Trabajadores eventuales movilizados confirmaron la aprobación de la contrapropuesta, por lo que bastaría la firma del Gobierno para poner fin al paro portuario.

En total, le medida recibió el visto bueno con un total de 210 votos a favor y 40 en contra.

El acuerdo en cuestión consiste en un préstamo de $550 mil a pagar durante esta jornada, junto a un aguinaldo de $75.000, acordándose además la entrega de una gift card de $250 mil con fecha 24 de diciembre.

En tanto, se entregará con fecha 10 de enero un bono de mantención de $750.000, que será entregado en dos plazos, logrando un subtotal (considerando los montos previos) de $1.625.000, lo que sumado a un bono por concepto de asistencia a un curso de capacitación de $400.000, cierra la cifra en $2.025.000.

Los portuarios habían llevado a cabo dicha consulta durante la madrugada de este viernes, siendo confirmada por el propio vocero, Pablo Klimpel.

Hasta el Sindicato de Estibadores llegaron representantes de la Dirección del Trabajo y de la empresa Puerto de Valparaíso, quienes actuaron como ministros de fe.

Asimismo, en las afueras de este recinto se hicieron presentes distintos gremios, como una muestra de apoyo a los trabajadores que se encuentran movilizados desde hace 34 jornadas.

“Como asamblea aprobamos la contrapropuesta que elaboramos el día de ayer, ahora falta que la firmen los ministerios y la empresa”, había expresado Pablo Klimpel a las 09:30 horas de este viernes, horas antes de esta nueva votación.

En primera instancia existió incertidumbre, pues durante una reunión de los trabajadores movilizados se habría aprobado la propuesta.

Molestia en dirigentes

Eso sí, no todos los trabajadores quedaron conformes con el acuerdo alcanzado pasado el mediodía de este viernes, generándose posiciones divididas al respecto.

“No estoy conforme con lo que pasó ahora, estoy desilusionado (…) 34 días luchando, para que llegue este momento y varios compañeros se den vuelta la chaqueta por unas lucas que necesitamos en estos momento”, expresó molesto Francisco Acosta, dirigente portuario.

Los dardos de Acosta no se detuvieron ahí, añadiendo que “de anoche a hoy día la cosa no fue muy buena. Se aprovecharon del mal pasar que tenemos la mayoría de los compañeros, justamente en la previa de navidad, llegaron con la propuesta y aquí se dieron vuelta la chaqueta muchos colegas”.

En ese sentido, sostuvo que las movilizaciones seguirán, anunciando “mientras no se firme nada, seguiremos marchando los que tengamos que marchar”.