Notas
Evacuados por erupción de volcán Puyehue temen por su ganado
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“Yo baj√©, pero mi marido se qued√≥ con una moto para cuidar las ovejitas”, dice a la AFP Luc√≠a Calcomir, una de los miles de evacuados debido a la erupci√≥n del volc√°n Puyehue en el sur de Chile, en su mayor√≠a temerosos de la suerte que pueden correr el ganado, su principal fuente de sustento.

Luc√≠a viv√≠a en Pocura, un poblado ubicado en las faldas del volc√°n que el s√°bado despert√≥ de sus 51 a√Īos de letargo. Acaba de llegar a Ri√Īinahue, otro peque√Īo pueblo m√°s lejos del macizo en la localidad de Lago Ranco, junto a sus tres hijos y tres peque√Īas maletas, en compa√Ī√≠a de personal policial.

No ten√≠a intenci√≥n de abandonar el pueblo, al igual que varios de sus vecinos, pero la tarde del domingo decidi√≥ pedir ayuda. Su beb√© de cuatro meses empez√≥ a toser con fuerza por el olor a azufre. “A mi me lleg√≥ en toda la garganta. Es un olor muy fuerte”, explic√≥.

Sin embargo, su marido decidió quedarse en Pocura para cuidar de sus cinco ovejas, con una moto por si debe salir de urgencia.

A casi 24 horas de iniciarse la erupci√≥n, la columna de humo y cenizas de unos 10 km de alto ha tomado la cl√°sica silueta de un hongo, captando la atenci√≥n de los lugare√Īos que la fotografiaban con c√°maras y celulares, observando con detenimiento las peque√Īas nubes creciendo y cambiando su forma voluptuosa a gran velocidad, de un color rojizo.

La escuela de Ri√Īinahue, frente al lago Ranco, cobij√≥ la noche del s√°bado a un centenar de evacuados tras ser habilitada como albergue. Aunque este domingo el municipio decidi√≥ trasladarlos m√°s al norte, a la localidad de Frutrono, al cambiar la direcci√≥n de los vientos.

Aunque ya estaba semivacío, personal del Ejército permanecía en el lugar a la espera de vecinos rezagados para concretar su traslado a Futrono.

Pablo Ag√ľero, encargado municipal de gestionar el refugio, asegur√≥ a la AFP que hay cierta “resistencia tranquila” entre los vecinos para dejar sus casas “no por temor a robo, sino por cuidar de sus animales”.

“Enviamos veh√≠culos casa por casa y tocando la bocina. Sin embargo, hay resistencia, dicen que tienen experiencia y que no va a pasar nada”, a√Īade.

Laura Caramillo ha vivido toda su vida en Ri√Īinahue y no parece querer irse. “Las ovejitas no se pueden dejar morir”, asegura, y agradece que la erupci√≥n no haya causado hasta el momento m√°s problemas. “Por lo menos no se oscureci√≥ como en otras veces”, dice, recordando antiguas erupciones de otros volcanes del √°rea.

El gobierno asegur√≥ que los 3.500 evacuados podr√°n volver a sus casas en tres d√≠as m√°s, seg√ļn el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, aunque los evacuados se preparan para una estad√≠a m√°s larga.

“Yo soy el ultimito”, afirma sonriendo Omar V√°zquez, el √ļltimo en dejar el municipio de Los Venados la tarde del domingo. “Ayer me avisaron que un volc√°n explot√≥, pero ten√≠a ropa remoj√°ndose. Espero que en la escuela tengan cuerdas para colgarla”, dijo.

Tendencias Ahora