Con cuatro puntos de control en Coronel y dos en Lota, ambas comunas comenzaron el confinamiento a las 22:00 horas de este viernes tras varios llamados de los alcaldes de la zona por controlar los altos números de contagios.

El alcalde de Coronel, Boris Chamorro, uno de los más críticos del Gobierno por el manejo de la pandemia, agradeció la medida y aseguró que buscará la cuarentena comunal.

“Nosotros siempre hemos abrazado la esperanza de poder tener una cuarentena completa, obviamente es una medida de confinamiento compleja, dura, difícil. Sabemos que el cordón sanitaria va a traer mucha incomodidad a los vecinos de Coronel, sobre todo a los que se trasladan hacia el Gran Concepción, pero tenemos que entender que hoy la salud y la vida es lo primero”, sostuvo.

Cedida | RBB Concepción
Cedida | RBB Concepción

Pese a compartir importantes servicios que quedarán interrumpidos, como el transporte, ambas comunas quedaron divididas. El intendente de la región del Bío Bío, Sergio Giacaman, aseguró que, por el momento, no tienen planeado unificar ambos territorios.

“Son comunas independientes. Lo que siempre estamos disponibles (…) es a evaluar si es que hay que implementar otra medida, si es que se puede perfeccionar algo de lo que estamos haciendo, pero en este caso particular, dado que son comunas independientes que tienen características distintas, territorios distintos y que además pueden auto valerse por si mismas, creemos que este cordón sanitario es una medida que se está implementando bien”, aseguró.

En esta oportunidad el cierre comenzó a las 22:00 horas, al inicio del toque de queda, lo que evitó los kilométricos tacos en experiencias anteriores. No obstante, el contralmirante de la Armada, Carlos Huber, garantizó que este horario es un caso excepcional, ya que en los fin de semana largos tratan que no exista tiempo para que las personas vayan hasta segundas viviendas.

“Para los fin de semanas largos tiene otra finalidad. Una de ellas era —inicialmente— por el tema de la segunda vivienda, que era que la gente se iba a esa segunda vivienda”, detalló.

Asimismo, mencionó que “esta es una medida más sanitaria desde el punto de vista de mantener el control de la enfermedad en la comuna y eso normalmente lo hacemos partir a las 22:00 junto con el toque de queda para evitar los atochamientos iniciales, que la gente se acostumbre y amanezcan al día siguiente ya con el cordón sanitario implementado”.

La medida tendrá su prueba de fuego el lunes en la mañana, cuando miles de personas, con permiso respectivo, viajen a sus lugares de trabajo.