Blogs
Viernes 05 octubre de 2018 | Publicado a las 10:35
Por qué el juicio Luchsinger Mackay no fue un juicio justo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Por el trabajo que realizo en Amnistía Internacional tuve la oportunidad de estar personalmente observando prácticamente todo el camino judicial contra los 11 imputados en el caso Luchsinger Mackay. Desde que visité a la machi Francisca Linconao en la cárcel de Temuco, en octubre de 2016, empezó un largo camino de conocer de este proceso judicial.

Estuve presente en m√ļltiples audiencias del juicio oral en Temuco, en sus dos versiones, convers√© con los defensores y con algunos imputados, le√≠ los fallos y estuve presente en los alegatos ante la Corte Suprema.

Tras todo esto, luego de analizar la informaci√≥n y registrar las conclusiones en el informe ‚ÄúPre-juicios injustos. La criminalizaci√≥n del pueblo mapuche a trav√©s de la ley antiterrorista‚ÄĚ, me quedo con una gran sensaci√≥n de profunda inseguridad. Me resulta aterrador constatar que actualmente hay tres personas en Chile -Jos√© Tralcal Coche, Luis Tralcal Quidel y Jos√© Peralino Huinca- que est√°n condenadas, dos de ellas a prisi√≥n perpetua tras un juicio injusto.

Una sabe que es posible, que el sistema no es infalible. Pero es distinto constatarlo directamente y ver el nivel de las irregularidades, al punto que detallarlas todas excedería la extensión de una columna de opinión. Por eso, me centraré en lo que hoy afecta de manera más directa la decisión de la Corte Suprema en la nulidad del juicio, que se espera para la próxima semana.

Pese a tratarse de una investigaci√≥n de un caso grav√≠simo y de alto perfil p√ļblico, esas declaraciones no se grabaron ni en audio ni en video, y se prestaron en ausencia de un abogado defensor…
- Ana Piquer

Lo principal: el testimonio de José Peralino Huinca, quien se habría autoinculpado y también había inculpado a los demás imputados en el juicio. En las dos declaraciones él estuvo solo en presencia de Fiscales y de personal de la PDI.

Pese a tratarse de una investigaci√≥n de un caso grav√≠simo y de alto perfil p√ļblico, esas declaraciones no se grabaron ni en audio ni en video, y se prestaron en ausencia de un abogado defensor. La primera vez, porque supuestamente declar√≥ como testigo y no como inculpado; la segunda vez, porque siendo inculpado supuestamente renunci√≥ a su derecho a declarar en presencia de su abogado.

La √ļnica manera en que supuestamente sabemos lo que dijo ante los Fiscales, es a trav√©s de los dichos de los polic√≠as que presenciaron la declaraci√≥n- y que declararon como testigos de o√≠das en el juicio – y una transcripci√≥n de la declaraci√≥n que, de acuerdo a peritos, usa un lenguaje que jam√°s habr√≠a sido utilizado por Jos√© Peralino, por lo cual no podr√≠a tratarse de una transcripci√≥n literal.

Quiz√° nunca sepamos exactamente qu√© le pas√≥ a Jos√© Peralino Huinca, pero s√≠ sabemos que √©l, desde ese momento en el Tribunal de Garant√≠a, ha sostenido sin variaciones que √©l no particip√≥ de los hechos…
- Ana Piquer

La √ļnica vez que Jos√© Peralino declar√≥ ante un tribunal y en presencia de sus abogados, fue ante el Juzgado de Garant√≠a; oportunidad en que se√Īal√≥ que √©l hab√≠a sido presionado por dos polic√≠as para declarar de esa forma, que lo hab√≠an amenazado con da√Īar a su familia y su pareja. Present√≥ una querella por apremios ileg√≠timos que la Fiscal√≠a, derechamente, se neg√≥ a investigar.

Quizá nunca sepamos exactamente qué le pasó a José Peralino Huinca, pero sí sabemos que él, desde ese momento en el Tribunal de Garantía, ha sostenido sin variaciones que él no participó de los hechos ni vio que nadie participara en ellos, dejándolo, como mínimo, como un testimonio poco creíble y -mucho más grave- como un testimonio que pudo haber sido obtenido de manera ilegal y que la Fiscalía, pese a tener conocimiento de ello, no sólo no investigó la ilegalidad, sino que además insistió en utilizar ese testimonio como principal prueba de cargo.

