Nacional
Viernes 26 octubre de 2018 | Publicado a las 09:10 · Actualizado a las 11:41
745 estudiantes fueron expulsados de su colegio el √ļltimo a√Īo: 49% por agredir a un compa√Īero
Publicado por: Felipe Díaz
visitas

Durante el √ļltimo a√Īo 745 estudiantes fueron echados de sus colegios de forma directa o a trav√©s de la cancelaci√≥n de su matr√≠cula; casi la mitad de estas expulsiones se produjeron por agresiones del alumno sancionado a alg√ļn compa√Īero.

Así lo muestran las cifras de la Superintendencia de Educación, recogidas por La Tercera, que detallan además que un 14% de las sanciones fue producto de violencia en contra profesores o asistentes de la educación. A su vez, el 37% fue por motivos como tráfico o consumo de drogas y porte de armas.

En medio de la contingencia a raíz de la discusión en el Congreso del emblemático proyecto del Gobierno Aula Segura, las cifras de la Superintendencia de Educación han causado opiniones dispares entre expertos.

Tras las modificaciones que sufrió en el Senado la iniciativa legal, cambió la obligación que tenía el director de un establecimiento educacional a expulsar un alumno involucrado en hechos violentos: ahora sólo tendrá la facultad de suspender al estudiante como medida cautelar mientras es investigado.

La directora de Pol√≠tica Educativa de Educaci√≥n 2020, Nicole Cisternas, dijo al matutino que las cifras de la Superintendencia de Educaci√≥n ‚Äúnos muestran que la violencia escolar es un problema y que es multidimensional. La evidencia muestra que para abordar esto se necesitan programas que contemplen a los distintos actores‚ÄĚ, y agreg√≥ que ‚Äúestos datos fundamentan toda la discusi√≥n de que Aula Segura, en su primera versi√≥n, era un proyecto insuficiente para dar respuesta a la violencia escolar‚ÄĚ

Por su parte, Ignacio Illanes, decano de la Facultad de Educaci√≥n de la Universidad de los Andes, se√Īal√≥ al mismo medio que era preciso que el Aula Segura sopesara la gravedad de los episodios de violencia, independiente de que no son la mayor√≠a ya que ‚Äúhan empezado a repetirse y perturban muy seriamente la vida escolar. Sin duda, es necesaria una se√Īal pol√≠tica y legal contra la violencia, que devuelva mayor autoridad a los directores y que acote las expresiones estudiantiles a m√°rgenes razonables‚ÄĚ.

En la misma l√≠nea con Illanes, el director ejecutivo de Acci√≥n Educar, Daniel Rodr√≠guez, explic√≥ al medio que ‚Äúlas cifras muestran que se trata de un fen√≥meno marginal, es decir, son pocas las expulsiones en comparaci√≥n al volumen del sistema, que tiene 3,5 millones de estudiantes. Y eso indica que, tal como plante√≥ el Gobierno siempre, esto es una medida extrema, no para aplicarse masivamente‚ÄĚ.

Por otro lado, Fabi√°n Guajardo, investigador de la Fundaci√≥n Nodo XXI, sostuvo que las cifras ‚Äúdemuestran el car√°cter de show que tuvo el punitivismo medi√°tico que impuls√≥ el Gobierno, porque coincide con lo que dicen otros sectores, de que la violencia va m√°s all√° de los casos que contemplaba Aula Segura, que eran marginales respecto de la violencia global en el sistema‚ÄĚ.

Asimismo, el experto agregó que se necesitan discutir nuevamente los reglamentos internos de los establecimientos para mejorar la convivencia y “contemplar los distintos aspectos de violencia que sí se han identificado en los colegios, como los desencuentros entre estudiantes y los conflictos que existen entre docentes y apoderados.

Tendencias Ahora