Sociedad
La Dalia Negra: el brutal asesinato de una mujer que supera a cualquier película de horror
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El asesinato de Elizabeth Short, conocida como “La Dalia Negra”, parece sacado de una repulsiva pel√≠cula gore. La brutalidad con que fue atacada supera a cualquier mente siniestra del cine.

El cuerpo de esta aspirante a actriz de 22 a√Īos apareci√≥ mutilado el 15 de enero¬†de 1947 en Leimert Park en Los √Āngeles, California (EEUU). Hasta el d√≠a de hoy¬†no se sabe qui√©n la mat√≥,¬†pese a que decenas de personas se atribuyeron el crimen.

Esta bella chica de cabello oscuro y ojos azules nació en Boston en 1924 en una familia normal. Pero todo cambió en 1930, en plena Gran Depresión, cuando su padre se fue de la casa y simuló un suicidio. Fue así como ella y sus cuatro hermanas crecieron sólo junto a su madre en Medford.

Sin embargo, a√Īos m√°s tarde el progenitor¬†apareci√≥ en Vallejo en California y “Beth” -como le dec√≠an sus cercanos- ya con 19 a√Īos decidi√≥ ir a vivir con √©l porque estaba m√°s cerca de Los Angeles y su sue√Īo de hacer carrera en Hollywood.

Mientras so√Īaba con ser actriz, la muchacha se puso a trabajar en una oficina de correo. Pero tras tener problemas con su padre, se fue a Santa B√°rbara, donde en 1943 fue arrestada por beber alcohol siendo menor de edad. Aunque¬†polic√≠a le orden√≥ regresar a Medford, ella prefiri√≥ dirigirse¬†a Florida, estado que sol√≠a frecuentar¬†los inviernos cuando era ni√Īa para sobrellevar el asma que padec√≠a.

Elizabeth (izquierda) junto a una amiga
Elizabeth (izquierda) junto a una amiga

En Florida conoci√≥ al mayor Matthew M. Gordon Jr., ¬†de la comandancia a√©rea, con quien inici√≥ una relaci√≥n e incluso planeaba casarse, pero √©l muri√≥ en un accidente a√©reo en 1945 antes de que eso se concretara, se√Īala New York Daily News.

Tras la muerte de su novio, en 1946 Elizabeth volvi√≥ a California.¬†Durante los 6 meses anteriores a su muerte, Beth vivi√≥ cerca de los Angeles, pero no tuvo residencia fija. Estuvo en hoteles, departamentos y pensiones, probablemente por dificultades¬†para pagar, pues trabajaba como mesera y sus pocos ingresos los invert√≠a en su apariencia, con la esperanza de alg√ļn d√≠a ser reclutada por alg√ļn cazatalentos de Hollywood. Al ser blanca, de cabello oscuro y ojos azules, pensaba que pod√≠a llamar la atenci√≥n de alguien del mundo del cine.

Elizabeth y Gordon
Elizabeth y Gordon

El hallazgo del cuerpo

Tal como le adelant√°bamos al comienzo, 15 de enero de 1947 Elizabeth fue encontrada muerta en un sitio eriazo de Los √Āngeles por Betty Bersinger, una vecina del lugar. La mujer¬†caminaba¬†con su hija de 3 a√Īos a eso de las 10 de la ma√Īana cuando vio algo entre la maleza, que parec√≠a ser un maniqu√≠ roto.

Al acercarse, su sorpresa fue may√ļscula: se trataba de un¬†cuerpo femenino desnudo, por lo que decidi√≥ llamar inmediatamente a la polic√≠a.

Los informes de la √©poca se√Īalan que el cad√°ver estaba cortado a la mitad, con un pez√≥n mutilado, y la sangre drenada. Adem√°s ten√≠a un macabro corte en el rostro:¬†le hab√≠an dibujado una enorme sonrisa, cort√°ndole desde la comisura de la boca hasta las orejas.

Así fue encontrado el cuerpo de Elizabeth
Así fue encontrado el cuerpo de Elizabeth

Tambi√©n descubrieron que el cuerpo fue¬†lavado y le hab√≠an sacado el bazo, el coraz√≥n y los intestinos. Asimismo, le hicieron un peque√Īo corte en el vientre, y le sacaron trozos de los muslos para introducirlos en la vagina. Ten√≠a las piernas fracturadas, mientras en sus tobillos y mu√Īecas hab√≠an¬†marcas de cuerdas.

La autopsia revel√≥ que Short fue maniatada al menos 3 d√≠as, durante los cuales fue torturada brutalmente. En su cuerpo se hallaron huellas de golpes, cortes, quemaduras de cigarrillo y partes despellejadas. Todo eso lo habr√≠a sufrido cuando a√ļn estaba viva.

La mujer habr√≠a muerto al desangrarse las heridas de su cuerpo¬†y recibir¬†un fuerte golpe en la cabeza. Tambi√©n se encontraron¬†se√Īales de asfixia¬†.

En la zona donde apareció el cadáver se detectó una huella de un zapato masculino y algunas gotas de agua ensangrentada sobre un saco de cemento vacío.

