Blogs
Desaparecidos en Dictadura: No perder la esperanza de conocer la verdad
Publicado por: Camilo Escalona
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En medio de desastrosas noticias, la m√°s tr√°gica correspondiente al desolador conflicto armado en la Franja de Gaza que se ensa√Īa con el pueblo palestino, hemos sido conmovidos por el reconocimiento del joven m√ļsico argentino, Ignacio Urbain, como nieto de Estela de Carlotto, la Presidenta y una de las l√≠deres m√°s tenaces del movimiento de las madres y abuelas de Plaza de Mayo.

Esta organización que, durante décadas, infatigablemente, ha bregado para conocer el destino de sus hijos e hijas, así como de las criaturas que estaban en el vientre de sus madres, cuando ellas fueron capturadas y secuestradas por los terribles escuadrones represivos de la dictadura argentina.

La llamada “guerra sucia” que en el pa√≠s hermano significo la p√©rdida de decenas de miles de valiosas vidas, las m√°s valiosas de su generaci√≥n, es el cap√≠tulo m√°s horroroso en la existencia de esa naci√≥n. Luego de esa debacle moral, el r√©gimen militar no encontr√≥ nada mejor que lanzarse a la toma de las Islas Malvinas, donde se sacrificaron est√©rilmente otros miles de j√≥venes soldados, arrastrados por la crueldad y el af√°n perpetuacionista de la dictadura.

Tanto sufrimiento es inaudito. Pareciera que ese nunca se acaba. De modo que para muchas personas este es un verdadero milagro. Se vuelve a ratificar la idea que inspira aquella antiqu√≠sima afirmaci√≥n que “la esperanza nunca se pierde”. El rostro radiante de la abuela Estela de Carlotto es un s√≠mbolo que la vida renace y que es capaz de prevalecer sobre el designio de muerte propio de aquellas tenebrosas criaturas que cobran protagonismo bajo los reg√≠menes dictatoriales.

El derecho a la vida es la base de la lucha por la verdad y la justicia. También en Chile. Por ello, nunca es tarde para demandar que aquellos que conocen el destino de los detenidos desaparecidos entreguen esa verdad tanto tiempo oculta, arrebatada dolorosamente a las familias y a toda la sociedad chilena.

Una vez más apelamos al supremo deber de conciencia de los que saben que paso con miles de presos políticos en Chile, para que nuestra patria, este país que tanto amamos, pueda avanzar en este ámbito, cerrando sus heridas, esclareciendo los hechos y develandose en definitiva la verdad, aquella que calma los rencores y alivia el dolor de las familias.

En Chile vivimos un nuevo ciclo político y social, con libertad la ciudadanía reclama de quienes poseen autoridad una mayor respuesta a las inquietudes y peticiones que en calles, plazas y en los hogares se formulan paraorientarnos hacia un Chile más inclusivo y solidario. Es la hora entonces de ponerse a la altura, de nuevos gestos y esfuerzos, de tomar el espíritu de ser un país mejor para entregar esa verdad que aunque dolorosa es necesaria para convivir y progresar con la frente en alto

Camilo Escalona
Presidente del Instituto Igualdad y ex presidente del Senado

Tendencias Ahora