Vida
Estudio revela que ver pornografía en pareja es un excelente método para mejorar el sexo
Publicado por: José Luis Vargas
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Mirar pornograf√≠a es algo que gran parte de la poblaci√≥n realiza de forma permanente, independiente si est√°s soltero o no, muchos hombres y mujeres sucumben ante este tipo de escenas un tanto ‚Äúhot‚ÄĚ que podemos encontrar de forma regular en la web.

Sin embargo, si est√°s en pareja y realizas esta pr√°ctica de forma solitaria, nunca te has preguntado ¬Ņpor qu√© no ver pornograf√≠a con la persona que amas y as√≠ experimentar sensaciones en conjunto con tu enamorado (a)?.

Si existe esa confianza no hay que privarse de ver algo con tu compa√Īero (a), im√°genes que pueden ser de porno gay, posporno, porno h√©tero cl√°sico, porno antiguo. Sea como sea y de la √©poca que sea, lo importante es atreverse a abrir un link en conjunto y disfrutar de este arte amatorio plasmado en un filme er√≥tico.

Junto con generar un mayor lazo sexual, un estudio reciente publicado en ‚ÄúThe Journal of Sex and Marital Therapy” que fue realizado por Kevin Alderson y Marley Resch, dos sex√≥logos canadienses, arroj√≥ que las parejas que ven porno unidas, permanecen unidas por mucho m√°s tiempo.

Adem√°s la investigaci√≥n arroj√≥ que las personas que miran pel√≠culas sexuales en conjunto tienden a tener relaciones m√°s satisfactorias y m√°s duraderas. ¬ŅPor qu√©? La raz√≥n principal de ello es porque hablan m√°s y son honestas. El ocultamiento y la verg√ľenza nunca fueron buenos socios del amor/deseo, es lo que afirman los expertos a la revista femenina Entre Mujeres.

TITANIC

TITANIC

Asimismo, los expertos sostienen que el sexo necesita de variantes y en una era de est√≠mulos visuales, las pel√≠culas porno para mirar en pareja son una excelente opci√≥n al minuto de encender la pasi√≥n y lujuria. Del mismo modo, el doctor Walter Ghedin explica que: ‚ÄúLos sex√≥logos sabemos que el contacto cuerpo a cuerpo, el complacerse mutuamente, darle importancia al juego er√≥tico y las fantas√≠as siguen siendo las fuentes de placer m√°s importantes, no obstante hay que saber adaptarse a los tiempos que vivimos e incorporar nuevos recursos, y entre ellos est√° el cine “hot”‚ÄĚ

Y aunque las pel√≠culas porno no son una novedad, tiempo atr√°s eran patrimonio casi exclusivo del p√ļblico masculino, tanto hetero como gay. Sin embargo, hoy son ellas las que han sucumbido a esta pr√°ctica y han incorporado a las relaciones nuevos fetiches que vienen a encender la relaci√≥n en la intimidad.

Las mujeres gustan de pel√≠culas que incorporen algo de su propia mirada sobre el sexo: varones y mujeres m√°s cercanos a la realidad, no quedarse en un rol sumiso, sugerir antes que mostrar. A los dos les estimula el juegro previo y hasta la misma excitaci√≥n. Algunas ser√°n m√°s visuales y ya con la misma imagen quedar√°n exitadas, para otras ser√° la antesala para el disfrute con el compa√Īero o la compa√Īera sexual, es lo que se√Īalan los expertos en su estudio.

¬ŅQu√© tipo de pel√≠culas son las m√°s id√≥neas?

Ambos miembros de la pareja pueden enriquecer el sexo con el aporte del porno, la clave para el √©xito es elegir aquellas pel√≠culas que combinen sexo, erotismo, y un rol femenino que no sea la t√≠pica mujer que el hombre dispone seg√ļn su gusto. Hoy es posible encontrar parejas que eligen el material que van a ver, aceptan sugerencias y hasta filman su propia pel√≠cula casera.

Los tiempos cambian para mejor, no hay que asustarse, ver porno en pareja no mata neuronas sino que todo lo contrario, las estimula. Tampoco supone una conducta transgresora ni que se está perdiendo el deseo. El sexo necesita incorporar novedades. Pero no olvidemos que el encuentro entre los cuerpos y la imaginación son esenciales.

Tendencias Ahora