Economía
Lunes 30 marzo de 2020 | Publicado a las 18:14
El teletrabajo en Chile en tiempos de coronavirus
Por Francisca Rivas
La información es de Cristián Gil
visitas

Ante la reciente promulgación de la nueva Ley sobre Teletrabajo y con la cuarentena actual que obliga a trabajar desde el hogar a muchos chilenos, Diego González, gerente general de Defontana, empresa de software 100% web, nos da algunos consejos sobre el tema.

Nuestro país está en plena fase 4 de contagio por Covid-19 y a la fecha de hoy tiene 2.449 casos confirmados. A esto se le suman 7 comunas en cuarentena en la región Metropolitana y varias ciudades en el sur del país en la misma situación, o con cordón sanitario.

Ante esto, son muchas las empresas que han tomado la decisión de implementar el teletrabajo y otras se han visto obligadas a hacerlo.

Diego Gonz√°lez, gerente general de Defontana, al ser consultado por los principales beneficios y ventajas de esta modalidad, se√Īal√≥ que ‚Äúen el contexto actual de cuarentena obligatoria o voluntaria, sin duda, la mayor ventaja es el autocuidado y el poder seguir trabajando a pesar de la contingencia. Est√° comprobado que el teletrabajo conlleva ahorro de tiempo, de infraestructura y de transporte; incluso, mayor productividad. Efectivamente, seg√ļn un reciente informe de la Fundaci√≥n Chile Unido, el 83% de las organizaciones que promueven el trabajo remoto aumentan su productividad. Ciertamente, esta forma de trabajo concilia la vida laboral y familiar‚ÄĚ.

Claro que sostiene que hoy no todas las empresas en Chile est√°n capacitadas y aptas para hacer efectivo el teletrabajo. Afirma que ‚Äúen lo que es la parte administrativa, sin duda, la mayor√≠a puede implementar el teletrabajo de manera r√°pida, eficiente y segura, a trav√©s de una plataforma 100% web como un software de gesti√≥n administrativo-contable, que permita un trabajo colaborativo y seguro v√≠a web. Sin embargo, las empresas que no califican son todas aquellas que se encuentran en un rubro de trabajo presencial y manual. Imposible de realizar a distancia, como el de la construcci√≥n, por ejemplo. Aunque, en un futuro no muy lejano, quiz√°s la rob√≥tica y la inteligencia artificial puedan hacerlo posible‚ÄĚ, puntualiz√≥ Gonz√°lez.

Ante la pregunta de qui√©n es el encargado de asumir los costos de operaci√≥n, mantenimiento y equipos -adem√°s del internet- para el teletrabajo, es tajante al sostener que ‚Äúla empresa debe proveer a sus empleados y colaboradores de lo necesario para implementar el teletrabajo, sobre todo por una cuesti√≥n de seguridad. Si una persona debe trabajar en su casa, no puede usar el mismo computador con el que trabaja para que los ni√Īos hagan las tareas o asistan a su clase online. La informaci√≥n del trabajo es muy sensible y no puede exponerse a que sea hackeada o contaminada por alg√ļn malware o virus“.

“Adem√°s, la conexi√≥n a internet debe ser muy buena, porque no puede fallar. Lo mismo, el tel√©fono que se use para trabajar o para hacer videoconferencias o telellamadas. Todo debe ser de uso exclusivo para el trabajo y eso debe proveerlo la empresa, como dice la nueva Ley de Teletrabajo reci√©n promulgada‚ÄĚ, afirma el ejecutivo de Defontana.

Frente a la interrogante de c√≥mo debe funcionar la jornada laboral con el teletrabajo, sostuvo que ‚Äúsi es trabajo a distancia, la nueva ley lo regula como una jornada ordinaria o parcial de m√°ximo 45 horas a la semana. Ciertamente, hay alguna flexibilidad y eso depender√° del tipo de trabajo y de lo acordado con el empleador. Ahora bien, cualquiera sea la modalidad, nadie puede trabajar m√°s de 10 horas diarias y, adem√°s, la ley establece el derecho a la desconexi√≥n, lo que significa que durante 12 horas consecutivas el empleado debe estar desconectado efectivamente del trabajo‚ÄĚ.

El gerente general de Defontana, Diego Gonz√°lez, tambi√©n le dio un consejo a las empresas que nunca han implementado teletrabajo, expresando que ‚Äúdeben apoyarse con la ayuda de quienes s√≠ lo han hecho o tienen experiencia en ello. Para el trabajo remoto lo √ļnico que se requiere es una conexi√≥n a Internet, un dispositivo para conectarse y un buen software ERP 100% web, una soluci√≥n en l√≠nea a la que se pueda acceder desde cualquier lugar 24/7; multidispositivo y multiplataforma, que permita su uso desde computadores, celulares o tablets y desde cualquier navegador“.

“Un sistema as√≠ no s√≥lo posibilita seguir funcionando en un contexto complejo, tambi√©n simplifica las tareas administrativas y posibilita poder gestionar el negocio de forma r√°pida y simple, desde cualquier momento y lugar de forma segura y confiable. Eso s√≠, es importante considerar y verificar que cuente con el m√°s alto nivel de calidad, seguridad y up time y que el proveedor detr√°s tenga un verdadero compromiso de acompa√Īamiento permanente‚ÄĚ, destaca.

Tendencias Ahora