Notas
Alemania ante el desafío de dejar la energía nuclear sin lastrar su economía
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El gobierno alem√°n adopt√≥ el lunes un in√©dito proyecto de renunciar en diez a√Īos a la energ√≠a nuclear, sin lastrar su econom√≠a, una de las m√°s competitivas del mundo, ni multiplicar sus emisiones contaminantes de carbono.

“Es un hito en el desarrollo econ√≥mico y social de nuestro pa√≠s”, afirm√≥ el ministro de Medio Ambiente, Norbert Rottgen, en conferencia de prensa.

Todas las centrales nucleares alemanas se cerrar√°n “de aqu√≠ a 2022″, dijo por su lado el ministro de Econom√≠a, Philipp Rosler, confirmando una decisi√≥n adoptada hace una semana por los partidos que integran el gobierno de Angela Merkel, los liberales del FDP y los conservadores de CDU/CSU.

La canciller, que el a√Īo pasado hab√≠a cedido ante el ‘lobby’ nuclear al prolongar la vida de los reactores, dio un giro de 180 grados tras la cat√°strofe de Fukushima e hizo suyo un calendario de abandono del √°tomo civil adoptado en 2000 por un precedente gobierno de socialdem√≥cratas y verdes.

El proyecto de ley adoptado el lunes, que ser√° sometido a ambas c√°maras del parlamento alem√°n antes del verano boreal, precisa los pasos a seguir.

Catorce de los 17 reactores alemanes ya no estar√°n en servicio hacia fines de 2021, y los tres √ļltimos -los m√°s recientes- funcionar√°n hasta fines de 2022.

Los siete reactores alemanes más antiguos ya fueron desconectados de la red de producción de electricidad, a la espera de una auditoría solicitada a mediados de marzo por Merkel, tras la catástrofe de Fukushima en Japón.

Estos siete sitios -adem√°s de un octavo, que tiene reiteradas fallas- ya no ser√°n reactivados.

Ninguna de las otras potencias industriales ha seguido el ejemplo alemán y, más bien, la decisión ha generado una cierta irritación, especialmente en la vecina Francia, un país muy dependiente de la energía nuclear.

De momento, Alemania tendrá que hallar antes de 2022 la forma de producir 22% de sus necesidades en electricidad, actualmente aseguradas por las centrales atómicas.

En un futuro próximo, el Estado va a apoyar financieramente a las industrias que consuman mucha electricidad, y que corren el riesgo de ver cómo se disparan sus gastos eléctricos.

A más largo plazo, Alemania se dotará de parques eólicos, pero también de nuevas centrales de gas o carbón, además de implementar miles de kilómetros de líneas de alta tensión.

Entre las medidas m√°s espectaculares figura un presupuesto de 5.000 millones de euros (USD 7.000 millones) destinado a parques e√≥licos en alta mar, una tecnolog√≠a a√ļn poco desarrollada por la que Alemania apuesta firmemente para llegar a disponer de una energ√≠a totalmente “verde” en 2050.

Para Alemania, se trata de convertirse en un pa√≠s que prescinda de una energ√≠a nuclear riesgosa, y que asuma nuevas tecnolog√≠as “made in Germany”.

El proyecto de ley deja no obstante abiertos varios interrogantes, en particular sobre el coste del abandono de la energ√≠a nuclear, que seg√ļn ciertos expertos podr√≠a elevarse hasta 200.000 millones de euros (USD 280.000 millones), a repartir entre contribuyentes, consumidores y productores de electricidad.

Otra incógnita: el futuro del objetivo alemán de reducir en 20% sus emisiones de gas de efecto invernadero 1990 et 2020, reiterado el lunes por el gobierno, pero que podría verse amenazado por la puesta en servicio de centrales de gas o carbón.

El gobierno deber√° tambi√©n tener en cuenta a la opini√≥n p√ļblica alemana, muy hostil a la energ√≠a nuclear, pero tambi√©n dispuesta a movilizarse contra la implantaci√≥n de parques e√≥licos o de l√≠neas el√©ctricas, y a protestar contra las alzas de los precios de la electricidad.

Adem√°s, el gobierno de Merkel a√ļn mantiene la ambig√ľedad en un asunto muy pol√©mico e impopular: hasta ahora el ejecutivo rehusa fijar un lugar para el entierro definitivo de sus desechos radiactivos.

Tendencias Ahora