Lo que debes saber hoy
Jueves 12 diciembre de 2019 | Publicado a las 02:15 · Actualizado a las 04:16
Cr√≥nica del error: la noche de sangre de real asesino de joven en barricada en Ruta 5 seg√ļn Fiscal√≠a
visitas

“¬°Se lo pitiaron! ¬°Los milicos lo mataron!”, grit√≥ una de las personas que bloqueaba la Ruta 5 Sur frente a Curic√≥ la noche del lunes 21 de octubre de 2019 y que presenci√≥ c√≥mo Jos√© Miguel Uribe Antipani (25) se desvanec√≠a a un costado del camino.

El alboroto había sido causado por varios disparos. Las cuatro o cinco personas que habían bloqueado el paso y que amenazaban con lanzar piedras en caso de no detenerse, ahora corrían despavoridos. Algunos optaron por tirarse al suelo, una mujer se refugió detrás de una camioneta de servicio blanca, mientras que Uribe Antipani caía con una herida en el tórax, la que momentos más tarde le causó la muerte.

A bordo del veh√≠culo -que tambi√©n recibi√≥ dos balas- estaba C.M.M., trabajador de una empresa que intentaba enfilar hacia el norte junto a una enorme columna de autom√≥viles que le segu√≠a y quien termin√≥ convirti√©ndose en un testigo clave en la investigaci√≥n en contra de Francisco Fuenzalida Calvo, empresario de Lontu√©, que seg√ļn el Ministerio P√ļblico es realmente el autor de los disparos que acabaron con la vida del joven y no el militar como se pens√≥ en primer lugar.

En efecto, su declaraci√≥n fue vital para que la Fiscal√≠a desestimara los cargos en contra del cabo segundo de Ej√©rcito, Juan Carlos Jes√ļs Reyes (24), quien estuvo en prisi√≥n preventiva desde ocurridos los hechos.

De acuerdo a lo se√Īalado por C.M.M., justo detr√°s de √©l se encontraba un conductor a bordo de una camioneta roja, doble cabina. Seg√ļn lo se√Īalado en la audiencia de este mi√©rcoles, quien la conduc√≠a era justamente el empresario, que vest√≠a de militar e incluso luc√≠a un casco bal√≠stico.

Sac√≥ un brazo -probablemente el izquierdo- y dispar√≥ en varias oportunidades a trav√©s de la ventana, entre tres a cinco veces, declar√≥ ante la Fiscal√≠a N.G.I., otra de las personas que estuvo en el lugar, que particip√≥ del bloqueo y quien tambi√©n vio al autor con las prendas se√Īaladas.

Formalización de este miércoles | Agencia UNO
Formalización de este miércoles | Agencia UNO

El error

Pero esos no fueron los √ļnicos tiros que se escucharon esa noche en ese mismo lugar. Momentos antes, el cabo segundo que fue formalizado en primera instancia tambi√©n percut√≥ su arma, primero con una bala de salva y luego -aparentemente- una real.

De ahí que el principal sospechoso de la muerte de Uribe Antipani fuese el uniformado. Sin embargo, el testimonio de C.M.M. detalla que cuando los militares se habían retirado del sitio del suceso, la víctima continuaba con vida.

Más esclarecedor es el relato de otro testigo, cuyas palabras fueron citadas este miércoles durante la audiencia por la Fiscalía.

“S√≠ puedo decir que la persona que iba en la camioneta fue la que mat√≥ al joven, porque despu√©s de sus disparos la gente empez√≥ a gritar que hab√≠an matado a alguien”, asegur√≥ el declarante.

Luego de los tiros, los neum√°ticos de la camioneta roja patinaron en el pavimento y emprendi√≥ rumbo hacia el norte, abriendo paso al resto de los veh√≠culos que a√ļn esperaban poder avanzar.

Agencia UNO
Agencia UNO

Noche manchada con sangre

El empresario de Lontu√© -que fund√≥ una compa√Ī√≠a que se dedica a los movimientos de tierra- no tuvo una noche tranquila ese lunes. Al menos as√≠ lo apuntan los cargos que pesan contra √©l y que se ventilaron antes de que se conociera de su v√≠nculo con la muerte de Uribe Antipani.

