Notas
Obama anunciar√° plan de retiro de tropas de Afganist√°n
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente Barack Obama ordenar√° este mi√©rcoles en la hora de m√°xima audiencia televisiva el inicio del retiro de tropas estadounidenses de Afganist√°n, que podr√≠a ser de 10.000 hombres en 2011, diez a√Īos despu√©s de la invasi√≥n.

El anuncio de la Casa Blanca podría verse también como el momento en que Estados Unidos comienza a retirarse de Afganistán tras una sangrienta guerra a veces inconsistentemente librada.

Obama continuar√° con su compromiso de retirar sus fuerzas militares despu√©s de 18 meses de haber aumentado el n√ļmero de tropas, pero aparentemente atendiendo las advertencias del Pent√°gono de que una salida demasiado r√°pida podr√≠a poner en peligro sus avances contra los insurgentes talibanes.

Un alto funcionario de defensa estadounidense dijo bajo el anonimato a la AFP que “probablemente” ser√°n retirados unos 10.000 soldados de Afganist√°n, en dos tandas, antes de fin de a√Īo.

Otros 20.000 soldados, parte del aumento de 30.000 ordenado en diciembre de 2009, se retirar√≠a a finales de 2012, lo cual significa que a√ļn una importante cantidad de tropas se mantendr√≠an combatiendo durante dos veranos m√°s en Afganist√°n.

De confirmarse, la cifra del retiro de 10.000 soldados aparece como superior a la “modesta” propuesta inicialmente por el Pent√°gono, en momentos en que Obama transita la delgada l√≠nea entre la l√≥gica pol√≠tica y la l√≥gica estrat√©gica.

El discurso de Obama, que ser√° a las 20H00 (00H00 GMT), ocurre cuando la percepci√≥n sobre la continuaci√≥n de la guerra ha cambiado tras la muerte de Osama bin Laden, otros golpes contra Al Qaida y la disminuci√≥n del apoyo de la opini√≥n p√ļblica estadounidense al conflicto.

“El presidente se dirigir√° a la naci√≥n desde la Casa Blanca para plantear su plan estrat√©gico de retiro de las tropas de Afganist√°n”, dijo su portavoz, Jay Carney.

Pero los escépticos de la guerra argumentan que tras la muerte de más de 1.600 soldados estadounidenses y a un costo de casi 10.000 millones de dólares al mes, el compromiso de Estados Unidos es insostenible en las dimensiones actuales de 99.000 tropas.

Carney calific√≥ la informaci√≥n publicada hasta ahora como una “especulaci√≥n”, en una conferencia de prensa el martes. El presidente ha “tomado una decisi√≥n”, pero le corresponde a √©l anunciarla, agreg√≥.

Durante los meses previos a la decisión de retiro, una guerra de poderes se generó entre el equipo político de Obama, el Pentágono y los legisladores, que acusan recibo de la fatiga después de una década de votar a favor de la guerra en Irak y Afganistán.

El senador dem√≥crata Carl Levin reiter√≥ el argumento de que la mejora de las condiciones de seguridad permiten a Obama traer a casa a 15.000 tropas antes de fin de a√Īo.

“Es necesario que el nivel de reducci√≥n de tropas en Afganist√°n sea importante para impulsar el objetivo: que el gobierno afgano se d√© cuenta de la determinaci√≥n de trasladar la responsabilidad principal de la seguridad del pa√≠s a sus fuerzas militares”, dijo Levin.

Otro poderoso dem√≥crata, el senador John Kerry, dijo que Obama necesita cambiar el √©nfasis de Estados Unidos en Afganist√°n. “Hemos tenido un enorme √©xito en el agotamiento de Al Qaida y de sus capacidades. Y tenemos que reflejar esto ahora en la presencia de tropas y en la definici√≥n de la misi√≥n”.

La decisi√≥n de Obama, cualquiera que sea, deber√° intentar resolver una ecuaci√≥n compleja: no comprometer los progresos “fr√°giles y precarios” registrados en el terreno, seg√ļn la propia confesi√≥n del gobierno, pero a la vez considerar a la opini√≥n p√ļblica estadounidense.

El discurso de Obama tiene lugar menos de dos meses despu√©s de que una incursi√≥n de un comando estadounidense mat√≥ en Pakist√°n a Bin Laden, jefe de Al Qaida y principal objetivo de la “guerra contra el terrorismo” lanzada por Estados Unidos despu√©s de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Al igual que durante la elaboraci√≥n de su estrategia en Afganist√°n, anunciada a fines de 2009 tras casi tres meses de consultas, Obama deber√° tomar en consideraci√≥n las relaciones entre Estados Unidos y Pakist√°n, que la Casa Blanca califica de “esenciales pero complicadas” y que el operativo contra Bin Laden tens√≥.

El esperado anuncio de Obama tendr√° lugar asimismo en un contexto de crecientes tensiones con el presidente afgano, Hamid Karzai, que no ha ahorrado palabras recientemente contra las fuerzas extranjeras.

Tendencias Ahora