Notas
¬ŅCu√°nta sal necesita mi cuerpo? Especialista aclara dudas al respecto
Publicado por: Alejandra Jara
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“¬°Yo no como sal!” … es una frase com√ļn que escuchamos repetir a algunas personas que decidieron eliminar el consumo de este condimento de su dieta para tener una mejor salud.

Pero, ¬Ņes necesario eliminarla por completo o s√≥lo basta reducirla? Para terminar con las dudas, BioBioChile convers√≥ con dos especialistas, quienes explicaron el rol de la sal en el organismo y la cantidad requerida para su buen funcionamiento.

“Una persona debe consumir s√≥lo 5 gramos de sodio al d√≠a, lo que equivale a una cucharadita de sal”, explic√≥ Monserrat Victoriano, Doctora en Nutrici√≥n del instituto franc√©s Agroparis Tech.

Sin embargo, verduras como la alcachofa, la acelga, el apio, la espinaca y la zanahoria contienen una concentración de sodio alta. Lo anterior junto al pan, galletas, embutidos y sopas -que la mayoría de las personas consumen cada día- sustituyen la necesidad de ingerir sal artificial.

Respecto a si es necesario eliminar la sal absolutamente de la dieta, los expertos dicen que NO, porque alterar√≠a algunas funciones en el organismo como el reparto de agua y la transmisi√≥n del impulso nervioso de los m√ļsculos, explic√≥ la nutricionista Gloria Bustos, mag√≠ster en Gesti√≥n Alimentaria y docente de la Universidad San Sebasti√°n.

En este contexto, las personas sólo deben evitar su ingesta artificial porque ya existen alimentos -como algunas frutas y verduras- que contienen sodio de manera natural y cubren las necesidades de una persona sana.

Bustos explic√≥ que la disminuci√≥n abrupta del sodio en el organismo puede derivar en una Hiponatremia, una “afecci√≥n metab√≥lica en la cual no hay suficiente sodio en los l√≠quidos corporales por fuera de las c√©lulas”, explican en la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos y que puede llegar a ser muy peligrosa si no se trata a tiempo.

Eso sí, esta condición también puede producirse por otras causas, como vómitos, diarreas, excesiva sudoración, enfermedades como la cirrosis hepática e insuficiencias cardíacas, o la introducción de diuréticos.

Las sustancias que pueden reemplazar el sabor de la sal

“Los mejores, sanos y naturales sustitutos son las especias, el uso de or√©gano, el romero, eneldo, estrag√≥n, ajo,los que no agregan colorantes, saborizantes, preservantes u otros elementos artificiales a la dieta”, relat√≥ Fica.

Agreg√≥ que si la persona a√ļn aprecia el sabor salado, lo recomendable es el consumo de sustitutos del producto sal en base a potasio, como por ejemplo la Biosal.

En este sentido, Victoriano comentó que el sabor de la sal es sólo un asunto de costumbre. Explicó que los sucedáneos mencionados contienen poca cantidad de sodio, pero poseen otras sales como el potasio, magnesio o calcio. Estos también pueden ocasionar problemas en algunos pacientes hipertensos o enfermos cardíacos.

Tendencias Ahora