Nacional
Viernes 11 mayo de 2018 | Publicado a las 12:21
Los casos de sustracci√≥n de ni√Īos en dictadura que impulsan las nuevas querellas del INDH
Publicado por: Jonathan Flores
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En la Corte de Apelaciones de Santiago, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) interpuso cinco querellas criminales en contra de quienes resulten responsables por la desaparici√≥n forzosa de ni√Īos y ni√Īas en el periodo 1973‚Äď1990. Asimismo, la entidad present√≥ 10 denuncias por casos de menores de edad sustra√≠dos.

Respecto de las querellas, se trata de los casos de Cecilia Ar√©valo Bascu√Ī√°n, quien dio a luz a un var√≥n en el Hospital de Quilpu√© en 1980.

Seg√ļn ella recuerda, se trat√≥ en un parto normal donde escuch√≥ y vio llorar a su beb√©, pero que luego de un rato le dijeron que ven√≠a con la T de cobre pegada en una nalga, as√≠ que se lo llevaron para quit√°rsela y vestirlo. Dos horas despu√©s le comunicaron que su hijo hab√≠a fallecido.

La segunda querella aborda el caso de Carmen Lizama Castillo, quien estando detenida en 1982 en la C√°rcel de Temuco por motivos de militancia pol√≠tica, le quitaron a su hijo Marcelo Alejandro Hern√°ndez Lizama, que en aquella √©poca ten√≠a un a√Īo y medio. Ella imputa a Carabineros la sustracci√≥n.

El tercer caso, en tanto, da cuenta de la situaci√≥n de Mar√≠a Cecilia Sag√ľ√©s, quien en 1977 -con 21 a√Īos- ingres√≥ al Hospital Regional de Antofagasta para dar a luz a su beb√© de seis meses y medio de gestaci√≥n, producto de una rotura de la bolsa amni√≥tica. Seg√ļn cuenta, pudo ver a su hijo s√≥lo un par de minutos, constatando que se encontraba vivo y sano.

Al d√≠a siguiente, en una situaci√≥n extremadamente confusa, personal del hospital solicit√≥ a su marido que reconociera el ni√Īo; sin embargo, al llegar al centro asistencial le mostraron al progenitor los cad√°veres de una madre y su hijo. Mientras, por otro lado, la doctora a cargo del procedimiento invitaba a Mar√≠a Cecilia a ver su hijo. A los minutos su marido le comunic√≥ que el ni√Īo estaba muerto. Nadie le dio nunca una respuesta sobre lo que realmente hab√≠a sucedido.

Otra situaci√≥n presentada a la Corte fue la vivida por Carmen Ortega Mardones, quien dio a luz a su hijo el 2 de enero de 1979. Era un embarazo de t√©rmino y de acuerdo a los controles anteriores el ni√Īo presentaba buen peso. Esa noche qued√≥ hospitalizada sin recibir ning√ļn tipo de atenci√≥n, entrando a la sala de parto en la madrugada, momento en el que se sinti√≥ mareada, por lo que los m√©dicos la doparon. Al despertar le informaron que su hijo ven√≠a muerto por haber nacido de pie. Nunca le permitieron verlo, tampoco le entregaron ning√ļn tipo de certificado, solo le pidieron que firmara su alta m√©dica, extendi√©ndole una ficha cl√≠nica donde se lee: ‚ÄúNi√Īo vivo‚ÄĚ.

El √ļltimo caso corresponde a Juana Elena D√≠az Mart√≠nez, quien con 17 a√Īos ingres√≥ embarazada en 1977 al Hospital F√©lix Bulnes, donde dio a luz a Elizabeth. Al tercer d√≠a de vida de la beb√©, Juana recibi√≥ la visita de una matrona, quien sin motivo alguno le dijo que ‚Äúera demasiado joven para tener hijos‚ÄĚ. Horas despu√©s, Juana es informada de que su hija hab√≠a muerto. Al preguntar la raz√≥n, las enfermeras le indicaron que el deceso fue por una insuficiencia respiratoria.

Respecto de las denuncias presentadas, se trata de casos en que las personas sustra√≠das se percataron con el paso de los a√Īos de su difusa historia familiar y de situaciones en que las familias s√≠ pudieron dar con el paradero de sus hijos perdidos.

Ante dicho escenario, en marzo pasado el INDH ya había presentado cuatro querellas por casos de sustracción de menores de edad, las cuales se encuentran en investigación por parte del ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, quien indaga más de 500 adopciones irregulares realizadas por extranjeros durante el periodo mencionado.

Tendencias Ahora