TV y Espect√°culo
Domingo 24 febrero de 2019 | Publicado a las 16:43
Divorcios, fracasos y un polémico productor: las maldiciones que acechan a los ganadores del Oscar
visitas

En 1928, un almuerzo privado en el hotel Hollywood Roosevelt fue la primera ceremonia de entrega de los Premios Oscar.

Con boletos, cuyo valor rondaba los 5 dólares, lo mejor de la industria del cine se reunió para conocer a los merecedores de 15 estatuillas por su trabajo como director, actor u otra labor en el mundo artístico durante 1927 y 1928.

90 a√Īos despu√©s, la ceremonia ha cambiado, ya no es un almuerzo, sino que una gala que contin√ļa reuniendo a lo m√°s selecto del cine mundial y son muchos los ganadores que han subido a su escenario para consagrarse en la cima y excelencia del s√©ptimo arte.

Sin embargo, las consecuencias de ese momento son variadas: desde el levantamiento de sus carreras o el declive de sus relaciones personales, lo que se ha atribuido a diversas ‚Äúmaldiciones‚ÄĚ, cuyas estad√≠sticas dan para pensar.

El deseo de ganar que termina en divorcio

Es probablemente la ‚Äúmaldici√≥n‚ÄĚ m√°s popular en torno a los Oscar y afecta directamente a las mujeres que han sido galardonadas en la categor√≠a ‚ÄúMejor Actriz Protagonista‚ÄĚ o ‚ÄúMejor Actriz Secundaria‚ÄĚ.

Un estudio realizado por la Universidad de Toronto, denominado ‚ÄúThe Oscar Curse: Status Dynamics and Gender Differences in Marital Survival‚ÄĚ, analiz√≥ a los nominados en las categor√≠as Mejor Actriz y Mejor Actor desde 1936, considerando sus historias matrimoniales.

De las 756 nominaciones, sólo 265 estaban casados o en una relación consagrada. De estos, un 60% experimentó al menos un divorcio o separación post Oscar. Sin embargo, al analizar a fondo las cifras, las diferencias son profundas entre hombre y mujeres, respecto del futuro de sus relaciones maritales.

Acorde al estudio, la supervivencia de sus matrimonios o relaciones peligran post Oscar. Mientras que las actrices nominadas que no ganaron el premio tienen un promedio expectativa marital de 9,51 a√Īos, quienes fueron las ganadoras de la estatuilla s√≥lo aspiran a un promedio de 4,3 a√Īos.

En cuanto a los hombres, los no ganadores poseen un promedio de 12,66 a√Īos, mientras que los ganadores esperan en promedio relaciones de 11,97 a√Īos, lo que a juicio del estudio no es significativo.

Acorde a la investigación, esto se puede deber a factores como que el mayor riesgo de las mujeres a divorciarse se puede atribuir a la incomodidad de sus esposos debido a la fama y éxito de su esposa. Otro punto, es que estas mujeres pudieron estar insatisfechas con sus relaciones y el premio les dio el empoderamiento necesario para terminar con esta situación.

Sin embargo, de acuerdo a los investigadores, no se puede atribuir a mujeres o varones esta decisión, pero sí, que es una constante para las mujeres galardonadas con una nominación o un Oscar.

Ejemplos hay varios, Sandra Bullock gan√≥ en 2010 y ese mismo a√Īo se divorci√≥ de su marido Jesse James, quien asumi√≥ haberle sido infiel. Otra afectada por la ‚Äúmaldici√≥n‚ÄĚ fue Reese Witherspoon, galardonada en 2006 como Mejor Actriz por Walk the Line, quien se divorci√≥ de Ryan Phillippe, con quien llevaba 10 a√Īos de relaci√≥n.

Gabriel Bouys | Agence France-Presse
Gabriel Bouys | Agence France-Presse

Las carreras que no despegan

Si bien, no existe un estudio detr√°s de esta ‚Äúmaldici√≥n‚ÄĚ, s√≠ hay un patr√≥n similar en quienes han obtenido la preciada estatuilla.

Acorde a History, son varios los artistas que han visto languidecer sus carreras post reconocimiento, lo que se puede deber a falencias en el trabajo, malas decisiones o sencillas circunstancias del destino.

Por ejemplo, el actor Adrien Brody, quien sorprendió en The Pianist durante 2002 no volvió a tener un éxito similar. Quien fuera el actor más joven en recibir este reconocimiento en la categoría Mejor Actor, tenía todo para brillar, pero el relativo fracaso de King Kong y otros films en los que participó, no aportaron al relanzamiento de su carrera, una que por momentos se vio como muy prometedora.

Adrian Sanchez-Gonzalez | Agence France-Presse
Adian Sanchez-Gonzalez | Agence France-Presse

Jean Dujardin, el ganador a Mejor Actor por The Artist en 2012, no ha vuelto a ser parte de éxitos de Hollywood en los que pudiera resaltar. A diferencia de su compatriota, Mario Cotillard, el actor volvió a Francia para ser una superestrella, sólo en su país, destacó Vanity Fair.

Una actuación prodigiosa fue la de Mo’Nique en Precious, lo que la llevó a alzar el Oscar en 2010 como Mejor Actriz de Reparto, sin embargo, luego de este éxito no hemos vuelto a verla en grandes proyectos.

Otro ejemplo de esta ‚Äúmaldici√≥n‚ÄĚ es la actriz Jennifer Connelly, quien gan√≥ como Mejor actriz de Reparto por su papel en Una mente brillante, sin embargo, luego de este √©xito en 2001 no ha sido parte de proyectos exitosos que la lleven a brillar en la pantalla grande.

La maldición de Harvey Weinstein

Mira Sorvino es otra actriz que habría sido alcanzada por esta peculiar maldición de los actores que no ven despegar su carrera luego de recibir la preciada estatuilla.

Aunque con los a√Īos se descubri√≥ que la verdadera maldici√≥n que recay√≥ sobre esta actriz fue cruzarse con Harvey Weinstein, quien procur√≥ hundir su carrera, luego de que en 1995 Sorvino ganara el Oscar a Mejor Actriz de Reparto por su papel en Poderosa Afrodita y rechazara al productor que intent√≥ tener un acercamiento f√≠sico a ella para luego, perseguirla.

Mira Sorvino | Christopher Polk | Getty Images | Agence France-Presse
Mira Sorvino | Christopher Polk | Getty Images| Agence France-Presse

Acorde a El Pa√≠s, Peter Jackson, director y productor, coment√≥ como Miramax, empresa de Westein, le disuadi√≥ de incluir a Mira y Ashley Judd en la trilog√≠a de El se√Īor de los anillos aludiendo a la ‚Äúpesadilla‚ÄĚ que ser√≠a trabajar con ellas, teniendo que evitarlas a toda costa.

Al ver esta declaración, Sorvino reconoció que el productor Harvey Weinstein descarriló su carrera. Era algo que sospechaba, pero de lo que no estaba 100% segura.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora