Vida
La dura historia de una joven anoréxica que sólo vivía del té verde
Publicado por: Scarlet Stuardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Advertencia de imágenes explícitas
¡Cuidado! Las imágenes de este artículo pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

Jade Wright ten√≠a s√≥lo 16 a√Īos cuando comenzaron sus problemas alimenticios. En aquel entonces la adolescente encontraba que su peso era excesivo y comenz√≥ a hacer dietas para “remediarlo”. Sin embargo, eso no fue suficiente para ella, motivo por el que decidi√≥ dejar de comer.

“Cuando vi que mis caderas se enanchaban, comenc√© a odiarlas”, cuenta al portal brit√°nico Daily Mail como la primera raz√≥n que impuls√≥ su trastorno alimenticio. “Es ah√≠ cuando empec√© a restringir mi comida hasta el punto que ya ni siquiera com√≠a ni ten√≠a hambre”, relata.

Jade Wright
Jade Wright
Jade Wright
Jade Wright

“Miraba la comida y s√≥lo pensaba en la culpa y en lo gorda que iba a ser si me la com√≠a. Disfrutaba del tiempo que pasaba sin comer”, recuerda la joven que lleg√≥ a pesar tan s√≥lo 36 kilos.

Ante el dolor estomacal que le produc√≠a el tener el est√≥mago vac√≠o, Jade decidi√≥ empezar a beber t√© verde. “Quer√≠a asegurarme de tener alg√ļn tipo de l√≠quido as√≠ que tom√© t√© verde. Sent√≠a que el agua me engordaba”, se√Īala.

Depresión y trastornos intestinales

Seg√ļn cuenta la joven, antes de sufrir anorexia, ella amaba la comida. Sin embargo, una enfermedad intestinal le hizo relacionar la comida con el dolor. Pero esto no fue el √ļnico motivo que impuls√≥ la enfermedad de Jade: ella adem√°s sufr√≠a depresi√≥n.

“Me autolesionaba con objeto de castigarme”, recuerda. Jade reconoce que cada vez que ten√≠a episodios depresivos ca√≠a nuevamente en la anorexia y as√≠, como un ciclo vicioso.

Bast√≥ s√≥lo un a√Īo para que la adolescente fuese hospitalizada por su condici√≥n. Con 17 a√Īos, Jade fue diagnosticada de anorexia y pas√≥ largas jornadas hospitalarias intentando recuperar sus fuerzas ante la enfermedad.

“Recuerdo lo miserable y horrible que era, no quer√≠a estar viva y la constante preocupaci√≥n por la comida y el peso me agotaba”, confiesa la joven que fue hospitalizada m√°s de 20 veces por la misma raz√≥n. “No ten√≠a vida, era un cad√°ver ambulante”, dice.

Jade Wright
Jade Wright

Tras 5 a√Īos siendo hospitalizada una y otra vez, a los 21 a√Īos su familia decidi√≥ internarla. “Me internaron durante dos meses y recuper√© 11 kilos. Sab√≠a que lo necesitaba, que no quer√≠a llegar a esta etapa de mi vida de esta manera”, relata.

Elegir superar su trastorno alimentario fue un desafío, pero la parte más difícil fue ver a otros adultos en su sala luchando por recuperarse.

“Fue un momento muy angustiante, ya que las salas de adultos son m√°s temibles, est√°s con adultos que han vivido con trastornos de la alimentaci√≥n y que no quieren mejorar”, admite. “Fue dif√≠cil estar all√≠ y tratar de luchar. Estuve con chicas que todav√≠a creo que morir√°n de esta enfermedad”, relata.

De la anorexia a la recuperación

Tal como relata en el portal, Jade finalmente encontr√≥ la fuerza para recuperarse en el apoyo de sus seres queridos. “Quer√≠a mejorar para mi familia, para mi madre”, reconoce Jade.

“Ella era mi mejor amiga y hab√≠a intentado tanto ayudarme durante a√Īos, nunca se rindi√≥ y no quer√≠a volver a molestarla”, cuenta y admite que quer√≠a sentirse como “un adulto normal”.

Desde ese punto en adelante, Jade ha luchado por superar su enfermedad. Actualmente tiene 23 a√Īos y si bien reconoce que “a√ļn tiene un largo camino por recorrer” est√° decidida a recuperarse por completo.

Jade Wright
Jade Wright

Seg√ļn cuenta, hoy tiene una relaci√≥n m√°s saludable con la comida y dej√≥ totalmente atr√°s a la adolescente que s√≥lo tomaba t√© verde. “Estoy comiendo y estoy feliz”, relata.

“Aunque me es dif√≠cil recordarme a m√≠ misma que no estoy gorda, recuerdo que estoy sana y viva, y cualquier d√≠a de recuperaci√≥n es mejor que un d√≠a sumergida en la anorexia”, reconoce.

Jade se√Īala que pretende a ayudar a otros j√≥venes con su historia. “Mi consejo es que tienes que comer, no hay forma de recuperarse de un trastorno alimentario sin comida”, afirma.

“No le hagas caso a la voz que te dice ‘no comas’. Haz todo lo contrario”, cuenta desde su experiencia y finaliza: “Un trastorno alimentario no se preocupa por ti, te dejar√° morir, s√© m√°s fuerte que √©l”.

URL CORTA: http://rbb.cl/izq1
Tendencias Ahora