Nacional
Familiares de víctimas de incendio en cárcel de San Miguel recurrirán a corte internacional
Publicado por: Erik López
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte de Apelaciones confirmó el fallo que absolvió a los ocho gendarmes imputados por la muerte de 81 reos durante el incendio que afectó a la cárcel de San Miguel, el 8 de diciembre de 2010. Los familiares de las víctimas reaccionaron con indignación y anunciaron que recurrirán a organismos internacionales.

Por dos votos a uno, la primera sala de la Corte de Apelaciones de San Miguel rechazó los recursos de nulidad contra el fallo absolutorio que dictó el sexto tribunal oral en abril pasado, tras 9 meses de juicio.

En aquella oportunidad los jueces calificaron de desprolija la investigaci√≥n de la Fiscal√≠a Sur que comenz√≥ en manos del ahora ex fiscal Alejandro Pe√Īa y que concret√≥ el actual fiscal jefe regional, Ra√ļl Guzm√°n.

Tras escuchar la resoluci√≥n, que pone punto final a este proceso sin culpables, familiares como Ang√©lica Y√°√Īez, hermana de uno de los internos que muri√≥ calcinado, criticaron con rabia al Estado.

Uno de los abogados de las familias de las víctimas, Boris Paredes, anunció que recurrirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

No obstante, de tratarse de un recurso extraordinario, el fiscal Guzmán advirtió que analizarán una queja contra los jueces.

Los funcionarios absueltos del cuasidelito de homicidio son los centinelas Fernando Orrego, Francisco Riquelme y José Poblete, junto a los oficiales José Hormazábal, Patricio Campos, Segundo Sanzana, Jaime San Martín y Carlos Bustos.

El jefe jur√≠dico de la Defensor√≠a Penal P√ļblica, Nicol√°s Orellana, organismo que represent√≥ a los imputados, record√≥ que su instituci√≥n no puede celebrar este fallo, porque antes de la tragedia defend√≠a a varias de las v√≠ctimas.

La clave de la absolución de los 8 gendarmes está en el peritaje que ordenó realizar la defensoría que cuestionó la tesis de la Fiscalía Metropolitana Sur, que establece que las llamas se expandieron en un periodo de 40 minutos.

En estrado el perito Alexis Vassilius, demostró que el incendio demoró en instalarse entre 4 a 6 minutos -como máximo- lo que habría impedido la reacción de los funcionarios de Gendarmería para intentar desencerrar a los internos.

Tendencias Ahora