temas del día

Nacional


Gerente de Colonia Dignidad desmiente compromiso de cesar actividades turísticas

Diario El Centro
Publicado por
Envíanos tu corrección

Este jueves la gerente de turismo de Colonia Dignidad, Anna Schnellenkamp, desmintió haber ofrecido poner fin al turismo, información compartida por familiares de Detenidos Desaparecidos de Talca y Parral. Por otra parte, la encargada del área en el recinto se mostró dispuesta a abrir un diálogo para la instalación de un memorial dedicado a las víctimas de violaciones a los derechos humanos en el período de dictadura de Augusto Pinochet. Anuncio emitido en el marco de protestas de familiares de ex presos políticos torturados y desaparecidos.

Lee también: Estado de Chile declara patrimonio nacional archivos incautados desde Colonia Dignidad

Tras dos días de huelga de hambre por parte de los familiares de detenidos desaparecidos de Talca y Parral, quienes exigen el cierre definitivo de Colonia Dignidad y en especial el término de las actividades turísticas, personas se trasladaron hasta el frontis del polémico recinto para exigir el cese de actividades turísticas, y que a través de la intervención del Gobierno, se cierre permanentemente Colonia Dignidad, con el fin de destinar el recinto para crear un memorial en homenaje a las víctimas.

Myrna Troncoso, presidenta de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos de Talca, leyó una declaración, donde en parte del texto afirmó que “hemos venido con lluvia y sin lluvia, con prensa y sin prensa y seguiremos viniendo hasta que Colonia Dignidad sea un Parque por los Derechos Humanos violados brutalmente en este lugar durante décadas”, advirtió.

Archivo

Cuando se desarrollaba la manifestación, se presentó en la entrada Anna Schnellenkamp, gerente de turismo de Colonia Dignidad, quien visiblemente emocionada entregó a Myrna Troncoso un ramos de flores y dispuso toda su intención para crear una mesa de diálogo que incluya a autoridades alemanas, chilenas, familiares de detenidos desaparecidos, ex presos polícitos, y a los miembros de la comunidad de Villa Baviera, a quienes también pide reconocer como víctimas de las brutales agresiones tanto físicas como psicológicas, para en conjunto buscar la forma de mirar hacia un futuro prometedor y sin culpas, ya que tanto Augusto Pinochet, como Paul Schaffer, están muertos.

En la instancia, Anna también sostuvo que “nosotros no somos sucesores de Paul Schaffer, no somos nazis. Somos víctimas de tortura y alejamiento social. Se nos debe reconocer como tal”.

Para terminar lo que calificaron como “cierre simbólico” de Colonia Dignidad, los participantes se trasladaron hasta el río Perquilauquén, donde una placa recuerda a los asesinados en el lugar.

En la ribera se hicieron presentes algunos excolonos, como Efrain Vedder, chileno secuestrado en el hospital de la Colonia y sometido a abusos y torturas durante 30 años.

También lo hizo Winfried Hempel, abogado de unos 90 colonos que piden se les indemnice por los años en que fueron obligados a trabajar como esclavos al interior de Colonia Dignidad.

Gabriel Rodríguez, exdetenido en el recinto y participante de la manifestación, declaró que “personalmente espero que después de tantos años de movilizaciones y esfuerzos de los familiares de las víctimas se ponga fin al turismo y se inicie un proceso serio de mayor verdad, justicia y memoria sobre los horrores cometidos en Colonia Dignidad”, declaró en la jornada.

Antecedentes

Colonia Dignidad fue un centro donde se comprobaron abusos de menores encabezados por el ex líder Paul Schaffer, además de ser un recinto de asesinato y tortura para los opositores a Pinochet.

Las investigaciones también dan cuenta que sus instalaciones en la precordillera fueron usadas como lugar de detención, tortura y aniquilamiento de chilenos detenidos por los Servicios de Seguridad de la dictadura de Pinochet.

Archivo

La Justicia ha comprobado que a lo menos un centenar de ciudadanos detenidos entre Santiago y Concepción fueron sometidos a tratos crueles e inhumanos en el recinto. Al menos unos 40 de ellos fueron asesinados y enterrados en el lugar.

Según declaraciones judiciales de Gerhard Mucke, guardaespaldas de Schaffer, el año 1978 recibió órdenes de desenterrar los cuerpos, quemarlos y arrojar los restos al río Perquilauquen que pasa junto al predio.

RECTIFICACIÓN: En una primera instancia BioBioChile comunicó que Anna Schnellenkamp había anunciado el cese de actividades turísticas de Colonia Dignidad, sin embargo, esta información fue aclarada más tarde por la propia involucrada, quien negó haber hecho esa afirmación.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados