Internacional


Policías se unen a manifestantes en pacífica marcha en Estados Unidos

SCOTT OLSON / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Centenares de personas desfilaron pacíficamente este jueves en Ferguson (Misuri, EEUU), con el oficial de la policía estatal a quien se le encomendó la misión de restaurar la calma en esa ciudad y relevar a un polémico jefe de la policía local, mezclado entre los manifestantes.

Esta pequeña ciudad ha sido escenario de motines y manifestaciones violentas desde que el pasado sábado un policía disparara contra un joven negro de 18 años, Michael Brown, reavivando los fantasmas del racismo.

El nuevo responsable de las fuerzas del orden, el capitán Ron Johnson, un afroamericano, estuvo presente en la primera fila de la manifestación, según medios locales.

“Estamos todos allí, juntos (…) no estamos allí para tener miedo, para intimidar”, dijo Johnson, según un periodista del Washington Post que se encontraba en el lugar.

El nuevo jefe policial explicó a la cadena de televisión CNN su presencia en el desfile subrayando que él era “ante todo un ser humano (…) y un joven perdió la vida. Yo comparto la pena de esa familia”.

Johnson es originario de Ferguson, una ciudad de la que 14.000 de sus alrededor de 21.000 habitantes son afroamericanos pero cuyos policías son sobre todo blancos, y regresó a su localidad natal para asumir el mando de una policía local cuyas intervenciones habían sido muy criticadas por la población por el uso excesivo de la fuerza.

Los agentes del condado podían hasta el momento vestir trajes de camuflaje, usar cascos, chalecos antibalas y fusiles de asalto en sus intervenciones.

“El impacto (de la presencia) de Ron Johnson ya se hace sentir”, se congratuló en un tuit Antonio French, un concejal de la ciudad.

A mediodía, el gobernador de Misuri, Jay Nixon, se presentó en Ferguson por primera vez desde el comienzo de las manifestaciones de protesta.

“Últimamente esto parece una zona de guerra y eso no es aceptable. Tenemos que mantenernos juntos para reconstruir la confianza perdida y ayudar a esta comunidad a encontrar su estabilidad”, declaró.

- “La responsabilidad de ser transparente” -

A mitad de la jornada del jueves, el presidente Barack Obama había pedido transparencia y paz en Ferguson.

El mandatario consideró que la policía tenía “la responsabilidad de ser transparente” acerca de lo que realmente había ocurrido cuando Michael Brown fue abatido.

“Ahora es momento de paz y calma en las calles de Ferguson”, dijo Obama a la prensa. “Ahora es momento de un proceso abierto y transparente para constatar que se haga justicia”, acotó.

La noche del miércoles se habían registrado nuevas protestas que derivaron en fuertes disturbios, tras los cuales Obama advirtió a las fuerzas del orden contra un “uso excesivo de la fuerza contra manifestaciones pacíficas”.

El mandatario subrayó asimismo que no había “ninguna excusa” para recurrir a la violencia contra los policías.

- “Muerte absurda” -

Las versiones sobre los hechos ocurridos el sábado difieren. Según un testigo, Brown, quien había ido a visitar a su abuela y no estaba armado, caminaba por la calle cuando un policía le disparó a pesar de haberse detenido y haber puesto sus manos en alto, como le exigió el agente.

Pero según la policía de St. Louis, Brown fue abatido después de agredir al policía y tratar de robarle su arma.

Por razones de seguridad, la policía local, que ha recibido amenazas, no ha querido divulgar el nombre del autor de los disparos, pero de acuerdo con medios locales el agente integra las fuerzas del orden desde hace seis años y no había tenido problemas hasta el presente.

Desde la muerte de Brown, la comunidad negra se movilizó y las manifestaciones se han repetido en Ferguson, pero los disturbios también se reprodujeron en otras urbes del país.

La muerte de Brown es “de nuevo la muerte absurda de una persona de color”, dijo el abogado de la familia, Benjamin Crump.

Crump hizo referencia a otro caso acontecido en 2012 en el estado de Florida, donde el vigilante voluntario George Zimmerman mató de un disparo al adolescente negro Trayvon Martin.

En un controvertido fallo, un jurado absolvió a Zimmerman invocando una polémica ley de Florida y estimando que había actuado en defensa propia.

En Miami, medio centenar de personas protestaron este jueves contra la violencia policial tras la muerte de Brown, pero también para pedir justicia a un año de que el artista colombiano Israel Hernández, de 18 años, muriera al recibir una descarga eléctrica de una pistola Taser de un agente de la policía de Miami Beach, sin que haya sancionados hasta el momento.

“Necesitamos que se investiguen todas las muertes. Tenemos un problema nacional de la policía matando a nuestros jóvenes latinos y afrodescendientes”, dijo a la AFP la estudiante venezolana Daniela Saczek, una de las personas que manifestaron frente a la oficinas de la fiscalía del sur de Florida para pedir justicia.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados