Vida
Dos de cada tres chilenas admite padecer alg√ļn trastorno sexual
Publicado por: Daniela Dorrego
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En nuestro pa√≠s no hay cifras actualizadas al respecto, pero algunas investigaciones realizadas en el √ļltimo tiempo revelan que el 22 por ciento de las chilenas de 40 a√Īos y el 66 por ciento de 64 o m√°s a√Īos, admiten padecer alg√ļn tipo de disfunci√≥n sexual, entre las cuales se encuentran la falta de deseo, el trastorno de la excitaci√≥n y la dispareunia.

Los sondeos dan cuenta, además, que entre el 50 y 70 % de los matrimonios en nuestro país enfrentan problemas en este campo y que dos de cada tres parejas que acuden a terapia lo hacen teniendo problemas sexuales.

Estos temas y sus implicancias fueron analizados durante el II Simposio de Sexualidad Femenina que organizó el Departamento de Especialidades de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso.

Qué es el placer, cuál ha sido la evolución la sexualidad femenina y cómo ésta puede ser vivida a plenitud por las mujeres en las distintas etapas de la vida, fueron algunas de las interrogantes que intentaron ser respondidas en profundidad durante el desarrollo del encuentro.
En el seminario intervinieron los acad√©micos y especialistas Juan Andr√©s Venegas, Liliana Contreras, Christian Thomas y Adela Herrera, quienes dialogaron animadamente con las profesionales, estudiantes y p√ļblico general.

Controversia

Entre los médicos existe controversia frente a los datos, debido a que en la sexualidad femenina hay una estructuración tal, que muchas veces se dan por sentadas cosas que no son tal. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud afirma que más de la mitad de las mujeres en edad fértil es víctima de trastornos de este tipo.

‚ÄúEsos porcentajes son muy elevados y se encuentran tambi√©n en poblaciones donde uno no pensar√≠a que es as√≠, como en Francia, donde un tercio de las mujeres entre 14 y 60 a√Īos asegura tener problemas. Ahora bien, en esas cifras puede incidir la exacerbaci√≥n del erotismo y el orgasmo, tan evidente en el mundo moderno que se ha transformado en el fin √ļltimo de la sexualidad, pero que nada tiene que ver con el derecho de la mujer a conocer su cuerpo y experimentar sin sentimiento de culpa el deseo y el placer‚ÄĚ, afirm√≥ el andr√≥logo-sex√≥logo Juan Andr√©s Venegas, profesor adjunto de la Escuela de Medicina UV y coordinador del simposio.

En ese sentido, el especialista sostuvo que es importante considerar una serie de factores y diferencias. ‚ÄúLa biolog√≠a del hombre orienta a √©ste al placer para procrear, en cambio la de la mujer es diferente; est√° asociada a la maternidad, a la crianza y no solo a la procreaci√≥n. Adem√°s, est√° sujeta a ciclos hormonales, que aparecen y que luego se acaban. Siendo as√≠, hay distintos tipos de respuesta sexual en la mujer y no una exclusiva que pueda o deba ser estandarizada‚ÄĚ.

Si bien el 78 % de las parejas en Chile est√°n dispuestas a conversar sobre este tipo de problemas con un m√©dico, a partir de los 50 a√Īos de edad s√≥lo el 38 % de los hombres y 22 % de las mujeres efectivamente lo hacen.

Para el doctor Venegas, esta situación se debe en parte a que el sistema de salud y los propios especialistas no realizan pesquisas de manera adecuada ni tampoco se preocupan por averiguar. Al punto que apenas el 10 % de los médicos pregunta a sus pacientes por la sexualidad que lleva, cuando estos acuden a consulta.

Por ello, este √ļltimo argument√≥ que una disfunci√≥n sexual solo es tal si genera un desequilibrio en el bienestar psicol√≥gico, f√≠sico o espiritual de la mujer, ya que hay casos de mujeres con una vida sexual limitada que son igual de felices que aquellas que experimentan una con gran intensidad.

URL CORTA: http://rbb.cl/b5fr
Tendencias Ahora