Notas
Entrevista de 1994 muestra qué pensaba el famoso biólogo Humberto Maturana del aborto
Publicado por: Víctor Schwencke
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La posibilidad de despenalizar el aborto terapéutico en Chile ha significado un debate comparable sólo a lo ocurrido con la Ley de Divorcio, a comienzos de siglo.

Todo esto, sin contar además la serie de cuestionamientos éticos, científicos e incluso socioeconómicos que conlleva este tema.

Y es que si antes de la Cuenta P√ļblica del gobierno de Michelle Bachelet, la Reforma Tributaria era el tema pa√≠s, hoy la discusi√≥n de una eventual regularizaci√≥n del aborto inunda los medios de comunicaci√≥n.

Durante 1994, el reconocido médico y biólogo, Humberto Maturana, fue entrevistado por el diario La Tercera. La instancia fue aprovechada por el académico para realizar serias críticas al rol de la iglesia Católica en torno a la sociedad, consigna la revista Sentidos Comunes.

En esa ocasi√≥n, Maturana asever√≥ que la iglesia est√° limitada, se cierra a ver la humanidad que le rodea, se opone a que la gente adquiera conocimiento y, por lo mismo, act√ļa como “tir√°nica”, indic√≥.

A su juicio, es la familia, los hombres y mujeres de este país, quienes tienen la libertad de tomar sus propias decisiones, por lo que la intrusión de una institución religiosa o del Estado, no tiene cabida.

Dentro de la entrevista, el médico de la Universidad de Chile, también manifestó que si se trata de defender la vida, entonces ni siquiera deberíamos tomar antibióticos, pues las bacterias son seres vivos.

Enfatiz√≥ en que si vamos a realizar una defensa, entonces hag√°mosla a la vida √≠ntegra de un ser humano, “un embri√≥n no lo es”, sentenci√≥. Un humano nace cuando la madre adquiere un v√≠nculo emocional con √©l.

‚ÄúConsidero que el aborto es una medida extrema, que las mujeres adoptan porque es necesario para sus vidas. Para m√≠, es una acci√≥n leg√≠tima que ella o la familia decidan perder un beb√© que no desean. Es un embri√≥n destinado a sufrir la negaci√≥n, porque no se le quiere”, se√Īal√≥ en la oportunidad.

“Y se hace m√°s da√Īo teniendo un hijo a la fuerza que no teni√©ndolo. Ahora, decir que el aborto es leg√≠timo no me inhabilita para se√Īalar que, en el fondo, es un acto sagrado, porque es una vida por otra vida. No estoy recomendando el aborto; lo que s√≠ me parece es que las personas tienen que tener los conocimientos y el entendimiento para decidir consciente y responsablemente. Y quien debe decidir, por supuesto, es la mujer, porque se trata de su vida y de su cuerpo‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/9jv1
Tendencias Ahora