Opinión
5 cosas que me llamaron la atención apenas llegué a Sao Paulo
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Durante el √ļltimo a√Īo he tenido la posibilidad de ir un par de veces a Brasil, pa√≠s que siempre quise visitar.

Si bien en ninguna de estas ocasiones pude quedarme muchos días, sí me permitieron conocer -aunque de manera somera- cómo viven sus habitantes. La ciudad a la que llegué en estas dos oportunidades fue Sao Paulo.

Con una población de más de 12 millones de habitantes, y 21 millones si consideramos todo el área Metropolitana, es la primera metrópolis de América, y una de las más pobladas a nivel mundial. Para hacerse una idea, Santiago tiene poco más de 6 millones de habitantes.

Cifras que sin duda nos permiten comprender la inmensidad de esta ciudad ubicada en el sur del país. Pero tal como ocurre con el resto de esta nación, Sao Paulo está marcado fuertemente por los contrastes.

A pesar que Brasil est√° entre las diez mayores econom√≠as del mundo, m√°s de 10 millones de brasile√Īos viven en condiciones de extrema pobreza. La principal causa de este fen√≥meno es la enorme desigualdad de distribuci√≥n del ingreso.

Esto hizo que Brasil, o mejor dicho Sao Paulo, no me dejara indiferente, raz√≥n por la que a continuaci√≥n expondr√© las 5 cosas que m√°s me llamaron la atenci√≥n, siempre desde el lente de alguien que pudo estar s√≥lo por algunos d√≠as en la ciudad, opini√≥n que puede diferir de quienes ya llevan a√Īos.

1- Tr√°fico

Como toda ciudad grande, Sao Paulo cuenta con un enorme flujo vehicular en sus innumerables autopistas y avenidas.

Evidentemente, esto hace que los tiempos de traslados aumenten de forma importante, lo que se puede convertir en un verdadero dolor de cabeza si es que est√°s apurado por llegar a un lugar, por ejemplo, el aeropuerto.

Camilo Suazo | BBCL
Camilo Suazo | BBCL

Sin embargo, y a diferencia de lo que ocurre en otras grandes ciudades, me fij√© que estos tacos est√°n presentes durante gran parte del d√≠a. Es decir, no necesariamente se concentran en los llamados “horarios punta”.

Otro punto que advertí es que, a pesar de este alto grado de tránsito, no se advierte un desorden o un caos que sí pude apreciar en otros lugares, como Lima. Es como si dentro de todo este vertiginoso ambiente, los conductores se entendieran y apegaran a un relativo orden.

2- Vidrios polarizados

Y ya que hablamos de los vehículos en la ciudad, otro aspecto que me sorprendió fue la gran cantidad de automóviles con sus vidrios polarizados.

Y no me refiero tan sólo a los vidrios de las puertas traseras, sino que en muchos casos la totalidad de los vidrios impedían visualizar lo que había dentro.

Esto nos recuerda que si bien Sao Paulo es una ciudad con muchos millonarios y que cuenta una gran cantidad de importantes industrias, también existe otro Brasil cuyos habitantes deben arreglárselas para sobrevivir en medio de la pobreza más extrema.

Camilo Suazo | BBCL
Camilo Suazo | BBCL

El tema de la seguridad no es menor en Sao Paulo, por lo que estos vidrios polarizados, así como los guardias armados en los accesos de ciertos locales y centros comerciales, son habituales.

De acuerdo a un art√≠culo publicado por el peri√≥dico espa√Īol El Pa√≠s, que recogi√≥ los resultados de lCentro de Pol√≠ticas P√ļblicas del Instituto de Ense√Īanza e Investigaci√≥n (Insper), cerca de 150 secuestros rel√°mpago diarios ocurren en esta ciudad.

3- Rayados callejeros a mucha altura

Con el riesgo de estar equivocado respecto a lo que voy a decir, o más bien escribir, mi opinión respecto a los rayados callejeros es un tema transversal a nivel latinoamericano.

En Chile han sido diversos los problemas que ha generado esta criticable pr√°ctica. Y no me refiero a los grafitis que aportan, en determinados casos, una innegable cuota de arte al paisaje urbano, sino que hablo de los simples rayados, en algunos casos conocidos como “chapas”, con los que algunos intentan marcar territorio.

Camilo Suazo | BBCL
Camilo Suazo | BBCL

Es inevitable no recordar casos como el de los dos sujetos que fueron detenidos el 28 de mayo por efectuar rayados en la estaci√≥n Sargento Aldea del Metro Valpara√≠so. En aquella oportunidad, otros 3 se dieron a la fuga. Los da√Īos fueron avaluados en m√°s de 7 millones de pesos.

Sin embargo, lo que me sorprendió en Sao Paulo fue que estos rayados aparecían incluso en edificios de elevadas alturas.

Seg√ļn lo que me coment√≥ una gu√≠a tur√≠stica paulista, las pandillas adoptaron la costumbre de realizar sus rayados lo m√°s alto posible.

Esto hace que mientras m√°s elevado est√© el rayado, mayor sea la reputaci√≥n como banda, lo que ha dado pie para que aparezcan este tipo de “firmas” en lugares verdaderamente ins√≥litos.

Camilo Suazo | BBCL
Camilo Suazo | BBCL

4- Oferta gastronómica

Si había un aspecto al que nunca relacioné con Sao Paulo, era el de la gastronomía. Pero una vez estando acá, quedé impresionado con la enorme variedad de comidas que pude encontrar.

Con m√°s de 12.500 restaurantes y unos 15.000 bares aproximadamente, la ciudad ofrece la posibilidad de disfrutar de comidas t√≠picas italianas, de Oriente Medio, japoneses, espa√Īoles, portugueses, alemanes y tailandeses, entre otros muchos.

Camilo Suazo | BBCL
Camilo Suazo | BBCL

No sé si habían escuchado anteriormente que en Brasil todo es abundante, pues la versión gastronómica que predomina son los buffets.

Y dentro de la oferta que existe, destacan las churrasquerías, lugares típicos en los que se puede ir a comer en Sao Paulo.

5- Ciudad tur√≠stica… para los negocios

En términos económicos, Sao Paulo es la ciudad más grande de Sudamérica, mientras que a nivel mundial es la sexta en cuanto al Producto Interno Bruto (PIB).

Este tipo de datos sirve para explicar el porqué se podría decir que es una ciudad marcada por el turismo de negocios más que por el recreativo.

Victor (CC) Flickr
Victor (CC) Flickr

De hecho, un brasile√Īo me lo defini√≥ de esta manera: “Sao Paulo es la mejor ciudad para hacer negocios”. Y basta con dar una vuelta para darse cuenta que el nivel adquisitivo que tiene la ciudad, o mejor dicho una parte de ella, es sumamente elevado.

Enormes rascacielos corporativos, f√°bricas gigantescas y centros comerciales de lujo, atienden las necesidades de miles de inversionistas, millonarios e importantes empresarios.

URL CORTA: http://rbb.cl/h273
Tendencias Ahora