Economía
Miércoles 14 agosto de 2019 | Publicado a las 12:14 · Actualizado a las 12:21
Inversión Extranjera en la región aumentó en 2018: Chile entre los más atractivo para esos efectos
Por Verónica Reyes
La información es de Comunicado de Prensa
visitas

En contraste con la tendencia mundial, los flujos de inversión extranjera directa (IED) hacia América Latina y el Caribe aumentaron 13,2% en 2018 con respecto a 2017, sumando 184.287 millones de dólares, informó hoy en Santiago de Chile la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Lo anterior revierte cinco a√Īos de ca√≠das, aunque la cifra alcanzada el a√Īo pasado est√° a√ļn por debajo de los valores registrados durante el ciclo de auge del precio de las materias primas.

‚ÄúAl analizar los diferentes componentes de la IED, se observa que la recuperaci√≥n del dinamismo en 2018 no se fundament√≥ en el ingreso de aportes de capital, (…) sino en el crecimiento de la reinversi√≥n de utilidades y de los pr√©stamos entre compa√Ī√≠as‚ÄĚ, se√Īal√≥ la secretaria ejecutiva del organismo regional de las Naciones Unidas, Alicia B√°rcena.

El estudio muestra gran heterogeneidad en los resultados nacionales: En 16 países hay un aumento de las entradas con respecto a 2017 y en 15 países hay una disminución.

Por países

La mayor parte del crecimiento de la IED en 2018 se explica por las mayores inversiones en Brasil (88.319 millones de dólares, 48% del total regional) y México (36.871 millones de dólares, 20% del total).

Le siguen, en t√©rminos de monto recibido, Argentina (11.873 millones de d√≥lares, aumento de 3,1% con respecto a 2017), Colombia (11.352 millones de d√≥lares, ca√≠da de 18%), Panam√° (6.578 millones de d√≥lares, aumento de 36,3%) y Per√ļ (6.488 millones de d√≥lares, ca√≠da de 5,4%).

Las entradas a Chile (6.082 millones de d√≥lares) crecieron levemente (3,9%), pero, al igual que en 2017, los flujos de capital hacia el pa√≠s se situaron claramente por debajo del promedio de la √ļltima d√©cada, precis√≥ la Cepal.

‚ÄúEn un contexto internacional de reducci√≥n de los flujos de IED y de fuerte competencia por las inversiones, las pol√≠ticas nacionales no deber√≠an orientarse a recuperar los montos registrados a inicios de la d√©cada, sino a atraer cada vez m√°s IED que contribuya a formar capital de conocimiento y avanzar hacia patrones de producci√≥n, energ√≠a y consumo sostenibles‚ÄĚ, plante√≥ B√°rcena.

En 2018, la IED en Centroam√©rica creci√≥ 9,4% con respecto a 2017 por el impulso de Panam√°. En el Caribe, las entradas se redujeron 11,4% debido a menores inversiones en la Rep√ļblica Dominicana (2.535 millones de d√≥lares, -29%), principal receptor en esta subregi√≥n.

El 47% de las entradas de IED en 2018 correspondieron a la industria manufacturera, un 35% a servicios y un 17% a recursos naturales. Por otra parte, las megaoperaciones de fusión y adquisición transfronterizas se concentraron en Chile y Brasil, en los sectores de minería, hidrocarburos y servicios básicos (electricidad y agua).

Con respecto al comportamiento de las empresas transnacionales latinoamericanas, conocidas como translatinas, el documento de la CEPAL informa que la salida de IED desde los pa√≠ses de Am√©rica Latina disminuy√≥ en 2018 por cuarto a√Īo consecutivo y lleg√≥ a 37.870 millones de d√≥lares. El 83% de la inversi√≥n directa en el exterior procedente de Am√©rica Latina tuvo su origen en Brasil, Chile, Colombia y M√©xico.

La mayor parte del capital que ingresó a la región provino de Europa (que tiene una mayor presencia en el Cono Sur) y de Estados Unidos (principal inversor en México y en Centroamérica).

Tendencias Ahora