Sociedad
Jueves 04 octubre de 2018 | Publicado a las 12:33
Subastar√°n carta de Albert Einstein en la que niega la existencia de Dios
Publicado por: Camilo Suazo La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Albert Einstein dijo una vez que “Dios no juega a los dados”, y algunos asumieron que era religioso. Pero una carta suya que puede alcanzar 1,5 millones de d√≥lares en una subasta insiste en que Dios no es sino “el producto de la debilidad humana”.

Escrita en 1954, un a√Īo antes de la muerte del legendario f√≠sico a los 76 a√Īos, la carta est√° en alem√°n y fue escrita por Albert Einstein desde Princeton, Nueva Jersey, al fil√≥sofo jud√≠o alem√°n Eric Gutkind, en respuesta a su libro “Escoger la vida: la llamada b√≠blica a la rebeli√≥n”.

“La palabra Dios no es para m√≠ nada sino la expresi√≥n y el producto de la debilidad humana, la Biblia una colecci√≥n de leyendas venerables pero a√ļn bastante primitivas”, escribe el f√≠sico alem√°n cuyo nombre es sin√≥nimo de genio, que alcanz√≥ la fama con su teor√≠a de la relatividad.

“Ninguna interpretaci√≥n, no importa cu√°n sutil, puede (para m√≠) cambiar nada de esto”, a√Īade el ganador del premio Nobel de F√≠sica en 1921.

La carta de una p√°gina y media ser√° subastada por Christie’s en Nueva York el 4 de diciembre. Su valor es estimado en entre 1 mill√≥n y 1,5 millones de d√≥lares (entre 670 millones y mil millones de pesos chilenos aproximadamente).

Antes fue ofrecida en subasta en 2008, y comprada por un coleccionista privado por 404.000 d√≥lares (270 millones de pesos), dijo Christie’s.

“Es una de las declaraciones definitivas en el debate de ciencia versus religi√≥n”, dijo Peter Klarnet, experto en libros y manuscritos en la casa de subastas.

Hijo de jud√≠os askenaz√≠, Einstein huy√≥ de Alemania a Estados Unidos a los 54 a√Īos, a la llegada de Adolf Hitler al poder. En su carta asegura que el juda√≠smo no es superior a otras religiones y que los jud√≠os no son el pueblo elegido.

“Para m√≠ la religi√≥n jud√≠a no adulterada es, como todas las otras religiones, una encarnaci√≥n de la superstici√≥n primitiva”, escribe Einstein a Gutkind.

“Y el pueblo jud√≠o al que con mucho gusto pertenezco, y en cuya mentalidad me siento profundamente anclado, a√ļn para m√≠ no tiene ning√ļn tipo de dignidad diferente de los otros pueblos”, dice el f√≠sico, que adem√°s de ser alem√°n obtuvo las nacionalidades suiza, austriaca y estadounidense.

“En mi experiencia, no son de hecho mejores que otros grupos humanos, incluso si est√°n protegidos de los peores excesos por una falta de poder. De otra forma no puedo percibir nada ‘elegido’ sobre ellos”, puntualiz√≥.

En octubre pasado, una nota que Einstein dio a un mensajero en Tokio que describía brevemente su teoría sobre una vida feliz se vendió en una subasta en Jerusalén por 1,56 millones de dólares.

“Aunque cartas y manuscritos de Einstein aparecen con cierta frecuencia en subastas, aquellas de importancia y significaci√≥n son raras”, dijo Klarnet.

“En un sentido amplio, es similar a la carta de 1939 a (el entonces presidente estadounidense) Franklin Delano Roosevelt advirtiendo de los esfuerzos de Alemania para construir la bomba que vendimos por dos millones en 2002, y que puede ser vista como el heraldo de la era nuclear”, a√Īadi√≥.

La carta sobre Dios ya ha sido exhibida en Shangh√°i y el p√ļblico podr√° verla en Nueva York desde el 30 de noviembre al 3 de diciembre.

Tendencias Ahora