Notas
Alemania prepara enfervorecida ‘su final’ de la Champions League
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A tres d√≠as de la primera final germana de la Champions League entre el Bayern de Munich y el Borussia de Dortmund, Alemania se prepara con entusiasmo para una cita que eleva su f√ļtbol al rango de gran potencia.

Desde que los dos clubes eliminaron en semifinales al Barcelona y al Real Madrid, Alemania espera un acontecimiento inédito, que ha vuelto todas las miradas hacia las virtudes de la Bundesliga.

En Munich y en Dortmund, la febrilidad se ha apoderado de los aficionados al f√ļtbol. Las 25.000 entradas de que dispone cada club para la final, el s√°bado en el estadio londinense de Wembley, se vendieron en un visto y no visto. El Borussia recibi√≥ hasta 500.000 solicitudes.

En Dortmund se acondicionar√°n tres espacios con pantallas gigantes para los que no podr√°n viajar a Londres, mientras que en Munich se vieron largu√≠simas colas para obtener los billetes gratuitos que dar√°n acceso el s√°bado al Allianz-Arena (45.000 plazas), donde est√° prevista una retransmisi√≥n del partido. Tambi√©n se podr√° ver el encuentro en la “Theresienwiese” donde tradicionalmente se instala la Oktoberfest, la gran fiesta de la cerveza.

El entusiasmo en la capital de Bavaria ha llegado hasta tal punto que la orquesta filarmónica ha grabado un himno a la gloria del club, dirigido por Lorin Maazel vestido del Bayern, que está teniendo un gran éxito en Youtube.

Pero la mayor concentraci√≥n de hinchas (se esperan 100.000) tendr√° lugar en Berl√≠n, ante la Puerta de Brandeburgo. Este mi√©rcoles pod√≠an verse los preparativos, bajo la divisa “Alemania celebra la 35¬™ jornada” de la Bundesliga, que en realidad cuenta con 34.

Al igual que est√° sucediendo en el plano econ√≥mico, el pa√≠s se felicita por el poder√≠o recobrado en el f√ļtbol europeo, tras las reformas acometidas a comienzos de los a√Īos 2000 para mejorar la competitividad de los clubes. En este sentido, la presencia de la canciller Angela Merkel en Wembley tendr√° una fuerte carga simb√≥lica.

Seg√ļn el redactor en jefe de la revista “11 Freunde”, Philipp K√∂ster, no hay nada de sorprendente en todo esto.

“El f√ļtbol se ha convertido en el gran espect√°culo de Alemania. Y se ha convertido tambi√©n en el principal factor creador de v√≠nculos en la sociedad”, explicaba K√∂ster esta semana en una charla con corresponsales extranjeros.

“Ahora mismo, toda Europa tiene los ojos puestos en la Bundesliga”, asegura Christian Seifert, el jefe de la liga alemana de f√ļtbol (DFL).

“¬ŅSomos actualmente el mejor campeonato del mundo? Lo demostraremos en los a√Īos pr√≥ximos, si hacemos gala de constancia”, dijo. En cualquier caso, apostilla, “podemos estar orgullosos”.

Para la leyenda Franz Beckenbauer, “ser√≠a el momento de demostrar que los alemanes han tomado el mando”.

La final, motivo de orgullo para muchos alemanes, los tiene sin embargo divididos.

Seg√ļn un sondeo TNS Emnid, el 67% pronostica una victoria del club b√°varo, que jugar√° su tercera final de Liga de Campeones en cuatro a√Īos. Sin embargo, el 49% desea una victoria del Borussia, y s√≥lo un 30% la del Bayern.

“El apoyo del que goza el Dortmund responde a la animadversi√≥n que inspira el Bayern”, comenta Philipp K√∂ster.

“El Bayern es el club m√°s querido y odiado de Alemania, porque encarna todo lo que a la gente le gustar√≠a tener, es decir, √©xito, inteligencia, buen gusto. Al mismo tiempo, tiene algo de espantoso; todo es tan calculado, tan sin sorpresas”.

El s√°bado por la noche, la famosa frase del delantero ingl√©s Gary Lineker, tras una derrota en la semifinal de la Eurocopa 1996, cobrar√° todo su sentido: “en el f√ļtbol se juega 11 contra 11, y al final, gana Alemania”.

Tendencias Ahora