Internacional
La cuantiosa deuda de la Segunda Guerra Mundial que Grecia le exige reparar a Alemania
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Desde abril de 1941 a octubre 1944, las fuerzas del Eje, principalmente nazis y fascistas, se mantuvieron en ocupaci√≥n de territorio griego. Durante esos a√Īos de desatada guerra, las fuerzas alemanas impusieron su r√©gimen de sometimiento, exterminio y ahogo econ√≥mico, sumiendo al pa√≠s hel√©nico en una profunda crisis social que repercute hasta la actualidad.

Por lo menos as√≠ lo se√Īalan las autoridades pol√≠ticas de Atenas, militantes de la coalici√≥n Syriza, tachada como de extrema izquierda por los estados de la Eurozona.

Su líder y primer ministro, Alexis Tsipras, incluso antes de alzarse como como candidato, enarboló la bandera de la necesaria reparación alemana; una con tintes históricos y, sobre todo, económicos, pues recuerda que en el trance de la Segunda Guerra Mundial el hitlerismo obligó a Grecia a prestarle una alta suma de dinero.

“Hay una obligaci√≥n moral para con nuestro pueblo, la historia y todos los pueblos europeos que han luchado y han dado su sangre contra el nazismo, una obligaci√≥n hist√≥rica” de reclamar a Alemania “indemnizaciones de guerra y el reembolso del pr√©stamo obligatorio” que los nazis impusieron a Grecia y nunca fue devuelto, dijo Tsipras ante el Parlamento griego en su primer discurso pol√≠tico, el 8 de febrero.

Como ya no se trata de un simple mensaje, sino m√°s bien de una exigencia formal, Alemania se vio forzada a responder, en un asunto que no le es ajeno.

Al d√≠a siguiente, el ministro alem√°n de Econom√≠a, Sigmar Gabriel, rechaz√≥ la petici√≥n de indemnizaci√≥n de guerra, asegurando que la cuesti√≥n se zanj√≥ definitivamente hace 25 a√Īos.

“Todos estos asuntos se solucionaron jur√≠dicamente con el Tratado Dos m√°s Cuatro”, firmado en 1990 en Mosc√ļ entre las dos Alemanias y los aliados, que renunciaron a sus derechos sobre los vencidos en 1945, tratado que Grecia aprob√≥, insisti√≥ Gabriel.

Pero Tsipras no cesa y afirma que su convocatoria tiene asidero en la historia.

Las cifras de la ocupación y la deuda griega

En su mismo discurso del 8 de febrero, Tsipras precis√≥ los n√ļmeros. El monto total del pr√©stamo que los nazis tomaron desde las arcas fiscales griegas, y que no fue recompuesto, ser√≠a de 162.000 millones de euros.

En relaci√≥n a la deuda griega, que ha obligado a extremar medidas de salvataje a costa tambi√©n de otras formas de morosidad -y austeridad, cuyos principales detractores son los militantes de Syriza en el gobierno-, dicho n√ļmero equivaldr√≠a a la mitad del d√©ficit heleno, que sobrepasa los 300.000 millones de euros y asciende al 175% de su Producto Interno Bruto (PIB).

AFP

AFP

En contrapartida, Alemania ha dicho ya en reiteradas ocasiones que se niega a pagar ese dinero a Grecia, argumentando que la reivindicaci√≥n carece de base jur√≠dica y que 70 a√Īos despu√©s de la Segunda Guerra Mundial ya ha perdido su legitimidad.

Pero en Grecia hoy muchos exaltan la memoria. La ocupación nazi empezó en 1941 y fue una de las más brutales de Europa.

Los nazis explotaron y saquearon todos los recursos de Grecia y forzaron al banco central griego a otorgar un crédito de 476 millones de reichsmarks que nunca fue devuelto.

En un informe de 2012, la c√°mara de diputados alemana, el Bundestag, evalu√≥ ese cr√©dito en 8.250 millones de d√≥lares. Grecia lo eval√ļa por su parte en 11.000 millones de d√≥lares, seg√ļn un informe confidencial entregado al ministerio de Finanzas y desvelado por el peri√≥dico To Vima.

Tras la capitulación alemana, la prioridad de los estadounidenses en Grecia era su lucha contra los comunistas por lo que pidieron a los griegos, en plena guerra civil y que se beneficiaron del plan Marshall, que dejaran de lado sus reivindicaciones hasta firmar un tratado de paz.

Pero tras la guerra, Alemania empez√≥ su reconstrucci√≥n y no pag√≥ pr√°cticamente nada a sus antiguos enemigos. “Es evidente que esto contribuy√≥ masivamente al milagro econ√≥mico alem√°n”, seg√ļn una nota de an√°lisis de la financiera internacional neerlandesa Rabobank.

“Alemania ha sido el pa√≠s que menos ha pagado sus deudas durante el siglo XX”, recuerda el profesor de historia econ√≥mica Albrecht Ritschl en una entrevista publicada por Der Spiegel en 2011.

En 1990, poco antes de la reunificaci√≥n, las dos Alemanias firmaron el llamado “tratado 2+4″ con los aliados. Aunque en sentido estricto no fue un tratado de paz, Berl√≠n consider√≥ que pon√≠a punto y final a la cuesti√≥n de las reparaciones de guerra.

Desde hace d√©cadas, el griego Manolis Glezos, un s√≠mbolo de la resistencia contra los nazis, quiere que Alemania pague sus deudas. Esta cuesti√≥n tiene “una dimensi√≥n pol√≠tica y moral”, asegura este hombre de 92 a√Īos, que cuando ten√≠a 18 descolg√≥ la bandera nazi que ondeaba en la Acr√≥polis.

El a√Īo pasado, el presidente griego Carolos Papoulias, que tambi√©n fue un resistente, aprovech√≥ una visita a su hom√≥logo alem√°n Joachim Gauck para pedirle la apertura de negociaciones sobre la cuesti√≥n.

Sin embargo Gauck le record√≥ que “la v√≠a legal est√° cerrada” y pidi√≥ perd√≥n a los griegos por la violencia de los nazis en Grecia, las primeras disculpas de este tipo desde que termin√≥ la Segunda Guerra Mundial.

Tendencias Ahora