Economía
Nueva arremetida del TPP: busca extender exclusividad del derecho de autor a un siglo y medio
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Aunque sus negociaciones debían finalizar en 2012, el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), promovido por Estados Unidos, se ha convertido en un verdadero pantano para sus proponentes.

Anunciado como un tratado que favorecer√≠a el comercio de 12 naciones con presencia en el Pac√≠fico -entre ellas M√©xico, Per√ļ y Chile- el secreto en el cual se han discutido sus normas y la denuncia de que muchas de ellas resultan abusivas para rubros como la salud, la internet o la cultura, han provocado la tenaz resistencia por parte de grupos activistas y ONGs.

Fue esta presi√≥n la que hizo que en nuestro pa√≠s a fines de 2013, el Congreso decidiera detener la firma del acuerdo, junto a una declaraci√≥n p√ļblica donde 34 diputados y 15 senadores exig√≠an mayor transparencia en las negociaciones.

Sin embargo esta semana la Electronic Frontier Foundation (EFF), organización internacional de defensa de los derechos digitales, advirtió que las negociaciones seguían en marcha y ya se había logrado que todas las naciones involucradas adhirieran al periodo de exclusividad del derecho de autor vigente en Estados Unidos.

Esto significa que un libro, canci√≥n, pel√≠cula, programa de software o cualquier otra obra intelectual, seguir√° estando atada a los propietarios de sus derechos de explotaci√≥n durante toda la vida del autor m√°s otros 70 a√Īos. Es decir, en la pr√°ctica, durante un siglo y medio.

Sorprendentemente, en Chile esto no es novedad: ya en 2003 aprobó sumarse al estándar estadounidense.

“Por esto quiz√° el aumento parezca marginal para el caso chileno, pero sus efectos son bastante m√°s amplios. Este es s√≥lo uno de muchos puntos en que el TPP retira del control de los Estados, fijando un nuevo est√°ndar que va m√°s all√° de los 50 a√Īos que fijan los tratados sobre propiedad intelectual. La opini√≥n de la ciudadan√≠a en tal sentido, se vuelve cada vez m√°s irrelevante”, explica el abogado y director de contenidos de la ONG Derechos Digitales, Juan Carlos Lara.

¬ŅA qui√©n afecta realmente la extensi√≥n de estos plazos?

Aunque las empresas que basan sus activos en la propiedad intelectual -como Disney- han insistido en que el aumento de plazos en la exclusividad de derechos fomentan la creatividad e innovación, existen diversos estudios que estipulan precisamente lo contrario.

Un estudio del profesor de econom√≠a digital de la Universidad Cardiff en Reino Unido, detect√≥ que estos plazos considerados excesivos acaban por provocar un da√Īo a las econom√≠as locales. De igual forma, el doctor Matthew Rimmer de la Universidad Nacional de Australia, calcul√≥ que su pa√≠s perd√≠a 88 millones de d√≥lares extra cada a√Īo, por concepto de pago de regal√≠as a otros pa√≠ses, tras la √ļltima extensi√≥n de plazos de derecho de autor aprobada por su gobierno.

“No existe evidencia alguna de la necesidad ni de la conveniencia de aumentos en los plazos de protecci√≥n. Cuando suben los a√Īos de plazo, se extiende la posibilidad de explotar las obras ya existentes, incluso de artistas que no volver√°n a crear porque est√°n muertos. No existe evidencia de que se estimule la creaci√≥n de nuevas obras mediante los aumentos de plazos, pero se insiste en aumentarlos a favor de los titulares actuales”, a√Īade Lara.

Otra arista de preocupaci√≥n es lo que sucede con las llamadas “obras hu√©rfanas”. Esto, creaciones cuyos autores fallecieron sin herederos o a quienes se les ha perdido el rastro, y cuya utilizaci√≥n en nuevas obras es ilegal s√≥lo por el hecho de estar bajo el plazo de protecci√≥n.

“Ese aumento, que ya no parece pensado en artistas, viene a agregarse a una serie de medidas ya presentes en el TPP que apuntan en un √ļnico sentido de mayor control: se suma a medidas de mayor control fronterizo, retiro de contenidos en internet, sanci√≥n a la elusi√≥n de medidas tecnol√≥gicas de protecci√≥n de acceso, nuevos delitos, entre otras, que enfatizan un sistema cada vez m√°s restrictivo, aun cuando el intercambio cultural parece no exigirlo ni necesitarlo”, afirma el abogado de Derechos Digitales.

De esta forma, Lara hizo un llamado a la ciudadanía a informarse y hacer su escuchar su opinión frente a las negociaciones del TPP.

“El aumento en los plazos de protecci√≥n, que afecta de manera distinta a los distintos pa√≠ses del TPP, es solamente una pieza en un rompecabezas mucho m√°s amplio y problem√°tico que incluye no solamente derechos de autor, sino tambi√©n nuevas reglas sobre patentes farmac√©uticas, protecci√≥n para variedades vegetales y animales, reglas que desregulan la inversi√≥n y limitan la acci√≥n estatal. Lo que podemos esperar es que el celo que a veces se muestra para la protecci√≥n de determinadas industrias, exista tambi√©n para la protecci√≥n de los intereses del p√ļblico general”, sentenci√≥.

Los actuales plazos del derecho de autor en Chile

1) La norma general ata las obras a la vida del autor m√°s 70 a√Īos a partir de su muerte.
2) Publicaci√≥n an√≥nima o pseud√≥nima, o software corporativo, 70 a√Īos desde la publicaci√≥n.
3) Obras in√©ditas, si se publica dentro de 50 a√Īos de su creaci√≥n, se sigue la regla general. Si no fue publicada, 70 a√Īos desde la creaci√≥n de la obra.

Tendencias Ahora