TV y Espect√°culo
Sábado 21 septiembre de 2019 | Publicado a las 14:38 · Actualizado a las 14:52
Sarah Ferguson: la exiliada de la Familia Real Brit√°nica que vuelve en medio del esc√°ndalo
visitas

Sarah Ferguson o “Fergie” como se le conoce en Inglaterra sigue siendo la oveja negra de la Familia Real Brit√°nica. Tras su divorcio del pr√≠ncipe Andr√©s, con quien se cas√≥ en 1986, fue alejada de Isabel II, sin embargo, cada d√≠a se le puede ver m√°s cerca.

Se le cuestion√≥ por sus apariciones p√ļblicas (incluida una c√°mara oculta), el divorcio que protagoniz√≥ en los a√Īos 90, pero tambi√©n por la relaci√≥n que mantuvo con Diana de Gales, la princesa que le “hizo gancho” con Andr√©s y con quien reconoci√≥ que viv√≠a en constante pelea.

Sin embargo, los a√Īos han pasado y cuando Andr√©s est√° siendo cuestionado p√ļblicamente por su v√≠nculo con Jeffrey Epstein, Fergie vuelve al ruedo y aparece en un viaje que los une para esconderse del ojo medi√°tico, pero que tambi√©n reavive los rumores de una supuesta reconciliaci√≥n.

Un matrimonio de princesa

Pese a las especulaciones que hablaban de la supuesta mala relación de ambas, Diana de Gales y Sarah Ferguson tuvieron siempre un vínculo de amistad, a tal punto que Lady Di fue la artífice del romance entre Fergie y el príncipe Andrés, cuenta Vanity Fair.

Andr√©s y Fergie, que se hab√≠an conocido cuando eran ni√Īos mientras participaban de partidos de polo, se reencontraron en un after party de las carreras de Ascot, en el castillo de Windsor, al que ella hab√≠a sido invitada gracias a las gestiones de Diana.

La princesa también se las ingenió para llevarlos a Highgrove, la casa de campo que ella compartía con el príncipe Carlos, y donde finalmente nació el amor entre los entonces futuros duques de York.

A las pocas semanas la relaci√≥n se hizo p√ļblica y meses despu√©s se confirm√≥ su compromosio, el que fue sellado con un peculiar anillo de oro amarillo que inclu√≠a un rub√≠ birmano rodeado de 10 diamantes incrustados en forma de flor.

De esta forma, la pareja se uni√≥ en un espectacular matrimonio en la Abad√≠a de Westminster, el 23 de julio de 1986, donde protagonizaron uno de los besos m√°s apasionados que han sucedido en el balc√≥n del palacio de Buckingham. Sarah declar√≥ a√Īos despu√©s a Oprah Winfrey, que el momento fue un acto de rebeld√≠a. ‚ÄúTodos nos dijeron que no nos bes√°ramos en el balc√≥n, as√≠ que lo hicimos deliberadamente. Est√°bamos muy enamorados‚ÄĚ, asegur√≥.

En los pr√≥ximos a√Īos llegar√≠an Beatriz y Eugenia, las peque√Īas que vinieron a conformar la familia que todos quer√≠an ver en Sarah y Andr√©s, sin embargo, la vida color rosa no durar√≠a mucho m√°s.

¬ŅSe acab√≥ el amor y decimos Adi√≥s?

En 1991, el pr√≠ncipe Andr√©s declaraba p√ļblicamente que “Casarme con Sarah ha sido la mejor decisi√≥n de mi vida”, sin embargo, un a√Īo despu√©s, Daily Mail afirmaba que la pareja se separaba, aunque el divorcio se hizo efectivo reci√©n en 1996, consigna El Pa√≠s.

¬ŅEl detonante del divorcio? la carrera naval del Pr√≠ncipe Andr√©s, que los manten√≠a separados por mucho tiempo y unas fotos de Ferguson con su asesor financiero John Bryan.

En las imágenes se veía a la duquesa en toples disfrutando del sol en St.Tropez, en Francia, mientras Bryan chupaba los dedos del pie de la duquesa de York.

El bi√≥grafo real Richard Kay afirm√≥ que horas antes de que aparecieran las fotos en los tabloides, el pr√≠ncipe Andr√©s recibi√≥ un mensaje de la princesa Diana dici√©ndole: “La pelirroja est√° en problemas”.

A la ma√Īana siguiente, y mientras toda la familia real se encontraba en Balmoral, las fotos de Ferguson, fueron publicadas en todos los diarios. La Reina estaba furiosa y le exigi√≥ a Fergie irse del lugar.

Daily Mail
Daily Mail

A pesar del divorcio y las infidelidades de ambas partes, la pareja mantuvo una buena relaci√≥n, a nivel que compartieron casa y vacaciones durante mucho tiempo. Incluso su hija Beatriz indic√≥ a Tatler que “Mis padres son la mejor pareja de divorciados”, en alusi√≥n a la convivencia de ambos.

Por su parte, Ferguson declar√≥ a Daily Mail: “Somos la pareja divorciada m√°s feliz del mundo. Nos hemos divorciado en cuanto a nuestro matrimonio, pero no el uno del otro”, a√Īadiendo en Good Morning Britain, el matinal m√°s importante de Gran Breta√Īa, que est√° muy orgullosa de Andr√©s.