Seg√ļn se conoci√≥ en su primera formalizaci√≥n, el d√≠a en que ocurrieron los hechos Fuenzalida Calvo se desplazaba por diversas calles de Curic√≥ en su camioneta Toyota Hilux roja. Portaba un pistola CZ modelo 85, calibre 9 mil√≠metros. El arma iba acompa√Īada de dos cargadores con un total de diez municiones.

Al llegar a la intersección de la Avenida Manso de Velasco con calles Merced y Estado, -asegura la Fiscalía- sin causa ni motivo justificado, disparó en varias oportunidades directamente en contra de un grupo de personas que se encontraba en el lugar.

¬ŅEl resultado? R.A.S.O. result√≥ herido en su antebrazo izquierdo, con entrada y salida de proyectil, lo que le caus√≥ una fractura y traumatismo en m√ļsculos esquel√©ticos, lesi√≥n de mediana gravedad de acuerdo al certificado de atenci√≥n de urgencia del Hospital de Curic√≥.

Una suerte similar corrió N.F.E.R. quien sufrió la fractura de su fémur, de carácter grave; mientras que M.A.Y.S. padeció un trauma torácico no penetrante.

Funeral de José Miguel Uribe | Agencia UNO
Funeral de José Miguel Uribe | Agencia UNO

Lo que Fiscalía no sabía entonces (pues suponía que había retornado de manera inmediata a su casa) es que el empresario minutos después se habría dirigido por la Alameda hasta la Ruta 5 Sur, para disparar en contra de otro grupo de manifestantes, en el que se encontraba Uribe Antipani.

D√≠as m√°s tarde, peritajes del Laboratorio de Criminal√≠stica de la PDI determinaron en un 100% de probabilidad que las balas que hirieron a R.A.S.O., M.A.Y.S. y N.F.E.R. salieron de la misma arma que da√Ī√≥ el autom√≥vil de servicio de C.M.M.

Puesto en simple, la misma pistola 9 milímetros abrió fuego en la Alameda y la Ruta 5 Sur esa misma noche.

Funeral de José Miguel Uribe | Agencia UNO
Funeral de José Miguel Uribe | Agencia UNO

Amenazas y traslado a Parral

Tras ser formalizado el 23 de octubre, Fuenzalida Calvo fue dejado en prisión preventiva. La medida cautelar debía ser cumplida en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Curicó, pero al igual que durante todo su caso hubo un vuelco.

Transcurridos sólo cuatro días desde su detención, debió ser trasladado hasta el CCP de Parral, comuna de la región del Maule ubicada a unos 150 kilómetros de donde ocurrieron los hechos.

Resulta que Fuenzalida Calvo durante su corta estad√≠a en la c√°rcel curicana sufri√≥ amenazas y un intento de agresi√≥n con agua hirviendo, seg√ļn denunci√≥.

“En esta unidad he recibido reiteradas groser√≠as y amenazas de muerte e insultos de desprecios, tanto como intentos de ataque contra mi integridad, como intento de lanzarme agua caliente contra mi cuerpo”, se lee en la solicitud que el mismo llen√≥ el 25 de octubre con su pu√Īo y letra.

asesinato

La petición fue tramitada y aceptada, llevando al imputado hasta Parral.

Este mi√©rcoles se le formaliz√≥ por el homicidio de Jos√© Miguel Uribe Antipani, da√Īos y porte ilegal de arma de fuego. Nuevamente qued√≥ en prisi√≥n preventiva.

El cabo segundo Juan Carlos Jes√ļs Reyes pudo salir en libertad.

Ahora las cr√≠ticas recaen sobre el Ministerio P√ļblico por la imputaci√≥n de un homicidio, que -de acuerdo a los √ļltimos antecedentes- no cometi√≥ y por el que estuvo preso.

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)
Tendencias Ahora