M√°s tarde, los tabloides de la √©poca bautizar√≠an a la mujer como “La Dalia Negra” por su belleza.¬†

El presunto asesino contacta a la prensa

Seg√ļn New York Daily News, el asesino estaba molesto por la forma en que estaba siendo tratado el caso en la prensa, y mand√≥ una carta al diario Los Angeles Examiner. En el sobre¬†adjunt√≥ el certificado de nacimiento de Elizabeth, y una serie de documentos, como fotograf√≠as, mensajes, recortes de peri√≥dicos¬†sobre la muerte del mayor Gordon (el ex novio de Short), entre otras cosas.

El criminal tambi√©n envi√≥ una libreta de direcciones donde aparec√≠a el nombre de Mark Hansen, el due√Īo de un sal√≥n de baile frecuentado por la v√≠ctima. Short se hab√≠a hecho amiga de la mujer de este hombre e incluso hab√≠a alojado en su casa algunas veces. De hecho, √©l admiti√≥ que una vez intent√≥ tener sexo con Short, pero ella se neg√≥.

Elizabeth Short
Elizabeth Short

Asimismo, se contactó a otros sujetos que aparecían en la agenda, y todos contaban lo mismo: que habían salido con ella, pero que a la hora de querer intimar, ella los rechazaba. De la lista, sólo 3 fueron novios estables de la mujer.

Uno de los principales sospechosos fue Robert “Red” Manley, un hombre casado de 25 a√Īos que una vez ayud√≥ a Elizabeth cuando ella no ten√≠a donde ir. En esa ocasi√≥n, √©l la llev√≥ a dormir a un motel, pero no tuvieron sexo. Fue exculpado, luego de que su mujer comprobara que estuvo en casa los d√≠as en que transcurri√≥ el asesinato y pasara una prueba de pol√≠grafo.

El rol de la prensa

El caso se dificultó luego de que más de 60 personas -hombres y mujeres- se atribuyeran el crimen, que a esas alturas ya se había convertido en una verdadera novela sensasionalista. Asimismo, muchos acusaron a parientes de ser los culpables.

“Si el asesinato nunca se resolvi√≥ se debi√≥ a los reporteros… Estaban en √©l, pisoteando pruebas, reteniendo informaci√≥n. A la polic√≠a le llev√≥ tiempo tomar control total de la investigaci√≥n, y los reporteros recorr√≠an libremente las oficinas de departamentos, se sentaban en sus escritorios, y respond√≠an los tel√©fonos. Mucha informaci√≥n del p√ļblico no fue pasada a la polic√≠a, ya que los periodistas se apresuraban a obtener las primicias”, dijo en una ocasi√≥n Gerry Ramlow, periodista de Los Angeles Daily News.

De hecho, se frivolizaron muchos detalles, como la ropa con que fue vista por √ļltima vez, o al describirla como “una aventurera que merodeaba por Hollywood Boulevard”. Adem√°s, se hablaba de que era una libertina, cuando en realidad era s√≥lo una joven que so√Īaba con ser actriz.

Tambi√©n se dec√≠a¬†que el asesino era¬†Cleo, el padre de Elizabeth, pero √©l dijo que no la hab√≠a visto en 3 a√Īos. De hecho, se enter√≥ del asesinato luego de que un periodista lo enga√Īara para sacarle informaci√≥n de la vida de la chica, dici√©ndole que su hija hab√≠a ganado un concurso de belleza.

Steve Hodel: “Mi padre fue el asesino”

El exdetective Steve Hodel, desde 1999 y hasta el d√≠a de hoy, est√° convencido de que su padre George Hodel, un reconocido cirujano de Los √Āngeles, fue el asesino de Elizabeth Short. Tras llevar a cabo una larga investigaci√≥n, descubri√≥ un √°lbum de fotos donde aparec√≠a una mujer muy parecida a la v√≠ctima.

Asimismo descubrió que su progenitor vivió en la misma época y ciudad que Elizabeth, y algunos dicen que los vieron juntos varias veces. Además, las pistas del cadáver hacían pensar que fue manipulado por alguien con conocimientos en medicina.

Hodel también encontró testimonios de gente que vio un auto igual al de su padre en el lugar donde fue hallado el cadáver y además recuerda que éste se quedó solo en su casa de Hollywood los días del asesinato.

Por otro lado, Steve dice que su padre tenía antecedentes de comportamiento violento hacia las mujeres, pues una de sus hijas (y hermana del detective) lo acusaba de agredirla sexualmente.

El hombre también corroboró que su padre efectivamente fue uno de los sospechosos de la policía de la época, pero nunca se le comprobó nada debido a que mucha evidencia desapareció.

El exdetective cree que su papá tenía tratos turbios con la policía para ocultar procedimientos médicos ilegales y que por eso nunca lo procesaron.

El cuerpo de Short fue enterrado en el cementerio Mountain View, en California y hasta el día de hoy no se sabe quién la mató.

Su caso ha inspirado novelas, obras de arte e incluso una película protagonizada por Josh Hartnett y Scarlett Johansson en 2006.

URL CORTA: http://rbb.cl/exnt
Tendencias Ahora