Y el tribunal le dio valor a esta prueba pese a todo, siendo que, al analizar en detalle la sentencia, esta es la √ļnica prueba concreta de que Jos√© y Luis Tralcal, y el propio Jos√© Peralino, hayan participado en los hechos. Todo el resto de la prueba permite probar los hechos, pero no la participaci√≥n.

¬ŅQu√© nos dice un sistema en el que pese a que se denuncia la ilegalidad de la obtenci√≥n de la prueba, esta no es investigada? ¬ŅQu√© se puede pensar si la Fiscal√≠a usa esa prueba de todas formas, el tribunal le da validez y la utiliza como principal argumento para condenar a dos personas a estar en la c√°rcel de por vida?

…Esto aument√≥ mi sensaci√≥n de inseguridad: ya son dos pruebas en el mismo juicio en que sucedi√≥ algo similar.
- Ana Piquer

Esto se agrava si se considera que hubo otra prueba, cuya ilegalidad fue denunciada por el propio abogado defensor (quien incluso acusó la existencia de un montaje) y que la Fiscalía tampoco investigó y que también la utilizó como prueba de cargo: el allanamiento a la casa de la machi Francisca Linconao. En este caso, el tribunal sí declaró que el allanamiento fue ilegal y la machi Francisca fue absuelta dos veces. Sin embargo, esto aumentó mi sensación de inseguridad: ya son dos pruebas en el mismo juicio en que sucedió algo similar.

Y para terminar, el fallo utiliza argumentos que muestran una evidente estigmatizaci√≥n en contra del pueblo mapuche. El fallo revisa reportes de tr√°fico telef√≥nico entre los distintos imputados, concluyendo que hubo llamadas entre n√ļmeros supuestamente atribuibles a los condenados en fechas previas a los hechos. Aunque no se sabe el contenido de esas conversaciones, concluye que debe haber sido para concertar el delito. El fallo analiza el testimonio de ‚Äútestigos de contexto‚ÄĚ, empresarios de la zona que relataron c√≥mo el asesinato del matrimonio tiene caracter√≠sticas similares a otros ataques incendiarios previos (en los que los imputados no tienen responsabilidad) que, en su opini√≥n, buscan amedrentar a los propietarios y empresarios. A partir de eso, se concluye que debe haber habido una intenci√≥n terrorista.

¬ŅC√≥mo se llega a esa conclusi√≥n aventurada? Solo se explica porque los imputados son mapuche, porque al ser mapuche, y bas√°ndose en ciertos estereotipos, se considera plausible que hayan querido concertar un delito con intenci√≥n terrorista a partir de antecedentes que en ning√ļn caso lo evidencian. Justamente una de las razones por las cuales la Corte Interamericana conden√≥ al Estado de Chile en el caso Norin Catriman: por fallar basado en estereotipos en contra del pueblo mapuche en una sentencia muy similar a √©sta. De hecho, Amnist√≠a Internacional solicit√≥ una audiencia tem√°tica ante la Comisi√≥n Interamericana de Derechos Humanos para abordar este tema y presentar las conclusiones a las que lleg√≥ tras la observaci√≥n del proceso judicial en el caso Luchsinder Mackay y caso Iglesia.

¬ŅY por qu√© lo observado en este juicio me asusta? ¬ŅPor qu√© me deja con sensaci√≥n de inseguridad?

Porque esto le puede pasar a cualquiera. Quiz√° no por ser mapuche, pero por ser pobre, por vestirse distinto, por ser mujer, por protestar p√ļblicamente. O por conocer o ser pariente de personas mapuche, por las personas mapuche con las que he hablado por tel√©fono.

Una persona es hostigada, la presionan y amenazan para que declare, y cualquiera puede terminar condenado a partir de eso, sólo porque se dan ciertas circunstancias que calzan con ciertos estereotipos. Eso es grave. Permitir eso una vez, significa inseguridad para todos.

Ana Piquer
Directora ejecutiva de Amnistía Internacional Chile

Amnistía Internacional Chile
Amnistía Internacional Chile
Tendencias Ahora