Sociedad
El ocho veces campeón mundial de memoria entrega las claves para pasar un examen
Publicado por: Eduardo Woo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Estudiar es una de las tareas m√°s exigentes que tenemos dentro de nuestra etapa universitaria. Acudir a la biblioteca, sacar libros, dar con res√ļmenes, gu√≠as y cu√°nto m√°s del tema que pas√≥ el profesor en clase.

Incluso leyendo todo lo que nos aparezca, de nada servir√° si no tomamos de ello apuntes, ya que “act√ļan como un filtro que nos ayuda a concentrarnos en lo importante, asignan prioridad a los asuntos de m√°s trascendencia, y prescinden de las frases de relleno”.

Quien dice eso es Dominic O’Brien, reconocido mnemonista brit√°nico, ocho veces campe√≥n de memoria y autor de varios libros con t√©cnicas de recordaci√≥n.

La √ļltima de sus obras habla precisamente de los estudios, con un titular m√°s que llamativo: “C√≥mo aprobar los ex√°menes”. En una entrevista con el diario espa√Īol ABC, explica algunas de las t√©cnicas de estudio, que te contamos a continuaci√≥n.

En primer lugar, hace una distinci√≥n entre los tipos de estudiantes que hacen apuntes, seg√ļn su forma. Est√°n “los reporteros”, aquellos que intentan anotar cada detalle y palabra emitida por el profesor, cosa de evitar perder cual dato. Sin embargo, cae en una ensalada de anotaciones que se hacen imposible de descifrar.

Tambi√©n est√° el “fren√©tico”, es “el que se recrea en dibujar un laberinto de flechas, cajetines y m√°s flechas que apuntan a todas partes. No es la clase de persona que te gustar√≠a tener como controlador a√©reo mientras el avi√≥n en el que viajas se dispone a tomar tierra”, bromea O’Brien.

Otro que se suma a este tipo de estudiantes con sus anotaciones, es el “dibujante consciente”. “Tambi√©n recurre a los organigramas de flechas y cajetines, pero con m√°s orden, procurando que todos los lados sean de la misma longitud, y que los tri√°ngulos y rombos aparezcan perfectamente trazados. Pero el af√°n de exactitud geom√©trica le hace olvidar las asociaciones relevantes y la jerarqu√≠a de los datos”, comenta.

Antes de dar el gran consejo, detalla que los apuntes lineales no son de su gusto, puesto que “uno tiene que funcionar a raz√≥n de una idea por vez“.

“Cuando has empezado una frase, hay que continuar hasta el final. Y en demasiadas ocasiones no se saca nada en limpio. Nuestros cerebros no funcionan de esa manera: son ‘multidimensionales’”, explica, por lo que de plano recomienda los mapas conceptuales.

Para ello, aconseja “manifestar el asunto en forma de una imagen central”. Esto es: “los temas principales irradian de esa imagen dando una formaci√≥n de √°rbol. Cada rama responde a una etiqueta, una forma y un color propio. De cada rama pueden irradiar otras ramas secundarias, identificadas por una imagen y/o una palabra clave. Despu√©s, las ramas principales o secundarias pueden interconectarse, en funci√≥n de la intensidad de las asociaciones que existan entre ellas“.

El mapa conceptual, contin√ļa, es algo que “ayuda a nuestro cerebro para que consiga representarse la informaci√≥n pertinente en su integridad. Es, de hecho, un m√©todo pedag√≥gico en si mismo”.

Para hacerlo algo más fácil, el ocho veces campeón mundial de memoria entregó 5 claves para crear mapas conceptuales.

- Empieza con una imagen central: Es “el foco” que concentra la atenci√≥n. Por ello, se recomienda dar con una hoja grande para poder disponer todos los temas que saldr√°n desde ese centro.

- Una sola palabra por línea: por la vieja manía, querrás poner más de una pero lo mejor hacerlo en una que pueda resumir y recordarte lo específico del tema.

- Im√°genes simb√≥licas: Cuando sea posible, dibuja un elemento ya que esa imagen “no s√≥lo crea impacto visual, sino que adem√°s ayuda muy eficazmente a recordar”.

- Var√≠a con colores: “Los colores destacan. Los colores resaltan. Facilitan la coordinaci√≥n y a√Īaden car√°cter, amenidad”.

- Sé creativo: Juega un poco con las asociaciones entre palabras y otras. Una invitación a que tu mapa sea tuyo y de nadie más.

Tendencias Ahora