Opinión
Domingo 01 julio de 2018 | Publicado a las 14:12 · Actualizado a las 14:18
La seguridad p√ļblica como juego de exhibici√≥n
Publicado por: Camilo Escalona
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una promesa clave con que Sebasti√°n Pi√Īera se elev√≥ en las encuestas fue resolver el tema de la seguridad p√ļblica en su gesti√≥n de gobierno. En rigor, no fue un compromiso nuevo, ya hab√≠a sido el centro medi√°tico de su campa√Īa el 2009 con el slogan de cerrar ‚Äúla puerta giratoria‚ÄĚ a la delincuencia. As√≠ obtuvo jugosos beneficios publicitarios para ganar en ese a√Īo.

Al parecer, la mala memoria de la opini√≥n p√ļblica ayud√≥ a que el 2017 no le cobraran la cuenta por el ominoso incumplimiento de su primer periodo y volvi√≥ a repartir ilusiones con una grandilocuente pirotecnia de ‚Äúponer orden‚ÄĚ para volver a La Moneda.

El nombramiento del General Director de Carabineros, a escasos d√≠as de asumir, dio a Pi√Īera una √≥ptima ocasi√≥n para reafirmar ese compromiso, anunciando adem√°s una pronta reestructuraci√≥n de la instituci√≥n, con vistas a su modernizaci√≥n y puesta a punto para el cumplimiento de ambiciosas metas que urgentemente le encomendar√≠a.

En medio del millonario fraude conocido como ‚Äúpacogate‚ÄĚ y del bochorno por la ‚Äúoperaci√≥n hurac√°n‚ÄĚ, el gobernante hizo uso de un abundante auto elogio ret√≥rico ante la prensa y procedi√≥ al anuncio de auditor√≠as contables externas, selecci√≥n por alta direcci√≥n p√ļblica de los funcionarios del √°rea de contabilidad y, por tanto, la creaci√≥n de un comit√© de auditor√≠a.‚Ä®

Asimismo, inform√≥ de planes para prevenir el delito y especializar a los funcionarios en tal √°mbito y establecer un ambicioso ‚Äúsistema t√°ctico de protecci√≥n policial‚ÄĚ.

O sea, las palabras no escasearon en la ampulosa presentación del Jefe de Estado. Sin embargo, una vez más, queda claro que del dicho al hecho hay mucho trecho, ya que hasta ahora no hay más que eso, anuncios y el retorno a las viejas y rutinarias prácticas que anticipan que todo seguirá igual.

Para tapar la inacci√≥n y la ausencia de propuestas sobre reformas de fondo, que permitan sacar el provecho que se requiere de los cuantiosos fondos fiscales invertidos en el sector, Pi√Īera insulta a la oposici√≥n con el sambenito de ¬°p√≥nganse a trabajar! ya que sabe que conecta con el sentimiento profundo de desprecio a la pol√≠tica y los pol√≠ticos que est√° enraizado en el sector m√°s despolitizado de la poblaci√≥n.

Total, el porvenir del sistema político y de la democracia lo tienen sin cuidado.

Como el agravio a quienes no le rinden pleitesía no le resulta suficiente, recurre al exhibicionismo mediático, así aparece desde un vehículo de Carabineros comandando un operativo policial, conducta impropia e inconstitucional.


En efecto, en su art√≠culo 7, la Constituci√≥n se√Īala que ‚Äúninguna magistratura, ninguna persona ni grupo de personas pueden atribuirse, ni a√ļn a pretexto de circunstancias extraordinarias, otra autoridad o derechos que lo que expresamente se le hayan conferido‚ÄĚ.

Es decir, Pi√Īera no tiene mando operativo directo sobre las fuerzas policiales, su condici√≥n de Jefe de Estado no lo habilita como oficial en terreno, cuyos procedimientos est√°n establecidos en los reglamentos respectivos de esa instituci√≥n profesional y jerarquizada.‚Ä®‚Ä®De medidas de fondo o reformas de largo plazo como la reestructuraci√≥n de la Inteligencia Policial, donde se incub√≥ la ‚Äúoperaci√≥n antorcha‚ÄĚ y comenz√≥ el episodio que llev√≥ a la confrontaci√≥n de carabineros con el Ministerio P√ļblico, a√ļn nada se sabe.

Sin embargo, el gobernante se permite decir en la Araucan√≠a ‚Äúqueremos ganar la guerra contra el terrorismo‚ÄĚ, haciendo uso de la burda terminolog√≠a pinochetista que tanto da√Īo hizo a Chile y que justific√≥ acciones criminales de agentes del Estado, con la que expone el pa√≠s a ser ubicado igual que naciones que s√≠ sufren un cruel terrorismo, como Siria e Irak en el Medio Oriente.

Asimismo, debe asumir la responsabilidad pol√≠tica correspondiente al distorsionar profundamente la naturaleza y el car√°cter de la labor de carabineros, que pasan a asemejarse m√°s a tropas de ocupaci√≥n que a las tareas de ‚Äúdar eficacia al derecho‚ÄĚ, como es su funci√≥n legal y constitucional.

¬ŅQu√© busca Pi√Īera con el ‚Äúcomando jungla‚ÄĚ?, no le recordaron que Pinochet cre√≥, con los mismos argumentos, un similar ‚Äúcomando cobra‚ÄĚ para reprimir las protestas populares contra su r√©gimen y fracas√≥. ‚Ä®‚Ä®Todo ello es por la cu√Īa en los noticieros de TV. Es lamentable que la m√°xima autoridad se deje llevar por estos repetidos juegos medi√°ticos, como queriendo decir, puedo hacerlo, tengo dinero a montones, me hice reelegir y me doy el gusto de hacer todos los anuncios que quiero.

Ese exhibicionismo mediático al país no le servirá de nada.

Camilo Escalona Medina
Ex Presidente del Senado
Vicepresidente del Partido Socialista de Chile

Tendencias Ahora