elecciones 2017

Sigue aquí las proyecciones de Radio Bío Bío

Sociedad


¿Isla de gatos? 6 localidades que están completamente invadidas por una especie animal

Gatos en Aoshima | Maonooya en Youtube
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los humanos hemos colonizado la mayor parte del mundo, y en muchos sitios hemos arrasado con la naturaleza para instalar nuestras ciudades. Sin embargo, aún quedan lugares del planeta donde hay más animales que personas.

Es más, hay sitios que están invadidos por una sola especie animal, los que incluso han desplazado a los humanos del terreno.

Estos casos nos causaron curiosidad, así que recopilamos cinco islas en el mundo que se destacan por tener entre sus habitantes a más animales de una sola especie, que humanos:

1. La isla de los gatos

Gatos en Aoshima | Maonooya en Youtube
Gatos en Aoshima | Maonooya en Youtube

En Japón hay varias islas donde hay más gatos que personas, pero la más famosa es Aoshima. Se ubica al suroeste del país y allí viven 20 personas… y más de 100 gatos.

Lee también | Tashirojima y Fukuoka: las localidades japonesas cuyos principales atractivos son los gatos

La localidad es de pescadores y justamente estos fueron los que introdujeron los gatos al lugar, con el objetivo de eliminar una plaga de ratones que afectaba a sus botes.

No obstante, los felinos comenzaron a reproducirse sin control, mientras que los pobladores fueron migrando hacia ciudades más grandes, resultando en que actualmente hay muchos más animales que humanos.

Pese a su popularidad, el lugar no es un paraíso turístico. Se trata simplemente de un pequeño pueblo donde no hay restaurantes, negocios, kioskos ni ningún local similar.

La gente puede llegar ahí en un barco y jugar con los gatos, pero los habitantes no desean ser molestados por los turistas, aunque los toleran mientras los dejen en paz, explicaron vecinos a la agencia Reuters en un reportaje realizado en 2015.

2. La isla de los conejos

Okunoshima | @acameronhuff en Flickr (CC)
Okunoshima | @acameronhuff en Flickr (CC)

Además de islas de gatos, Japón también posee una isla de los conejos: Okunoshima, ubicada al suroeste del país, en la Prefectura de Hiroshima.

Sus 4 kilómetros cuadrados de terreno acogen a cientos de conejos que invadieron por completo el lugar, además de un hotel para los turistas, un campo de golf y… un museo sobre armas químicas.

¿A qué se debe la temática del museo? Lo que ocurre es que, si bien la isla está prácticamente deshabitada en la actualidad, entre 1925 y la Segunda Guerra Mundial bullía en actividad, ya que funcionó como una fábrica de armamento para el ejército de la nación nipona.

En dichas instalaciones se crearon seis millones de kilotones de gas mostaza y tóxico, los cuales eran probados en los conejos.

Tras el término de la Segunda Guerra Mundial, todos los trabajadores abandonaron la isla, pero no sin antes soltar a los conejos que quedaban en los laboratorios. Así fue como estos se reprodujeron y repoblaron el sitio, relata el medio español ABC.

3. La isla de los ualabís

Ualabí en Isla de Lambay | Colleen Connolly para ww.smithsonianmag.com
Ualabí en Isla de Lambay | Colleen Connolly para ww.smithsonianmag.com

Los ualabís son originarios de Australia, y se destacan por ser como canguros en miniatura. A diferencia de sus “hermanos mayores”, cuentan con otras características, como un pelaje más grueso que les permite soportar temperaturas más hostiles.

Sin embargo, lo más curioso es que uno de los lugares donde hay más ualabís viviendo libremente es la Isla de Lambay, ubicada en Irlanda, Reino Unido.

Allí hay entre 100 y 140 de estos animales, que comparten los 628 acres con 4 humanos que viven allí de forma permanente, un castillo y granjas. Lo curioso es, ¿cómo es que terminaron conquistando un lugar tan lejano de Australia?

Isla de Lambay | Colleen Connolly para ww.smithsonianmag.com
Isla de Lambay | Colleen Connolly para ww.smithsonianmag.com

Según relata la revista estadounidense Smithsonian, la propiedad fue adquirida en 1904 por la familia Baring, que es conocida por ser dueña de los bancos Baring Brothers, una de las compañías del rubro más antiguas de Inglaterra que quebró en 1995.

Esta familia trató de introducir a la isla varias especies exóticas de animales, de las cuales los ualabís fueron los únicos que sobrevivieron, y poco a poco fueron ocupando toda la isla.

Actualmente, los Baring aún son dueños del lugar, y el actual heredero -Alex- no vive allí de forma permanente, pero planea convertir el sitio en un recinto turístico en el futuro, de acuerdo a un reportaje de la revista neoyorquina Mental Floss.

4. La isla de los cangrejos

Invasión de cangrejos en isla Navidad | uitcases&strollers en Youtube
Invasión de cangrejos en isla Navidad | uitcases&strollers en Youtube

La isla de Navidad se ubica en Australia, y cuenta con una población cercana a los 2.100 habitantes. No obstante, los pobladores deben compartir el espacio con unos vecinos algo indeseados: millones de cangrejos.

Se trata de la especie braquiuros rojos, y normalmente el número que invade sus bosques y playas bordea los 40 millones. No obstante, en la época de apareamiento puede superar los 100 millones.

Este último sucede una vez al año, ocasión en que los cangrejos viajan desde todas partes de la isla hacia el mar.

Los vecinos deben paralizar algunas de sus actividades, pues la convivencia con sus amigos crustáceos se hace prácticamente imposible, según el periódico inglés ABC.

5. La isla de las serpientes

Lugares prohibidos en el mundo a los que jamás podrás entrar
ARCHIVO | Martin Cathrae | Flickr

La isla da Queimada Grande, más conocida como Isla de las serpientes o Isla de las cobras, pertenece a Brasil y se ubica a 32 kilómetros de São Paulo, en el océano Atlántico.

En la actualidad está prohibido el acceso de civiles al área, debido a un pequeño gran problema: como su nombre lo dice, es una isla llena de serpientes.

Tal como relata el canal Discovery, esta isla tiene una de las mayores concentraciones de serpientes en el mundo: hay cinco por cada metro cuadrado. Y no sólo eso, sino que también en este lugar habita uno de los reptiles más peligrosos: la serpiente cabeza de lanza dorada, o Bothrops insularis.

Éstas pueden llegar a medir hasta 1,18 metros y lo que hace su veneno es quemar la carne y los tejidos alrededor de la picadura. Las otras serpientes relacionadas a su familia son las responsables de causar el 90% de las muertes por picaduras que se registran en América.

6. La aldea de los zorros

Aldea de los Zorros de Zao en Japón | Kimdao en Youtube
Aldea de los Zorros de Zao en Japón | Kimdao en Youtube

Este es otro recinto ubicado en Japón y, aunque no es una isla, es muy famoso. En la prefectura de Miyagi hay una localidad llamada Zao Kitsune Mura, o Aldea de los Zorros de Zao, que está llena de estos peculiares habitantes.

El pueblito está destinado únicamente a alojar a estos animales. Allí, pueden ingresar turistas y compartir directamente con los zorros, que vagan libremente. Además, hay un mini zoológico.

En total hay zorros de 6 especies distintas en la reserva, que se ubica entre las montañas de Zao. Estos viven en casas especialmente creadas para ellos y también cuentan con espacios para recreación.

Los zorros son una especie que está muy presente en las leyendas japonesas, por lo que son un animal vinculado a la cultura del país, razón por la cual existe la aldea, según relata el portal especializado en turismo japonés Japan Travel.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados