En primer lugar, perm√≠tete sentir todo. Aunque ignorar (tus emociones) parece una buena soluci√≥n, cuanto m√°s tiempo postergues el procesar tus sentimientos, m√°s tiempo tomar√°s en recuperarte. Recuerda que una ruptura implica el duelo por la p√©rdida de la relaci√≥n, as√≠ como tambi√©n la idea de lo que representa la relaci√≥n”, explica

Pearson dice que tampoco es bueno comer desesperadamente para compensar el dolor emocional. Comer en exceso es sólo otra manera de evitar la realidad.

Adem√°s, Smouse recomienda definir tu relaci√≥n con la comida y el papel que juega en tu vida. “¬ŅEs una recompensa? ¬ŅEs parte de la celebraci√≥n? ¬ŅEs sostenible o pasional?”.

Pearson insta a cambiar el proceso de pensamiento antes que los h√°bitos alimenticios. “Escapar de la manera en que te sientes en torno a tu quiebre s√≥lo recrear√° tus patrones de pensamientos negativos y te mantendr√° sumido en el desconcierto. Sin embargo, si eres capaz de ver que son tus pensamientos los que crean los sentimientos y comportamientos, entonces tu apetito no se ver√° afectado”, explica.

Por otro lado, Smouse recomienda salir a almorzar con amigos, porque esto ayudará a reírte y hablar de lo que sientes tras la pérdida amorosa.

Y es que en gran medida son los pensamientos estresantes lo que suprimen el apetito o bien, lo aumentan.

Por √ļltimo, Smouse recomienda usar el tiempo post ruptura para averiguar qu√© es lo que quieres, empezando por cosas simples. “Si tuvieras un fin de semana para hacer lo que quisieras, ¬Ņqu√© actividades elegir√≠as? Si pudieras visitar algunos lugares en tu zona, como teatros, museos o restaurantes, ¬Ņcu√°les elegir√≠as? Si pudieras elegir una comida perfecta ¬Ņqu√© comer√≠as?”, ejemplifica.

Tendencias Ahora