Nacional
Viernes 29 marzo de 2019 | Publicado a las 21:00 · Actualizado a las 21:13
Cardenal Errázuriz se defiende de cargos en su contra: "Está claro que nunca encubrí a Karadima"
Por Matías Vega
La información es de Nicole Martínez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Por más de seis horas declaró como imputado el cardenal Francisco Javier Errázuriz en la Fiscalía Centro Norte, por encubrimiento y falso testimonio. Fue en esta segunda jornada en la que el religioso defendió su inocencia, descartando encubrimiento de su parte en el caso Karadima.

Son 10 casos por lo que fue consultado en esta arista. Estos incluyen cargos por falso testimonio, al asegurar que no había cerrado la indagatoria del caso Karadima, cuando una carta al nuncio Giuseppe Pinto decía lo contrario.

Este viernes lleg√≥ cerca de las 9:00 horas al centro de justicia, donde descart√≥ encubrimiento al exsacerdote. “Est√° claro que nunca encubr√≠ a Karadima (…) Cuando vino la sentencia de la Corte de Apelaciones, no usa la palabra ‘encubrimiento’ porque no es cierto”.

Adem√°s, asegur√≥ haberse enterado de los cr√≠menes de Karadima s√≥lo cuando fue delatado”.

Su abogado, Juan Domingo Acosta, dijo que est√°n colaborando con la investigaci√≥n y agreg√≥ que entregaron hoy al Ministerio P√ļblico un decreto del caso Karadima que, seg√ļn el jurista, comprueba que esa causa no se cerr√≥.

Uno de los querellantes de ese caso, Juan Carlos Cruz, cuestionó la autodefensa de Errázuriz.

Paralelamente, se formalizó al sacerdote Tito Rivera y se comunicó que el Administrador Apostólico de Santiago, Celestino Aós, viajará la próxima semana al Vaticano para reunirse con el Papa.

Por su parte, el Pont√≠fice public√≥ hoy una ley sobre prevenci√≥n y lucha contra la violencia a menores y personas vulnerables, que se aplica a empleados de la curia y el Vaticano y al cuerpo diplom√°tico. Esta ley incluye una prescripci√≥n de 20 a√Īos para denunciar los actos de violencia, un plazo que se aplica a partir de la edad de 18 a√Īos para los menores agredidos.

Un artículo prevé la obligación de denuncia, salvo en caso del sacramento de la confesión para los eclesiásticos.

Esas directrices para hacer frente a casos de abusos sexuales son exigidas desde 2011 por la Santa Sede a las conferencias episcopales de todo el planeta, pero la Ciudad del Vaticano y la Curia romana (el gobierno del Vaticano) se hallaban en un vacío jurídico en este ámbito.

Tendencias Ahora