A las 08:54 horas de este miércoles, María Luisa Brahm Barril juró como nueva presidenta del Tribunal Constitucional (TC), con lo cual reemplazó a Iván Aróstica como cabeza de esta entidad.

La jueza fue electa el 9 de agosto tras recibir el apoyo de seis de los diez integrantes de la instancia.

Brahm es abogada de la Universidad Católica, fue directora del Instituto Libertad del Consejo Nacional de Televisión y es una estrecha colaboradora del presidente Sebastián Piñera.

De hecho, fue la jefa de los asesores del Mandatario durante su primera administración.

Con su ascensión, Brahm se transformó en la primera titular que asume sin ser la más antigua, al menos con respecto a las últimas tres presidencias.

Sumado a ello, se convirtió en la segunda mujer en el cargo tras Marisol Peña, quien lideró el TC entre los años 2013 y 2014.

Ahora, la abogada podría ser un voto dirimente en proyectos sensibles para la opinión pública si es que llegan al tribunal durante su gestión.

Por ejemplo, se trata de las reformas a las pensiones e isapres, el derecho a la eutanasia, el matrimonio igualitario y la reducción de la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales.