Artes y Cultura
Martes 02 julio de 2019 | Publicado a las 20:08 · Actualizado a las 14:52
Crónica de una muerte: el panorama tras la salida de BancoEstado del cine chileno
visitas

El diputado Marcelo Díaz informó a través de su cuenta twitter que el Banco del Estado dejará de apoyar en cine chileno y que citaron a altos directivos del Banco del Estado para explicar esta medida.

Esto se suma a una larga lista de puntos en contra del cine chileno (como falta de pantallas, de espacios en la televisi√≥n, de difusi√≥n, de formaci√≥n de audiencias, de estrategias) que contrasta de manera chocante con la gran cantidad (y categor√≠a) de premios que ha obtenido en los √ļltimos a√Īos.

Por un lado el cine chileno gana premios internacionales muy valorados, por el otro los espectadores locales caen a niveles impensados y, con ello, los financiamientos se diluyen.

Este a√Īo es muy probable que el cine lleve m√°s de treinta millones de espectadores, batiendo r√©cords, mientras el cine chileno es posible que no llegue a los cuatrocientos mil. En otras palabras, que el cine chileno, en Chile, est√© en torno al 1,3% de la taquilla.

Cine Chileno: gran marca internacional, pésima marca local

Gloria, Una mujer Fantástica, Historia de un oso, Allende mi abuelo Allende, La nana, Violeta se fue para los cielos, El club, La buena vida, La vida de los peces son sólo algunas de la larga lista de cintas chilenas que han ganado importantes premios.

Y no son pocos los festivales que han tenido ediciones con el foco en el cine chileno…

Sin embargo, a nivel local, cine chileno se asocia a pel√≠culas mal hechas, lentas y centradas en la dictadura, lo que refleja una mirada muy antigua y que, quienes as√≠ opinan, no s√≥lo no han visto cine chileno de los √ļltimos a√Īos. Tampoco se han informado sobre √©l.

Este mal concepto del cine chileno est√° muy arraigado, al punto que los diversos premios internacionales no han logrado revertirlo. Lo anterior debiera llevar a generar una estrategia que permita apreciar al cine chileno en su justo valor.

Chile, un país que no se quiere ver

El cine puede ser s√≥lo entretenci√≥n, y eso claramente funciona a nivel de taquilla en un mundo y en un pa√≠s que parece que necesita distraerse, abstraerse de la realidad y los problemas. En esto, el cine chileno no es bueno, porque rara vez logra comedias sin contenido que sean buenas, que lleven p√ļblico (podemos mencionar -con pudor- algunas de Nicol√°s L√≥pez, Boris Quercia, Kramer, Diego Rougier… y El regalo, buena comedia de Cristi√°n Galaz y Andrea Ugalde)). Y resultan ser cintas desechables.

En la otra vereda, est√°n las cintas premiadas (y muchas m√°s, mediocres), que ponen temas de la historia reciente pero en su mayor√≠a temas actuales, contingentes, que llevan al espectador a mirar el pa√≠s, su realidad. O simplemente invitan a mirar con otras perspectivas (Rey de Niles Atallah, La casa lobo de Joaqu√≠n Coci√Īa y Crist√≥bal Le√≥n, por ejemplo).

Parece que los espejos que son el cine chileno no nos gusta. Es cierto que muchas veces no son buenos estos “espejos”. Pero pareciera que, en verdad, lo que no nos gusta es lo que vemos en esos espejos. No nos gusta vernos, no queremos aceptar lo que nos refleja, lo que nos proyecta.

Entonces es mejor ver comedias y acci√≥n que no nos interpelan. Pel√≠culas coreanas, norteamericanas… de cualquier lado y tema que no nos haga “vernos”.

Pantallas y formación de audiencias

¬ŅC√≥mo puede tener p√ļblico el cine chileno si no tiene pantallas? O est√° relegado a pantallas secundarias y, si no tiene espectadores el primer fin de semana, las sacan… Qu√© posibilidades tiene el cine -y la cultura- cuando en general (dirigentes, l√≠deres, etc) se habla de cualquiera cosa irrelevante menos de √©l.

Qué cine, para quiénes

Es evidente que el mercado chileno es peque√Īo. ¬ŅPor qu√© as√≠ como se han creado mecanismos de colaboraci√≥n para realizar cine no se crean estrategias para ampliar el mercado del cine latinoamericano a Latino Am√©rica?

Por otro lado, ¬Ņpor qu√© no se fija una estrategia para desarrollar cine dirigido a p√ļblicos estrat√©gicos? ¬ŅSe puede tener un p√ļblico af√≠n al cine chileno si no se forma desde los primeros a√Īos? Entonces, ¬Ņpor qu√© no se han creado mecanismos para fomentar el cine chileno infantil, familiar y juvenil?

En qué se invierte

Se invierte en producci√≥n y en difusi√≥n internacional. Pero, ¬Ņqu√© se hace en concreto por aumentar el p√ļbLico local? ¬ŅCu√°l es el aporte concreto de CinemaChile en la imagen ‚Äúinterna‚ÄĚ? ¬ŅEs sustentable el cine chileno sin p√ļblico en Chile?

Tal vez el mayor error en estos a√Īos es que se ha invertido para lograr mejorar mucho la calidad de las cintas y mejorar la ‚Äúindustria‚ÄĚ, pero no ha habido una estrategia en el tiempo para relacionar esas pel√≠culas con el p√ļblico. Y no se ha preparado ese p√ļblico con esas pel√≠culas que no pueden competir con Hollywood.

Y el mayor pecado es la ‚Äúflojera‚ÄĚ, el espacio de ‚Äúconfort‚ÄĚ al que han accedido algunos funcionarios, directores y productores, a sabiendas que, lo que vemos hoy, ven√≠a gest√°ndose hace a√Īos.

Tendencias Ahora