“Es un gran hombre, el mejor de los padres y de los amigos… Somos totalmente compatibles. Nuestros lemas son: comunicaci√≥n, compromiso, compasi√≥n”, asegur√≥, dejando clara la buena relaci√≥n entre ambos, afirm√≥ El Pa√≠s.

No obstante, pese a que mantenía una excelente relación con el papá de sus hijas, sus vínculos con la Familia Real Británica no eran iguales.

Durante mucho tiempo se habl√≥ de la tensa relaci√≥n que manten√≠a la duquesa con sus ex suegros, la Reina Isabel II y su marido, Felipe de Edimburgo. Los medios de comunicaci√≥n comentaban que con este √ļltimo, ni siquiera pod√≠an estar en el mismo lugar y no soportaban verse, consign√≥ la revista Hola.

El esc√°ndalo en el que se involucr√≥ a Sarah en 2010 tampoco ayud√≥ a mejorar la relaci√≥n con ellos. Ese a√Īo, el desaparecido diario News of the World public√≥ im√°genes de la duquesa recibiendo un supuesto soborno.

Seg√ļn el diario, Fergie habr√≠a aceptado un malet√≠n con 32.000 euros (algo as√≠ como 25 millones de pesos chilenos) de un supuesto empresario quien quer√≠a conseguir una cita con su exmarido, que en ese momento era Representante Especial para el Comercio y las Inversiones de Reino Unido, destaca El Pa√≠s.

Sin embargo, el hombre en realidad resultó ser un periodista que llevaba una cámara oculta, y el maletín era solo el anticipo de los 572.000 euros (452 millones de pesos) que ella solicitó.

Vuelta en gloria y majestad

Durante todos los a√Īos que estuvo fuera de la familia real, Sarah Ferguson se las arregl√≥ para mantenerse en el ojo medi√°tico y seguir siendo tema para los brit√°nicos, independiente de ser catalogada como “Non grata” en Buckingham.

Pese a que no fue invitada al matrimonio del Pr√≠ncipe William y Kate Middlenton en 2011, luego del esc√°ndalo del malet√≠n, Sarah s√≠ asisti√≥ a la boda del Pr√≠ncipe Harry y Meghan Markle, el a√Īo pasado.

Fegie arrib√≥ a la ceremonia sola, pero con el carisma que la ha caracterizado hace m√°s de 30 a√Īos salud√≥ a la multitud que se agolp√≥ en el Castillo de Windsor para presenciar el enlace de la pareja.

Lo mismo ocurrió en el matrimonio de su hija Eugenia y el empresario Jack Brooksbank. Ese día Fergie ocupó su lugar dentro de la Familia Real Británica e incluso posó al lado de Felipe de Edimburgo en la foto oficial del enlace.

Pero al parecer el momento de Sarah sería ahora, cuando se acrecientan los rumores sobre su posible regreso a la Familia Real, y nuevamente de la mano del Príncipe Andrés, con quien disfrutó de sus vacaciones en Balmoral, invitados nada menos que por la mismísima reina Isabel II.

33 a√Īos despu√©s del divorcio de la pareja, se habla de una reconciliaci√≥n entre ambos, aunque el momento no pudo ser m√°s propicio, considerando que el pr√≠ncipe ha sido vinculado con la red de tr√°fico sexual de Jeffrey Epstein.

Acorde a lo que menciona ABC, el príncipe emitió un comunicado a través de voceros del Palacio de Buckingham, indicando que nunca había visto o sospechado de abusos sexuales por parte del Epstein.

“En ning√ļn momento durante el poco tiempo que pas√© con √©l, vi, presenci√© o sospech√© ning√ļn comportamiento del tipo que posteriormente condujo a su arresto y condena” , afirm√≥.

En 2010, Andrés y Epstein fueron fotografiados paseando por Central Park en Nueva York, lo que generó un gran debate en Inglaterra y especialmente en el mundo político, donde se cuestionó el buen juicio del príncipe.

Seg√ļn se dijo, ese paseo fue a cambio que el empresario ayudara a Fergie con algunas de sus millonarias deudas.

En su declaraci√≥n el duque manifest√≥ que se arrepent√≠a de haber visto al magnate, quien fue condenado en 2008 por conducir a ni√Īas a la prostituci√≥n.

Pero el esc√°ndalo no termin√≥ ah√≠, ya que a√Īos despu√©s Virginia Roberts, una de las denunciantes de Epstein, declar√≥ que fue obligada a tener relaciones sexuales con el pr√≠ncipe Andr√©s cuando ella ten√≠a s√≥lo 17 a√Īos.

En medio del esc√°ndalo actual y tras el suicidio de Epstein en la c√°rcel hace algunas semanas, Fergie y Andr√©s dejaron Balmoral para irse a Malaga, en Espa√Īa, donde estuvieron acompa√Īados por sus hijas Beatriz y Eugenia.

Allí mantuvieron un bajo perfil y no se dejaron ver mientras esperaban que pasara la tormenta en Estados Unidos, destaca ABC.

Reconciliación o no, Sarah Ferguson está para su ex marido, incluso en los momentos más complejos que ha tenido que vivir el hijo favorito de la reina Isabel II, formando la familia que siempre quiso mantener.

Tendencias Ahora