Tecnología
Ceres sorprende a astrónomos: sus puntos brillantes cambian de intensidad
Publicado por: Agencia SINC
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Entre Marte y J√ļpiter se encuentra Ceres, el cuerpo m√°s grande del cintur√≥n de asteroides y el √ļnico objeto de su tipo clasificado como planeta enano.

La nave espacial Dawn de la NASA llegó en 2015 a Ceres para elaborar desde entonces mapas detallados de su superficie. Una de las mayores sorpresas fue el descubrimiento de más de 130 puntos muy brillantes, que reflejan la luz en contraste con su oscuro entorno.

La m√°s prominente de estas manchas luminosas se encuentra dentro del cr√°ter Occator y sugiere que este planeta enano, de unos 950 kil√≥metros de di√°metro, puede ser un mundo mucho m√°s activo que la mayor√≠a de sus asteroides vecinos. A finales del a√Īo pasado se public√≥ un estudio en Nature donde se planteaba que el material reflectante de estos puntos brillantes podr√≠an ser sulfatos de magnesio hidratados o hielo de agua reci√©n expuesta.

Ahora, nuevas observaciones obtenidas con el espectr√≥grafo HARPS del telescopio de 3,6 metros del Observatorio Europeo Austral (ESO) en La Silla (Chile), han permitido detectar, no s√≥lo el movimiento de las manchas por la rotaci√≥n normal de Ceres sobre su eje, sino tambi√©n inesperadas variaciones adicionales. Esto sugiere que el material de los puntos brillantes es vol√°til y se evapora con la luz del sol, seg√ļn los expertos.

Puntos muy brillantes en el cr√°ter Occato de Ceres. / NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

Puntos muy brillantes en el cr√°ter Occato de Ceres. / NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

El autor principal del nuevo trabajo, Paolo Molaro, del instituto italiano INAF y el Observatorio Astron√≥mico de Trieste, narra la cronolog√≠a del hallazgo: “Tan pronto como la nave espacial Dawn revel√≥ la existencia de los misteriosos puntos brillantes en la superficie de Ceres, inmediatamente pens√© en los posibles efectos medibles desde la Tierra. A medida que Ceres gira, los puntos se acercan un poco a la Tierra, y luego retroceden de nuevo, lo que afecta al espectro de la luz del sol reflejada que llega a nuestro planeta‚ÄĚ.

Ceres tarda nueve horas en dar un giro completo, y los c√°lculos han demostrado que los efectos debidos al movimiento de los puntos brillantes al acercarse y alejarse de la Tierra ser√≠an muy peque√Īos, del orden de 20 kil√≥metros por hora. Pero este movimiento es lo suficientemente grande como para ser registrado mediante el efecto Doppler con instrumentos de alta precisi√≥n como HARPS.

Con este instrumento el equipo observ√≥ Ceres durante algo m√°s de dos noches en julio y agosto de 2015, “y el resultado fue una sorpresa”, seg√ļn Antonino Lanza, otro coautor tambi√©n del INAF y el Observatorio Astrof√≠sico de Catania, quien explica: ‚ÄúEncontramos los cambios previstos en el espectro por la rotaci√≥n de Ceres, pero con otras variaciones considerables de una noche a otra”.

Con estos datos el equipo concluy√≥ que los cambios observados podr√≠an deberse a la presencia de sustancias vol√°tiles ‚Äďsea agua helada, sulfatos de magnesio hidratados u otras mol√©culas‚Äď, que se evaporan bajo la acci√≥n de la radiaci√≥n solar.


Cuando las manchas del interior del cr√°ter Occator est√°n en el lado iluminado por el Sol, se forman penachos que reflejan la luz solar de forma muy eficaz. Estos penachos se evaporan r√°pidamente, pierden reflectancia y producen los cambios detectados. Este efecto, sin embargo, cambia de noche a noche, dando lugar a patrones aleatorios adicionales a corto y largo plazo.

Si esta interpretación se confirma, Ceres podría ser muy diferente de Vesta y los demás asteroides del cinturón principal. A pesar de estar relativamente aislado, parece ser internamente activo. De hecho, se plantea que incluso se podría haber formado en el sistema solar exterior.

Tambi√©n se sabe que este planeta enano es rico en agua, pero no est√° claro si esto est√° relacionado con las manchas luminosas. Adem√°s se desconoce la fuente de energ√≠a que genera la filtraci√≥n continua de material en la superficie. Dawn y otros instrumentos desde la Tierra contin√ļan estudiando Ceres y el comportamiento de sus puntos brillantes, por lo que en los pr√≥ximos meses se podr√≠an ofrecer nuevos datos que ayuden a resolver el misterio.

Tendencias Ahora