Tecnología
Los ni√Īos tienen menos alergias cuando viven en contacto con el polvo
Publicado por: Agencia SINC
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un estudio, publicado en la revista Science, demuestra c√≥mo el aire polvoriento o el aire de las granjas lecheras es capaz de prevenir alergias en ni√Īos. Los resultados fueron confirmados in vitro en c√©lulas humanas.

‚ÄúRevelamos un v√≠nculo entre el polvo de las granjas y la protecci√≥n contra el asma y las alergias‚ÄĚ, explica Bart Lambrecht, coautor del estudio e investigador en la Universidad de Gante (B√©lgica). Para ello, los cient√≠ficos expusieron ratones al polvo de granjas procedentes de Alemania y Suiza.

Los experimentos realizados permitieron confirmar que los ratones estaban totalmente protegidos de la alergia a los √°caros de polvo, ‚Äúla causa m√°s com√ļn de alergia en humanos‚ÄĚ, declara Lambrecht.

La protecci√≥n de los ni√Īos a las alergias se produjo por la exposici√≥n regular a part√≠culas bacterianas y a polvo de granja, ya que se mitigaron sus respuestas inmunol√≥gicas inflamatorias. Seg√ļn los cient√≠ficos, el polvo de granja hace que la membrana mucosa del interior del tracto respiratorio reaccione menos severamente a al√©rgenos como los √°caros de polvo.

Como causa de este efecto protector, el trabajo involucra una enzima antiinflamatoria en particular, la A20. ‚ÄúEl cuerpo produce esta prote√≠na cuando entra en contacto con el polvo de granja. Si se inactiva la A20 en la membrana mucosa de los pulmones, el polvo ya no es capaz de reducir la reacci√≥n al√©rgica o asm√°tica‚ÄĚ, concreta Hamida Hammad, coautora y cient√≠fica en el mismo centro que Lambrecht.

Por ello, los hogares con animales de compa√Ī√≠a, as√≠ como las granjas lecheras ‚Äďdonde los ni√Īos respiran polvo con altas dosis de part√≠culas f√ļngicas, bacterias procedentes de los establos o endotoxinas, es decir, toxinas presentes en las membranas externas de algunas bacterias‚Äď, previenen las alergias, a pesar de que todav√≠a se desconoce c√≥mo.

Experimento en ratones

Ahora, los autores de este trabajo han arrojado luz a este misterio. Los investigadores sometieron ratones a endotoxinas cada dos días durante dos semanas. A continuación, los expusieron a ácaros de polvo causantes de alergias en el hogar, que suelen ocasionar asma en los humanos.

Así, descubrieron que los ratones que habían estado sometidos de forma regular a endotoxinas no desarrollaron manifestaciones alérgicas, mientras que los ratones de control sí lo hicieron.

Para los cient√≠ficos, ‚Äúparece que la exposici√≥n a endotoxina protegi√≥ a los ratones al detener la capacidad de las c√©lulas epiteliales del pulm√≥n de los animales de generar mol√©culas proinflamatorias, a pesar de que este efecto protector solo funcion√≥ en presencia de una buena copia de la enzima A20‚ÄĚ.

Hacia una futura vacuna

Con el fin de confirmar la presencia de A20 en este efecto protector, los investigadores recurrieron al uso de muestras de biopsias de pulmón de adultos sanos y de asmáticos.

Tras una exposición regular a endotoxina, las células de humanos sanos generaron menos moléculas inflamatorias características de las alergias que sus equivalentes asmáticos, en los que los niveles de A20 también fueron más bajos.

‚ÄúTambi√©n evaluamos a un grupo de 2.000 ni√Īos que se estaban criando en granjas y encontramos que la mayor√≠a de ellos estaban protegidos. Los que no lo estaban y segu√≠an desarrollando alergias ten√≠an en realidad una variante gen√©tica del gen A20 que provocaba un fallo en la prote√≠na A20‚ÄĚ, subraya Lambrecht.

En la actualidad, los científicos tratan identificar la sustancia activa en el polvo de granja responsable de proporcionar esa protección. Una vez que se identifique, el desarrollo de una medicina preventiva contra el asma será el paso siguiente.

‚ÄúDescubrir c√≥mo el polvo aporta este tipo de protecci√≥n nos encaminar√° hacia el desarrollo de una vacuna contra el asma y nuevas terapias para prevenir alergias. Sin embargo, a√ļn necesitamos varios a√Īos de investigaci√≥n antes de que estos avances lleguen a los pacientes‚ÄĚ, concluye Hammad.

Tendencias Ahora