Notas
Damnificados de Llico denuncian abandono, exclusión y marginación del proceso de reconstrucción
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Se consideran una localidad olvidada, y no están precisamente en el porcentaje de avance que el Gobierno dice que tiene la reconstrucción. Es que en Llico, caleta de la provincia de Arauco que fue arrasada por el maremoto que sucedió al terremoto del 27 de febrero de 2010, sus habitantes se sienten definitivamente abandonados y también discriminados.

Es lo que el Comit√© de Damnificados ‚ÄúEsperanza‚ÄĚ de Llico expresa a trav√©s de una carta dirigida al Presidente de la Rep√ļblica.

Se trata de un grupo de 97 familias que integran el comit√©, seg√ļn detallan, con 80 familias postulando a un proyecto de reconstrucci√≥n en terrenos nuevos, donde se incluye a un 20 por ciento de familias que no sufrieron da√Īos con el terremoto y maremoto. Hay otras 10 familias a las que se les construir√° sus viviendas en sitios residentes y otras 7 que esperan la reparaci√≥n de sus casas.

“Llico se ha caracterizado por ser una caleta modelo y turística, donde a pesar que su paisaje cambió en forma brusca, no nos han dejado de visitar de diferentes regiones y países“, explica en la carta firmada por el presidente del Comité, Cipriano Orellana.

Agrega que los damnificados est√°n clasificados entre quienes viven en aldeas y los que est√°n fuera de ella. Estos √ļltimos, afirma Orellana, ‚Äúest√°n siendo marginados de todo tipo de ayuda estatal o municipal, esto lleva a una segregaci√≥n en las familias que sufrimos el maremoto del 27 de febrero, que fuimos despojados de nuestras tierras. Muchos de nosotros habitamos en sitios eriazos o terrenos agr√≠colas sin ning√ļn tipo de servicios b√°sicos como luz, agua y alcantarillado‚Äú, denuncia el dirigente.

Son 56 familias que al optar por esta posibilidad, agrega, se quedaron sin apoyo de los programas de gobierno y los provenientes de organismos como la Cruz Roja.

Por ello, los afectados se dirigen a Sebasti√°n Pi√Īera, solicit√°ndole ‚Äúterminar con la exclusi√≥n para avanzar en una forma m√°s digna en este periodo de reconstrucci√≥n de nuestras definitivas viviendas‚Äú.

Tendencias Ahora