Vida
10 cosas que toda madre debe saber
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúNadie te ense√Īa a ser madre‚ÄĚ dice un dicho que tiene mucho de cierto. Y es que la maternidad parece ser un camino constante de ensayo y error, donde se enfrentan un sinn√ļmero de altibajos.

Pero pese a no ser fácil, es invaluable la satisfacción que implica esta tarea. Con el fin de orientar a las madres y también hacer que se relajen un poco, entregamos algunos consejos de expertos

1. Puedes criar a un ni√Īo que sepa alimentarse bien

Christine Mastrangelo, dietista registrada en Wakefield (Inglaterra), explica que es bueno involucrar a los hijos en la cocina. ‚ÄúLos ni√Īos se sienten importantes cuando se les pide ayuda en la cocina, porque se enorgullecen del producto final, y adem√°s son m√°s propensos a tener una mente abierta en torno a la comida‚ÄĚ.

2. La maternidad es una curva de aprendizaje

Está bien cometer errores, lo importante es aprender de éstos y seguir adelante.

3. Deja que el padre también participe

Valerie Davis Raskin, psiquiatra de Chicago (Estados Unidos) y autora de libros de maternidad, dice que ‚Äúen esta cultura del perfeccionismo, es f√°cil caer en la trampa de ‚Äėsi no lo has hecho, no lo har√°s bien‚Äô.

Los ni√Īos quieren ser amados de diferentes maneras, y experimentar diferentes aspectos del amor. Mientras un padre no sea peligroso, es buena idea dejarlo ser‚ÄĚ.

4. Anticipa los atuendos con tiempo

Para hacer que tus ma√Īanas sean menos agitadas, planea el domingo la ropa que le pondr√°s a tu hijo durante la semana. Si a tu hijo le gusta jugar a disfrazarse, esta rutina puede convertirse en un divertido desfile de modas.

5. Ríete de ti misma

La pr√≥xima vez que encuentres cereal en tu pelo o le hables como beb√© a alguien sin pensarlo, r√≠ete. La maternidad es divertida, dif√≠cil y graciosa, disfr√ļtala.

6. Tienes permiso para decir mentiritas

Si de vez en cuando debes decir una mentirita para que tus hijos recojan sus juguetes, tomen una siesta o coman verduras, no te sientas culpable. Es parte del proceso.

7. No hay nada malo en disculparse

No es terrible que le pidas disculpas a tu hijo. Si bien los padres son ‚Äúla autoridad‚ÄĚ en la casa, pedirle perd√≥n a un ni√Īo s√≥lo es un gesto que les ense√Īa que nadie es perfecto.

De este modo, ellos comprender√°n que todos cometemos errores y es mejor reconocer y aprender de ellos, para que ambos puedan seguir adelante sin rencores.

8. No te sientas culpable por trabajar o no trabajar

Olvídate del debate actual que existe en torno a si las mujeres pueden hacer todo a la vez o hacerse cargo sólo de sus hijos, y opta por la opción que más te convenga y satisfaga. Tus hijos agradecerán tener una madre feliz.

9. La maternidad no es un deporte competitivo

Si la mayor√≠a de las madres de los compa√Īeros de colegio o amigos de tus hijos participan en actividades del colegio o del barrio, no te sientas obligada a hacerlo. Lo mejor es compartir experiencias con otras madres e incluso re√≠rse de los altibajos de la crianza, no competir.

10. Es normal que los hermanos peleen

Los ni√Īos son mucho m√°s propensos a pelear con sus hermanos que con sus amigos, y se siguen amando porque el amor incondicional define a las familias.

De acuerdo a los periodistas Po Bronson y Ashley Merryman, autores del libro ‚ÄúNurtureShock: New Thinking About Children‚ÄĚ (NurtureShock: nuevo pensamiento acerca de los ni√Īos), los hermanos que pasan m√°s tiempo juntos y pelean, son m√°s unidos en el futuro que los que jugaban por separado.

URL CORTA: http://rbb.cl/c7y2
Tendencias Ahora