Notas
Chile eliminado del Mundial: Ni tan buenos, ni tan malos
Publicado por: Felipe Delgado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Podr√≠a contarle tantas historias en estas l√≠neas, por ejemplo que Juan nos hizo con el de Sud√°frica 4 goles concretando un corner brasile√Īo, nos anot√≥ en Goteborg, Brasilia, Puerto La Cruz y Johannesburgo. Podr√≠a contarles que Robinho, ese peque√Īo demonio, se aburre de hacerle goles a Claudio Bravo, pero prefiero no hablar de los rivales y menos de un equipo que como dec√≠a en la columna anterior, no te da respiro, si le das un metro de ventaja.

Chile se va del Mundial y son muchas las reflexiones que quedan del paso por esta Copa. Se le gan√≥ a los que deb√≠a gan√°rseles y se perdi√≥ con los que se deb√≠a perder. Razonamiento l√≥gico y hasta ir√≥nico, para un equipo que en todo caso deja muchas ense√Īanzas, la primera de ellas que √©ste es el modelo de Bielsa, con todas sus virtudes y defectos, un cuadro que transita por lo t√°ctico como argumento fundamental de su juego y donde no hay mucho espacio para el genio individual de tipos como Valdivia, y s√≠ para jugadores como Estrada o Fuentes que no siempre cumplen la tarea.

Chile

ANFP.cl

Este formato tiene éxito si obtienes el resultado, pero ante equipos con individualidades superiores sucumbe y se pierde en un dibujo que se va diluyendo con el correr de los minutos y termina en un ejercicio desesperado por revertir un resultado adverso. Ahí se equivocó Bielsa y su autocrítica llegará en su minuto, llegó sin un delantero de área al 100% y eso se sintió, Alexis no estuvo a la altura del evento y la selección también lo sufrió.

Bielsa se va en octavos de final al igual que Acosta el 98, pero las proyecciones son distintas. Chile es un equipo joven, un elenco que se puede proyectar para el mundial del 2014, sólo Contreras y Tello estarían cerca de los 35 y probablemente no estén, pero con el resto sí se puede trabajar para la próxima Copa, no botemos el trabajo de Bielsa, no caigamos en los extremos, ni en el exitismo exagerado ni en el fracaso absoluto.

Hay que buscar el punto medio, analizar en su justa medida lo realizado en el Mundial, no dejando de lado lo que se hizo en las clasificatorias. Chile cambió en algo fundamental, el modelo táctico se mantiene al menos en el 90% de los partidos en que jugó la Roja. Ya se sabe a lo que juega Chile, como lo haga tiene matices, pero en lo general el estilo se mantiene y eso es un avance. El gran mérito de Bielsa fue hacer entender a los futbolistas que esto tienen que tomárselo como profesión, que va más allá de los 90 minutos, más allá del éxito pasajero. El cuerpo técnico de Bielsa le metió en la cabeza a estos jugadores que sí se puede obtener el resultado con trabajo y disciplina.

Hoy sería sencillo entrar en comparaciones odiosas con otros procesos, pero yo creo que la huella de Bielsa no debe perderse en lo fundamental, en aquello de profesionalizar el entorno. Lo que nos dejó el argentino fue asumir que todos debemos ponernos a su altura a la hora de discutir, no porque sea un superhombre o un semidios, sino porque así como los jugadores debieron conocer su forma de trabajo, nosotros también debemos profesionalizarnos como comunicadores, dejar de lado el exitismo visceral.

Chile tiene que tener una pol√≠tica de selecciones, que sea transversal, no es un misterio que Bielsa no ten√≠a control sobre las menores y ahora hay que trabajar en eso, porque para obtener √©xitos hay que desarrollarse en todos los estamentos, en 3 a√Īos no se cambia el f√ļtbol chileno completamente, s√≠ se maquilla y bastante como lo ha hecho Bielsa, pero el trabajo real se ver√° si clarificamos el mando y tenemos un esquema que alcance a todos.

Tenemos más de un siglo de vida futbolística y como decía Eduardo Santa Cruz en Ojos Rojos, no somos ni tan buenos ni tan malos, hemos sido siempre más o menos y para dejar de serlo, hay que seguir trabajando en serio, aunque pasen décadas sin ganar nada. Si haciendo las cosas como las hicimos antes tampoco ganamos, busquemos el trabajo fundacional en serio para entender que esto hay que profesionalizarlo, se viene la Copa América y si queremos competir y no participar, no botemos a la basura este Mundial, más allá de si Marcelo Bielsa estará al frente de la Selección.

Tendencias Ahora