Nacional
Lunes 20 agosto de 2018 | Publicado a las 12:21
Pi√Īera y su cuestionada agenda de DDHH: "Fui siempre opositor al gobierno militar"
Publicado por: Guido Focacci La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente Sebasti√°n Pi√Īera visit√≥ el espacio televisivo de TVN “El Informante”, donde se refiri√≥ a los √ļltimos hechos que han marcado su mandato, estrechamente vinculados al tema de los Derechos Humanos.

Al respecto, el mandatario sostuvo que “no es una agenda que nos incomode, que nos divida. Tenemos plena conciencia de que los atropellos a los derechos humanos no se justifican nunca”.

“Este es un tema que ojal√° una a los chilenos y no los divida. La √ļnica diferencia que puede ser es que algunos tienen un enfoque en los derechos humanos s√≥lo mirando hacia atr√°s”, agreg√≥ el Mandatario.

“Hay sectores de izquierda que creen que son los √ļnicos que tienen legitimidad democr√°tica para gobernar (…) Mi padre y mi madre fueron fundadores de la Democracia Cristiana. Ellos, y yo tambi√©n, fuimos siempre opositores al gobierno militar, porque me pareci√≥ siempre que el tema de los derechos humanos era una l√≠nea divisoria”, agreg√≥.

Luego, Pi√Īera expres√≥ que “en nuestro pa√≠s todos hemos evolucionado en la direcci√≥n correcta. Yo creo que la izquierda, desde el presidente Allende que validaba la violencia y los mecanismos no democr√°ticos, ha evolucionado y aprendido a reconocer y respetar la democracia. Y creo que la derecha tambi√©n ha evolucionado y que tiene una defensa f√©rrea en materia de derechos humanos”.

El presidente destac√≥ que “nuestra preocupaci√≥n es crear una cultura de derechos humanos (…) Estamos trabajando en una ley para la gente condenada en delitos de derechos humanos”.

“Muchos de los que est√°n procesados eran muy j√≥venes el a√Īo 1973 y obedec√≠an √≥rdenes. Muchas de esas personas sostienen que ellos no actuaron de mala fe, s√≥lo que obedecieron √≥rdenes en un Ej√©rcito que en este minuto era muy vertical”, a√Īadi√≥.

“Queremos cambiar la ley y establecer requisitos de colaboraci√≥n para condenados por derechos humanos”, expres√≥.

M√°s tarde, el Presidente explic√≥ que “el Museo de la Memoria, igual como el de Estaci√≥n Mapocho, son corporaciones privadas, pero reciben casi todo su financiamiento del sector p√ļblico. Una de las cosas que creo que no son buenas es que los presidentes creemos corporaciones privadas que se autogestionan y, sin embargo, son financiadas por todos los chilenos”.

“El Museo de la Democracia va a ser un museo del Estado de Chile”, agreg√≥.

Salida de Mauricio Rojas y cuestionamiento a Ampuero

“No comparto las palabras que √©l dijo (Rojas) al referirse a un montaje o un enga√Īo respecto al Museo de la Memoria. Pero, adem√°s, era indudable que uno como presidente tambi√©n quiere ver si un ministro va a poder ejecutar la ambiciosa agenda cultural que tenemos para Chile. Y llegu√© a la conclusi√≥n, por ambas razones, que no era conveniente de que siguiera como ministro”, dijo Pi√Īera.

“Con nuestro equipo de control no fuimos capaces de leer todo lo que Rojas hab√≠a escrito (…) Si Rojas puede colaborar en alg√ļn frente (del Gobierno) no tengo inconvenientes”, adicion√≥.

El canciller Roberto Ampuero tambi√©n ha sido nombre frecuente en la agenda por su participaci√≥n conjunta en el libro que termin√≥ por gatillar la salida de Rojas, debido a que el actual ministro de Relaciones Exteriores dijo que m√°s bien se trata de un museo de la “mala” memoria.

Al respecto, Sebasti√°n Pi√Īera destac√≥ que “es distinto. Ampuero dijo que era el ‘Museo de la mala memoria’ (…) No es lo mismo hablar de un montaje, de un enga√Īo, que decir que esa memoria no interpreta a todos. Todos tienen derecho a tener sus propias opiniones”.

Tendencias Ahora