Notas
La sorpresa ‘sueca’ de Bolivia: Martin Smedberg, la nueva figura de los altipl√°nicos en Copa Am√©rica
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hubo un jugador de Bolivia que no pudo contener las l√°grimas en la victoria del lunes ante Ecuador. Se llama Martin Smedberg-Dalence, naci√≥ en Suecia y, aunque no pis√≥ la tierra de su padre hasta hace un a√Īo, su sue√Īo era marcar un gol con Bolivia.

“Llevo toda mi vida en Suecia. Jugu√© en su selecci√≥n en juveniles pero desde que vi el Mundial de 1994, que jug√≥ Bolivia, le dije a mi padre que ojal√° un d√≠a pudiera jugar con Bolivia”, recuerda Smedberg a la AFP.

El espigado volante del Gotemburgo, un especialista en el golpeo de bal√≥n, a√ļn ten√≠a la emotividad a flor de piel al salir del vestuario del estadio El√≠as Figueroa de ¬†Valpara√≠so.

Acababa de anotar un golazo y dar una asistencia en el sufrido triunfo 3-2 contra Ecuador en la segunda jornada del Grupo A de la Copa Am√©rica-2015, la primera victoria de la Verde en este torneo en los √ļltimos 18 a√Īos.

Con su diana, un misil desde fuera del √°rea bien ajustado al palo, Smedberg no ser√° s√≥lo recordado como pieza clave de este triunfo sino tambi√©n porque el gol fue el n√ļmero 100 de Bolivia en la Copa Am√©rica.

“Es un sue√Īo marcar mi primer gol con la selecci√≥n. Soy un jugador y una persona que tiene emociones y cuando marqu√© no s√≥lo pens√© en m√≠. Pens√© en toda la gente que vive en Bolivia. El gol era para ellos tambi√©n”, resalta.

Smedberg naci√≥ hace 31 a√Īos en Norrk√∂ping,¬†una moderna ciudad de 90.000 habitantes al sur de Suecia.¬†

Su padre, Ramiro Delance, un entrenador de f√ļtbol de la provincia andina de Oruro (sur de Bolivia), se tuvo que exiliar al pa√≠s n√≥rdico a principios de la d√©cada de 1980, cerca del final de la √ļltima dictadura militar en el pa√≠s.

Ramiro se adaptó a Suecia y se casó con una joven local, pero no dejó de inculcar a su hijo Martin la cultura boliviana.

“Con mi padre siempre hablamos espa√Īol en la casa y tambi√©n ten√≠amos las tradiciones de Bolivia. Siempre me he sentido como un boliviano y soy muy feliz de ser parte de la selecci√≥n”, relata Smedberg en un m√°s que correcto espa√Īol que quiere perfeccionar.

“El castellano lo tengo que mejorar a√ļn. Aqu√≠ lo estoy haciendo cada d√≠a”, dice con una sonrisa.

Su doble nacionalidad marca hasta su juego, que define como una combinaci√≥n de “estilo europeo y de Bolivia”.
 

Convocatoria tardía

A pesar de que nunca viaj√≥ de ni√Īo al pa√≠s de su padre, Smedberg recuerda que en Suecia ten√≠a amigos de Bolivia y que juntos sufrieron la era de derrotas que se abri√≥ tras los a√Īos dorados del Mundial de Esatdos Unidos-1994 y el subcampeonato de Copa Am√©rica de Bolivia-1997.

Ya como profesional Smedberg se labró una larga carrera en clubes suecos pero nunca fue convocado para la selección liderada por Zlatan Ibrahimovic.

Tampoco Bolivia se acord√≥ de √©l hasta la llegada el a√Īo pasado de Mauricio Soria al banquillo, quien mand√≥ llamar al volante de 1,87 m de altura.

“Por qu√© no fui llamado antes es una pregunta para la Federaci√≥n (boliviana)”, aclara Smedberg con cierto pesar por la tardanza.

“Ahora cambiaron la mentalidad. Como hemos sufrido tantos a√Īos que no ha pasado nada con la selecci√≥n, creo que han mirado un poco m√°s afuera de Bolivia para ver si hay jugadores que tienen sangre de Bolivia”, estima.

Su primera convocatoria fue tambi√©n el primer viaje de su vida a Bolivia. En Oruro a√ļn vive su abuela y tambi√©n tiene familia en Santa Cruz y La Paz.

“Cuando me llamaron por primera vez fue un sue√Īo, pero lo m√°s grande que est√° pasando en mi carrera es jugar la Copa Am√©rica y este partido fue el m√°s grande de toda mi vida”, dice sobre el duelo con Ecuador.

A Bolivia le espera una cita a√ļn m√°s dura el viernes contra Chile, pero la gran meta de Smedberg es seguir progresando para las eliminatorias al Mundial de Rusia-2018.

Smedberg quiere ayudar al equipo a regresar a un Mundial como el de 1994, que él disfrutó tanto como cualquier boliviano, sólo que a más de 11.000 km de distancia.

Tendencias Ahora